Ciudad

Nueve de cada 10 mujeres padecen tocamientos y arrimones en el transporte público

Solo el 15% de las víctimas de acoso tiene intención de denunciar, pero muy pocas continúan con el proceso por miedo y desconocimiento jurídico

Las mujeres sufren de acoso en el transporte público.

En la Ciudad de México al menos nueve de cada 10 mujeres han sufrido de acoso sexual en el transporte público alguna vez en su vida; sin embargo, solo el 15% de las víctimas de este tipo delito intentan presentar una denuncia y después abandonan el procesos porque no saben a quién recurrir o consideran que no resolverá nada.

Las agresiones más comunes van desde manoseos, tocamientos, besos y arrimones con fines sexuales no consensuados; así como insinuaciones e insultos con connotaciones sexuales que les resultaron ofensivos o amenazantes.

Nicolás Rosales Pallares, presidente de la Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM), indicó que en la CDMX solo una cuarta parte de las mujeres sabe que qué hacer o a dónde puede recurrir para para reportar este tipo de agresiones.

“Casi el 96% de las mujeres han tenido algún tipo de acoso y esto puede ir desde agresión verbal, física en el espacio público”, refirió Rosales Pallares, quien recordó que los datos de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) señalan que siete de cada 10 se sienten inseguras en el transporte público.

El titular de la AMTM señaló que a lo largo de los años se han implementado acciones para combatir el acoso en el transporte capitalino como el servicio Atenea de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP), espacio libre de violencia para las mujeres con más de 40 rutas; o los vagones exclusivos para mujeres en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro; sin embargo, afirmó que estas medidas no han aportado las soluciones a esta problemática.

“Se han dividido espacios o vagones para mujeres en el transporte de SCT, y también se han implementado espacios exclusivos para mujeres, pero esta no la solución. El tema va más allá tenemos que evitar ese tipo de consultas en el espacio público y reiterarlo en el transporte público”.

—  Nicolás Rosales Pallares.

De acuerdo con datos del Consejo Ciudadano Para La Seguridad y Justicia de la CDMX, al mes reciben cerca de 16 mil 800 reportes en la capital por violencia familiar, de índole sexual y acoso. De las cuales al menos 336 corresponden a casos de acoso sexual, cuyo 97% son cometidos por hombres.

Asimismo, datos de la última Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) señalan que 13% de las mexicanas son violentadas en autobús o microbús; 3.9% en el Metro; 1.5% en taxi; y 0.7% en Metrobús.

En lo que va de 2024 en la CDMX se han reportado 130 casos de acoso sexual, mientras que en 2023 los incidentes alcanzaron los mil 733, según lo documentado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

¿Cómo lo viven ellas?

Las capitalinas padecen tocamientos, arrimones e insinuaciones en el transporte público.

Ángeles ha sido víctima de acoso en el transporte público de la CDMX al menos seis veces en su vida, particularmente en el Metro y el Metrobús. Sus agresores le han hecho tocamientos en su zona íntima, le arrimaron sus partes genitales, se exhibieron ante ella o se masturbaban en público.

“Lo atribuyo al volumen de gente; la distribución de la zona de mujeres se presta un poco más a ser una opción “rápida” de abordaje en el Metrobús. Nunca denuncié, en su momento realmente no sentí que sirviera de algo”, relató a Publimetro la habitante de la alcaldía Gustavo A. Madero de 33 años.

“Un tipo eyaculó en mi pantalón”

Karina tiene 30 años y es habitante de Iztapalapa, señala que ha sido víctima de acoso “muchísimas veces” durante sus traslados en el Metro y solo en una ocasión en el Metrobús, y aunque en varias ocasiones ha sido auxiliada por otros usuarios para sacar a sus agresores del vagón, nunca ha presentado una denuncia por cuestiones de tiempo, o por el típico «”ay, ni me van a hacer caso”».

“En un par de ocasiones sí reaccioné y los demás pasajeros me ayudaron a sacarlos del vagón. En su mayoría se acercan demasiado, ya sea estando parada o sentada para restregarme todo lo que puedan. Un par de veces me han tocado las pompis, y la peor fue cuando un tipo eyaculó en mi pantalón”

—  Karina, víctima de acoso en el transporte público.

“Qué tal que viene armado”

Sonia viaja en la Línea 1 del Metrobús todos los días entre las alcaldías Cuauhtémoc y Benito Juárez, señala que cada que le lanzan supuestos “piropos” o es víctima de toqueteos se llena de rabia y frustración, pero también teme los riesgos de la confrontación.

“Cuando ocurren este tipo de cosas siento mucho enojo, frustración y asco. Cuando intento reaccionar, el responsable ya se fue o me pongo a pensar en los riesgos que podría conllevar el confrontarlo, qué tal que viene armado, reacciona de forma violenta, o si los presentes comienzan a hacer comentarios en contra de mí”

—  Sonia, víctima de acoso de 26 años.

Te dicen “loca” o se ponen agresivos

En constraste, Anahí, quien usa el transporte público para moverse entre la CDMX y el Estado de México, y también ha sido acosada varias veces en combis, autobuses y, por supuesto, en el Metro, ha optado por confrontar a sus acosadores.

«Lo único que he hecho algunas veces es confrontarlos, pero te dicen “loca” o se ponen agresivos. O las mismas señoras que creen que tú lo provocas. Pero puedo asegurar que nada tiene que ver con la ropa. Te cambia mucho ese tipo de situaciones»

—  Anahí, habitante de Ecatepec de 33 años.

“No estás sola, la lucha sigue en el transporte público”

Salvador Guerrero Chiprés y Nicolás Rosales Pallares.

Este 20 de febrero el Consejo Ciudadano Para La Seguridad y Justicia (CCSJ) de la CDMX y la AMTM echaron a andar la campaña “No estás sola, la lucha sigue en el transporte público”, que consiste en colocar carteles colocados en mil unidades de los corredores metropolitanos que circulan en la capital, mismas que promueven la Línea Mujer y Familia y el Chat de Confianza, 55 5533 5533, y la línea de emergencia *765 operada por la Secretaría de las Mujeres.

“La campaña se dirige a decirle a todas y todos que aquí hay un mecanismo específico para que tú actives lo que ya existe con el Consejo Ciudadano para erradicar la violencia familiar, el acoso sexual y el abuso”, detalló el presidente del CCSJ, Salvador Guerrero Chiprés.

A considerar

  • El transporte en la CDMX combina cerca de 4 millones de viajes de mujeres que se mueven desde la misma capital, el Estado de México y otras entidades.
  • Aunque estimaciones de la ONU señalan que el 96% de las mujeres de la CDMX han sufrido de acoso sexual en el transporte público, la cifra negra para los delitos de índole sexual ronda el 99%.
  • El Artículo 179 del Código Penal del Distrito Federal señala que el acoso sexual ocurre cuando alguien solicita favores sexuales para sí o para un tercero, realiza conductas de naturaleza sexual indeseable; o causa un daño o sufrimiento psicoemocional. Las penas van de uno a tres años de prisión.

Mujeres que sufrieron acoso y/ o violencia sexual en lugares públicos (segundo semestre de 2023)

  • Álvaro Obregón, 13.5%
  • Azcapotzalco, 12.4%
  • Benito Juárez, 14.8%
  • Coyoacán, 20.6%
  • Cuajimalpa, 12.9%
  • Cuauhtémoc, 17.5%
  • Gustavo A. Madero, 19.3%
  • Iztapalapa, 21%
  • Iztacalco, 11%
  • Magdalena Contreras, 22.2%
  • Miguel Hidalgo, 12.7%
  • Milpa Alta, 19.7%
  • Tláhuac, 12.7%
  • Tlalpan, 23.4%
  • Venustiano Carranza, 22.4%
  • Xochimilco, 18.1%

*Fuente: ENSU, porcentajes de mujeres con 18 años o más.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos