Nuevo León

Congreso exige agotar todas las líneas de investigación en los casos de desapariciones en Nuevo León

Nuevo León cerró el 2021 con 91 denuncias por trata de personas, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP)

Ante la ola de desapariciones de mujeres en el estado, la diputada local Paola Coronado exigió a las autoridades de Nuevo León que no se desestime ninguna línea de investigación.

También te puede interesar: Extiende alerta Nuevo León por desapariciones de mujeres; implementa acciones urgentes

Lo anterior en relación a la denuncia de familiares de víctimas que aseguran la existencia de bandas criminales dedicadas a la trata de personas.

“La verdad es que tenemos que saber qué es lo que está pasando para poder hacer frente a la problemática. Sabemos que son muchas y múltiples las circunstancias por las que una persona pudiera desaparecer; sin embargo, es importante que la autoridad tenga claro estas líneas de investigación para poder actuar dependiendo de cada caso”, dijo.

Al cierre del 2021, Nuevo León registró un total de 91 denuncias por el delito de trata de personas y, entre enero y marzo del presente año, suman ya 11, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

“El llamado sería directamente a las autoridades investigadoras a que de plano investiguen y saber cuál es la situación de las desapariciones y si es un tema de ese tipo atenderlo de inmediato. No queremos ni una persona más desaparecida, no debemos olvidar que detrás de cada desaparecido hay una familia que hoy está en la incertidumbre”, estableció.

La secretaria de la Comisión de Justicia del Congreso local señaló que la desaparición de personas es algo que no debería ocurrir, pero está sucediendo y lastima a muchas familias.

Dijo que desde el Legislativo lo que toca es el andamiaje legal para contribuir tanto en prevención en materia de seguridad como procuración de justicia.

Los recientes casos de desaparición y muerte de María Fernanda Contreras Ruiz, Debanhi Susana Escobar Bazaldúa y Yolanda Martínez Cadena han generado una alerta entre la sociedad.

Sin embargo, las autoridades locales han sido insistentes en descartar la existencia de una crisis de desapariciones a manos de bandas del crimen organizado.

“No hay, como se ha dicho y como se ha comentado, que en Nuevo León se esté suscitando una crisis por desapariciones de mujeres por bandas criminales. No es cierto”, destacó el Fiscal General de Nuevo León, Gustavo Adolfo Guerrero.

En el mismo sentido se pronunció el secretario de Seguridad Pública estatal, Aldo Fasci Zuazua.

“Se descarta totalmente el rumor de que haya una banda secuestrando o raptando mujeres. Eso no está pasando en Nuevo León. La mitad de los casos, como podemos ver son desapariciones por el simple hecho de que no se reportan con sus papás”, sostuvo.

Por su parte, el gobernador, Samuel García, defendió la seguridad del estado y advirtió que nadie le robará la paz a Nuevo León.

“Nos quieren en nuestro estado alimentar que es un estado inseguro”, dijo.

Pero entonces cuestionó por qué el 30% de la inversión extranjera llega a la entidad.

Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) la trata de personas se presenta cuando una persona promueve, solicita, ofrece, facilita, consigue, traslada, entrega o recibe, para sí o para un tercero, a una persona, por medio de la violencia física o moral, el engaño o el abuso de poder, para someterla a explotación sexual, trabajos o servicios forzados, esclavitud o prácticas análogas a la esclavitud.

Tags

Lo Último

Te recomendamos