Ciudad

UNAM descubre por qué ocurren los microsismos en CDMX: hay una falla no documentada

El Instituto de Ingeniería de la UNAM confirmó la existencia de una falla geológica que no había sido documentada en la zona de Mixcoac

Microsismos CDMX.

La reciente actividad de microsismos en la Ciudad de México se debe a la reactivación de fallas geológicas que no han sido mapeadas en la capital, y también podrían estar relacionados con el hundimiento de la metrópoli, revela una investigación del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), misma que confirmó la existencia de una falla no documentada, llamada de manera provisional “Plateros-Mixcoac”.

Dicha falla sería la causante de los movimientos telúricos del 12 de diciembre de 2023, los que provocaron grietas en el pavimento, ocho estructuras dañadas gravemente y gran número de afectaciones en más de 24 viviendas de la zona de Mixcoac. Así como de los 23 eventos sísmicos de magnitudes de 1.1 a 3.2 registrados entre el 3 de diciembre de 2023 y los primeros 10 días de 2024 con epicentros en las alcaldías Magdalena Contreras y Álvaro Obregón.

Te puede interesar: Una calle cerrada de la Álvaro Obregón fue el epicentro de los microsismos en CDMX

De acuerdo con lo documentado por investigadores de la UNAM y del Departamento de Estudios de Gestión de Desastres de la Agencia India de Investigación Espacial (ISRO), se realizó un monitoreo de la zona de Mixcoac con 15 estaciones del Instituto de Ingeniería, el Instituto de Geofísica y de la Red Sísmica de Apertura Continental (RESMAC), las cuales trabajaron de manera continua desde la tercera semana de diciembre hasta principios de febrero de este año.

Los daños ocasionados en Mixcoac motivaron la investigación titulada El Rompecabezas de la Sismicidad del Poniente de la Ciudad de México, la cual se realizó mediante interferometría [técnicas que utilizan imágenes de Radar de Apertura Sintética (SAR) para la creación de mapas topográficos y monitorización de movimientos de la superficie], y con la cual se logró detectar la falla Plateros-Mixcoac.

Falla Plateros-Mixcoac.

No te pierdas: CDMX busca gratuidad en productos de higiene para garantizar menstruación digna

Los resultados arrojaron que la distribución de la red permanente del Servicio Sismológico Nacional y la Red Acelerográfica del Instituto de Ingeniería no son suficientes para localizar los sismos en esa zona de la capital. Pero también se halló una grieta de más de un kilómetro de longitud que cruza la zona de Mixcoac.

Sobre la actividad sísmica, los investigadores sugieren que la explicación más sencilla es la reactivación de fallas geológicas que no están mapeadas en la zona, como la Plateros-Mixcoac; no obstante, no descartan que los hundimientos y la sobrexplotación del acuífero de la capital puedan ser factores que propicien la actividad sísmica en la zona.

Concentración de sismos de diciembre de 2023 a enero de 2024.

“Algunos efectos que podrían provocar la activación mencionada son la acumulación de tensión regional, el hundimiento del valle de México y la recarga del acuífero que alimenta a la zona metropolitana que en ambos casos podrían originar esfuerzos capaces de inducir los temblores”.

—  Señala la investigación del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Cabe recordar que tras los microsismos del 12 de diciembre, algunos de los habitantes de Mixcoac describieron su experiencia durante el movimiento telúrico como una “sensación de caída”. Lo anterior coincide con hundimientos detectados por la investigación en un área aproximada de dos kilómetros al norte de la grieta.

Entre la infraestructura estratégica que atraviesa en la zona en la que halló la falla está un desnivel en la interestación Mixcoac-Barranca del Muerto de Línea 7 del Metro, donde usuarios de este medio de transporte han reportado reducciones en la velocidad de los trenes. Sin embargo, aún no existe evidencia suficientes sobre los impactos de la falla Plateros-Mixcoac.

A considerar

  • La existencia de la falla Plateros-Mixcoac se corroboró de forma preeliminar por el Instituto de Ingeniería de la UNAM a través de la detección de epicentros en la zona norte de la misma, y desplazamientos verticales o hundimientos cuyo patrón es el de una falla normal.
  • Al momento, las investigaciones no han podido determinar las dimensiones, el potencial de la falla o el impacto que puede tener en las construcciones.

Sigue leyendo: ¡Justo en el cora! Fraudes amorosos y esotéricos minan cartera y sentimientos de capitalinos

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos