Nuevo León

Es sin duda la peor crisis que ha vivido el estado, pero saldremos de ella: Samuel García

El gobernador de Nuevo León ofreció un discurso sobre la grave crisis hídrica que sufre el estado y otras zonas del mundo.

“El cambio climático hoy es una crisis climática no solo en Nuevo León.Existe a nivel Mundial”, así de contundente fue el gobernador de Nuevo León, Samuel García en un mensaje emitido la tarde de este domingo. García Sepúlveda invitó a los ciudadanos a reflexionar sobre esta crisis hídrica, al asegurar que “somos víctimas de nuestro propio éxito”. Además invitó a proteger los ríos, bosques, arroyos y áreas protegidos.

Ante esta crisis climática y escasez de agua que se vive actualmente a nivel mundial, el gobernador de Nuevo León hizo un llamado a todos los sectores de la población para crear conciencia e implementar soluciones que tengan una visión a corto, mediano y largo plazo.

En su mensaje, el mandatario citó como ejemplo la emergencia por sequía severa que enfrenta la entidad y otras regiones de la República Mexicana, como Coahuila, Baja California, Sinaloa, Sonora, Chihuahua, Aguascalientes, Querétaro y Guanajuato.

Además, hizo hincapié en la emergencia nacional por escasez de agua que golpea a Estados Unidos y en las altas temperaturas que han ocasionado fuertes incendios en países de Europa.

“Hablo de todo esto porque sé que la estamos pasando mal, pero también sé que lo vamos a resolver y lo que no podemos permitir es que salgamos sin una lección de vida, que sea una herida que se cerró o un capítulo que se terminó, tenemos que salir fuertes y pensando a futuro”, dijo.

“El cambio climático hoy es una crisis climática, por supuesto que existe, no solo en Nuevo León, no solo en el noreste de México, existe a nivel mundial; se está acabando la lluvia y se están derritiendo los Polos”.

El gobernador indicó que para salir de la escasez de agua, se necesitan diversas soluciones como el Plan Maestro para garantizar el agua de Nuevo León hasta el 2050, que favorecerá a las y los futuros gobernantes, y a las y los ciudadanos.

“Es un plan que se divide en acciones de cortísimo, corto, mediano y largo plazo, aquí te enumero algunas de ellas, tuvimos que de manera urgente actuar y hacer lo que no hicieron en 30 años, buscar nuevas fuentes al secarse las presas, echamos andar pozos someros y una vez empezar los profundos, también adquirimos un avión y tenemos prestado uno de la Fuerza Aérea para bombardear nubes y que el agua caiga justo en las cuencas y en las presas que queremos que llegue el vital líquido.

“Hemos reparado fugas diario, hemos cambiado medidores, hemos puesto reductores en casas que abusan en el consumo, obviamente y muy importante acuerdos con la industria, con el sector agrícola para que de manera temporal, espero este verano, nos cedan volúmenes de agua para abastecer el déficit de 30% que tiene la ciudad”.

También refrendó su compromiso de concluir la obra de la Presa Libertad en 2023 e iniciar la construcción del acueducto El Cuchillo 2, así como analizar proyectos como El Pánuco, la Presa Vicente Guerrero y la desalinización de agua de mar.

“Vamos a terminar el año que entra la Presa Libertad, vamos a iniciar ya para terminar el año que entra el segundo acueducto de El Cuchillo que nos va a dar el doble de agua, no vamos a descartar ningún proyecto, se analizará el tema de El Pánuco, de El Pajonal, de la Presa Vicente Guerrero y vamos a analizar todas las posibles fuentes, incluyendo para mí, la que será la del futuro: la fuente inagotable de la desalinización del agua y aquí a cientos de kilómetros poder traer de la laguna madre de Matamoros, agua potable a la ciudad de Monterrey”.

Por otra parte, García Sepúlveda invitó a la reflexión a los sectores industrial y agrícola, pues resaltó que es momento de que cambien sus procesos productivos para evitar el desperdicio de agua.

“Pedreras, refresqueras, cerveceras, acereras y toda la industria de Nuevo León, tiene que dar ese paso al frente no solo cediendo agua, lo cual agradecemos, sino cambiando procesos productivos para cada vez más usar menos agua”, mencionó.

“Lo mismo a mis amigos del sector agropecuario, lo digo con todo respeto, el sector agropecuario es el que más agua utiliza; tan solo en México el 76 por ciento del agua se consume en el mejor de los casos, en el sector agrícola”.

Al finalizar su mensaje, el gobernador de Nuevo León reiteró que los diferentes sectores de la sociedad deben sumar esfuerzos para salir de la crisis climática e hídrica que se vive en el mundo, especialmente en nuestro estado.

“Fue y es sin duda la peor crisis que ha vivido el estado, pero saldremos de ella y ahora sigue con un cambio de chip, con un cambio de mentalidad; Gobierno, sociedad, sector agropecuario, industrial, tu en tu familia, tu en lo particular, todos cambiar, cambiar la manera de pensar, cambiar nuestros hábitos para que esto no vuelva a ocurrir, para que una crisis hídrica no vuelva a pasar porque sencillamente, si queremos agua siempre, tenemos que cuidarla siempre”, puntualizó García Sepúlveda.

El mensaje completo de Samuel García

Buenas noches, hoy quiero darles un mensaje sumamente trascendente para nuestras vidas y la de nuestros hijos, y la de nuestros nietos.

Llevo semanas escribiendo un discurso, atando cabos y sobretodo estructurando ideas para decirles que la naturaleza nos está cobrando factura, hoy Nuevo León la está pagando muy caro.

Quiero decirles que al día de hoy, estamos viviendo un problema muy grande falta de agua, de escasez de agua, sencillamente las presas se secaron, el acuífero está abatido, los pozos no dan abasto porque el acuífero le queda muy poco que dar, no ha llovido ni la mitad del promedio los últimos cinco años, y el calor cada vez está peor.

Por si fuera poco, cada vez somos más en esta ciudad, somos víctimas de nuestro éxito, como hay empleo, hay trabajo, cada vez nos llega más gente, más la natalidad propia de los neoloneses; estamos creciendo mucho y llevamos décadas de gobiernos que no vieron a futuro, que no planearon y que no tenían una proyección hídrica.

Para demostrar lo anterior, la semana pasada el Gobierno Federal emitió un acuerdo que les voy a leer, su título es: Acuerdo de Carácter General de Inicio de Emergencia por ocurrencia de sequía severa, extrema o excepcional del año 2022.

Te preguntarás por qué se publicó este acuerdo, aquí te voy a dar algunas razones, primera: siete de cada 10 municipios de México, imagínense, son 2 mil 550 municipios; el 70 por ciento no tiene capacidad de llevar agua potable a su población.

Segundo: hay ciudades en sequía extrema, Mexicali, Ensenada, Hermosillo, Guaymas, Nogales, San Luis del Río Colorado, Nuevo León prácticamente, la mitad de los municipios en sequía excepcional, otros en extrema y algunos afortunados en moderada.

Hay estados como Chihuahua, Coahuila, Aguascalientes, Querétaro, Guanajuato y Nuevo León que están prácticamente secos, entre el 70 y 95 por ciento de sus municipios enfrentan algún grado de escasez.

Tan solo en Sinaloa, dos de cada tres municipios padecen este problema, hace unos días me aterró ver en las noticias que hay muertos en Mexicali por altas temperaturas, las sequías, la falta de lluvia, la escasez de agua y las altas temperaturas no son privativos de México, sucede en todo el mundo.

Cuál es problema, que hoy la humanidad enfrenta tantos problemas y crisis, Covid, Omicron, recesión, inflación, guerra de Rusia, falta de suministros, pelea comercial China- Estados Unidos, migración, movilidad, inclusive inseguridad que nos distraen que lo que para mí es lo más importante, ya no es el cambio climático, es la crisis climática y la afectación en la escasez de agua.

Por ejemplo, aquí el vecino del norte, Estados Unidos; en Estados Unidos, California y Arizona decretaron ya emergencia por escasez de agua, en los

Estados Unidos las presas también se están secando, como ejemplo la presa Meade que abastece a toda Nevada y la cosa no para ahí, el calor y sequía están provocando graves fallas de energía, lo que está afectando su soberanía energética, varios estados de Norteamérica están imponiendo restricciones y cortes de agua.

Quién iba a pensar que Estados Unidos llegaría a estas consecuencias, pues así estamos, hace unos días en el chat de mi familia nos compartieron videos de cómo ganado se cae como bulto por golpes de calor en Texas, inclusive trae trailas y remolques sacando el ganado de Texas, llevándolo a tierras más propicias para su cuidado, y no todo es el sur de Estados Unidos.

Hay un estudio muy ejemplificado de Bearkley, que se viene la peor sequía del sur de Estados Unidos y Norte de México en los últimos mil 200 años, no todo es Texas, Arizona, California; también en Hawái, la crisis climática en un lugar extremo tropical generó en 2016 una nevada m, cayó nieve en Hawái.

Los osos polares de Alaska, como se ha derretido el hielo en su lugar de origen han migrado a Rusia, Estados Unidos hoy no está salvo de la crisis climática ni la sequía.

Ahora bien, para quienes gustan comparar siempre con países europeos, aquí les doy otros datos: Portugal, España y el sur de Francia están sufriendo una ola de calor nunca antes vista, tan solo en España las temperaturas han alcanzado los 45 grados, hace unos días vimos pasajeros de un tren en noticias internacionales que tuvieron que ser evacuados porque quedaron capturados en un incendio.

En Reino Unido por primera vez en su historia se lanzó una alerta roja de calor, llegaron a los 40 grados y las consecuencias son trenes cancelados, pistas de aterrizaje derretidas, incendios por todos lados y vías que se deforman por el calor.

Las altas temperaturas han provocado una serie de incendios en varios países europeos y el problema no queda ahí, llega incluso al Mediterráneo, donde países como Turquía están padeciendo las mismas consecuencias, y así como Norteamérica, Europa, Asia, Australia ha llegado a márgenes de verano donde sostenidamente alcanzan los 50 grados centígrados, todos fuimos testigos de los grandes incendios que hubieron y como los canguros de Australia muchos fueron devastados por este calor.

Obviamente no me puedo quedar atrás de los Polos, por si fuera poco en el Ártico, dónde el frío debería de ser la constante se han reportado temperaturas de más de 30 grados, imaginen que los Polos se están derritiendo, ese es el tamaño del problema que vive el mundo con la crisis climática.

Hablo de todo esto porque sé que la estamos pasando mal, pero también sé que lo vamos a resolver, y lo que no podemos permitir es que salgamos sin una lección de vida, que sea una herida que se cerró o un capítulo que se terminó, tenemos que salir fuertes y pensando a futuro.

El cambio climático hoy es una crisis climática, por supuesto que existe, no solo en Nuevo León, no solo en el noreste de México, existe a nivel mundial, se está acabando la lluvia, se están derritiendo los Polos.

Si no fuera cierto, entonces díganme por qué Biden, el Presidente de Estados Unidos, acaba de destinar 2 mil 300 millones de dólares para enfrentar el cambio climático tan solo en su país, simple y sencillamente estamos pagando todo el abuso que por décadas y siglos le hicimos al mundo; la naturaleza nos está cobrando factura y nos lo dice a gritos.

Voy a poner algunos ejemplos, la forma en qué estamos terminando con nuestros recursos naturales, la forma en que contaminamos de manera desmedida desde las ciudades, el crecimiento desenfrenado de la población, un desarrollo urbano desordenado y un desequilibrio total entre población, sector agrícola, industrial y otras fuentes de consumo de agua.

Por eso hoy Nuevo León y el mundo debemos ser resilientes, cambiar nuestras prácticas, hoy para Nuevo León, para México y para el mundo debe ser prioridad por encima de toda crisis y coyuntura, cuidar los ecosistemas, cuidar las áreas naturales.

Debemos proteger nuestros ríos, nuestros bosques, nuestros arroyos, áreas naturales protegidas, mantos freáticos, presas, hoy cuidar el medio ambiente es de vida o muerte, por eso creamos la Secretaría de Medio Ambiente, por eso vamos por el impuesto verde, por eso combatimos las pedreras que se comen cerros y por eso vamos muy agresivos contra todos los factores de contaminación, porque este nuevo Nuevo León tiene como prioridad la naturaleza y somos un pueblo verde.

En todo el mundo se están acabando las fuentes de abastecimiento, muchos se aventuran ya en decir que las siguientes guerras serán por el agua, yo no quiero verlo de manera catastrófica, pero sí pedir que hay que cuidar el agua.

Si se seca una presa, imagínense como está de seco el manto acuífero, si no hay agua arriba, no hay agua abajo, la solución no es ni debe ser de dónde saco más agua, cuántos ductos toca poner para traer más agua, esa no es la respuesta, la solución es cómo le hacemos para que el agua que tenemos dure más, se distribuya mejor y pueda llegar a las siguientes generaciones.

Por eso tienen razón todos los amigos especialistas, Greenpeace, que me escriben para decirme: Samuel, la solución no son tubos, la solución no es dinero para más ductos, la solución es una nueva forma de abordar, una nueva forma de pensar, una nueva forma de cuidar el agua y el medio ambiente.

Lo sostengo y lo confirmo, estoy convencido, por lo que me ha tocado vivir como Gobernador de Nuevo León, todo el abuso y ese pensamiento viejo y arcaico de tu consume todo, tu come todos los recursos naturales, pues al fin y al cabo se va a notar en siglos, pero ya nos llegó, ya nos cayó el 20, es más, me atrevo a decir que ya no se trata de qué vamos a hacer y qué vamos a dejar a las futuras generaciones, la pregunta es qué vamos a hacer hoy para poder vivir hoy con el vital líquido.

Amigos de Nuevo León, no se malentienda, no pinto un escenario catastrófico y todo lo contrario, vamos a salir de esta, lo que pido son acciones concretas y cambio de mentalidad para salir cuanto antes y poder planificar a futuro, el Gobierno está haciendo lo que le toca, es más, estamos actuando por muchos frentes, tenemos un plan, un plan maestro, un plan maestro a 2050 que te sugiero lo revises a detalle con tu familia, con tus hijos.

Yo no le voy a dejar al siguiente Gobernador o Gobernadora una crisis hídrica, por eso he invitado a los mejores, expertos, especialistas, gente de ingeniería civil e hidráulica a hacer juntos este plan, invitar sociedad civil, universidades y ya lo echamos a andar.

Es un plan que se divide en acciones de cortísimo, corto, mediano y largo plazo, aquí te enumero algunas de ellas: tuvimos que de manera urgente actuar y hacer lo que no hicieron en 30 años, buscar nuevas fuentes al secarse las presas, echamos andar pozos someros y una vez empezar los profundos, adquirimos un avión y tenemos prestado uno de la Fuerza Aérea para bombardear nubes y que el agua caiga justo en las cuencas y en las presas que queremos que llegue el vital líquido.

Hemos reparado fugas diario, hemos cambiado medidores, hemos puesto reductores en casas que abusan en el consumo, obviamente y muy importante acuerdos con la industria, con el sector agrícola para que de manera temporal, espero este verano, nos cedan volúmenes de agua para abastecer el déficit de 30 por ciento que tiene la ciudad.

También ya arrancamos una serie de medidas de mediano y largo plazo, que van a garantizar el agua de aquí a futuro, de entrada les decía pozos profundos, la modulación que es todo una infraestructura para nivelar la presión con la que sale el agua de tu regadera, de tu grifo, de tu llave, estamos metiendo tecnología para que ya no sea un tema manual, el tema de bombeo y cierre, y apertura de bombas, de tanques.

Vamos a terminar el año que entra la Presa Libertad, vamos a iniciar ya para terminar el año que entra el segundo acueducto de El Cuchillo que nos va a dar el doble de agua, no vamos a descargar ningún proyecto, se analizará el tema de El Pánuco, de El Pajonal, de la Presa Vicente Guerrero y vamos a analizar todas las posibles fuentes, incluyendo para mí, la que será la del futuro: la fuente inagotable de la desalinización del agua y aquí a cientos de kilómetros poder traer de la laguna madre de Matamoros, agua potable a la ciudad de Monterrey.

No son acciones aisladas, como todo en Gobierno tiene que ser holístico e integral, si vamos a meter tecnología, de una vez estudiar los nuevos sistemas de riego del sector agrícola, si traemos agua de otros lados del mar, del Pánuco, vamos a explotar y generar otros polos de desarrollo económicos e industriales, por ejemplo en el norte, en la región oriente, Cerralvo, China, Bravo; en la región de Linares y también con la carretera Interserrana en la región sur de Nuevo León, eso y más hará el Gobierno de Nuevo León.

Ahora la pregunta es: qué harás tu, qué hará la industria, qué va a hacer el sector agropecuario para todos juntos cuidar el agua, porque insisto, no se trata de sacar más agua, no se trata de acabarnos la última gota de Cerro Prieto, no se trata de triplicar los ductos de El Cuchillo, la pregunta es: cómo hacemos más eficiente su consumo, es una paradoja, es una ironía que siendo Nuevo León un estado semidesértico sea el estado que más consume agua de México, más que Tabasco y Chiapas, donde sale a borbotones, es inadmisible que consumamos más que el promedio mundial, más que el promedio del país, vayan a ver León, Saltillo, Torreón, el consumo es entre 90 y 120 litros diarios por persona.

En esta ciudad semidesértica, el promedio del neolones, del regio, es de 160 litros, casi el doble, por qué la diferencia, pero hay municipios inclusive que consumen el triple del promedio nacional y me refiero puntualmente a San Pedro y a Santiago, ahí se dan el lujo de tirar, de desperdiciar el agua y a esto le tenemos que entrar todos parejo.

También tenemos que entender y aplicar la ley, la ley es muy clara señoras y señores, el consumo potable para los humanos, es y estará por encima siempre del industrial y del agrícola, aquí viene otra reflexión, sin duda lo que ha hecho grande a nuestro estado, son nuestros industriales y son nuestros amigos del campo, pero también todos debemos de avanzar en la dirección correcta y cambiar inclusive nuestros métodos y modelos de consumo de agua.

En Nuevo León la industria debe dejar de consumir agua potable y migrar al agua reciclada, migrar a procesos productivos mucho más eficientes donde no se tire agua que hoy ocupa el ser humano.

Pedreras, refresqueras, cerveceras, acereras y toda la industria de Nuevo León, tiene que dar ese paso al frente, no solo cediendo agua, lo cual agradecemos, sino cambiando procesos productivos para cada vez más usar menos agua.

Lo mismo a mis amigos del sector agropecuario, lo digo con todo respeto, el sector agropecuario es el que más agua utiliza, tan solo en México 76 por ciento del agua se consume en el mejor de los casos, en el sector agrícola; de enero a la fecha, que me ha tocado ir, visitar ejidos, campos, cultivos, platicar con ejidatarios, platicar con el sector agropecuario y ver sus cosechas, he visto con profundo dolor que falta la tecnificación del riego, sigue habiendo cultivos que como si fuera arroz, inundan completamente para regar, otros usan la rueda.

Hay inclusive riego que yo creo que merece una reflexión: tirar agua para pasta, ¿realmente cuesta o vale el agua que tiramos en pasteo, con lo que van a producir?, ¿no valdrá la pena reflexionar y reconvertir productos, usar productos nativos, regionales que no requieran tanta agua o simplemente reflexionar de la cosecha y de la utilidad si toda el agua que se consume equivale o vale la pena para la venta?, esa creo que es una reflexión muy seria, que no solo Nuevo León, el país entero debe reflexionar, porque también hay estados que tienen la bendición de agua, como Michoacán, Tabasco, Chiapas, pero cómo están siendo corresponsables con esa agua con los estados del norte que hoy sufrimos como Sonora, Chihuahua, Nuevo León.

En síntesis, no solo Nuevo León, todo México y no solo el ciudadano, sino también la industria, el sector agrícola y el Gobierno debemos plantearnos cómo vamos a cuidar el agua en el futuro, sin derroche, con tecnología y con mucha eficiencia.

Ahora bien, olvidémonos de nivel país, de nivel estado, municipio, o de sector industrial o agrícola, vámonos a lo personal, tu y yo, Samuel García, se han puesto a pensar cuánta agua consumen al día, cuánta agua tiran o derrochan en la regadera, hemos sido realmente críticos unilateralmente de como usamos el agua.

Yo tengo inclusive familiares que sus duchas son de 10 o 20 minutos, eso ya no puede seguir, menos aún ciudadanos que se dan el lujo de bañarse de dos a tres veces al día, simple y sencillamente porque en la ducha es donde más se tira el agua.

Hagan el siguiente ejercicio, por cada 10 minutos de la regadera prendida, se gastan 200 litros de agua, estamos hablando de 20 litros por minuto, tan solo dimensionemos, el ser humano consume entre 90 y 100 litros de agua cada 50 días, y en una bañada de 10 minutos, 200.

Eso es lo que hay que ponernos a pensar todos los días que abrimos la llave, que regamos el zacate, que bañamos a la mascota, o que simple y sencillamente queremos nuestra banqueta mojadita, eso ya no se puede, es insostenible, y más importante aún, cómo le exijo al Gobierno, al sector agrícola, al sector industrial, si yo como ser humano no cuido ni el agua que yo mismo consumo, que ejemplo le pongo a mis hijos, yo no tengo pero el día que los tenga vienen grandes lecciones de vida sobre como se debe cuidar el vital líquido que nos da vida a todos, si corregimos en lo individual, también llega el momento de pensar en colectivo.

Creo que las grandes peleas e injusticias de este mundo, es por el egoísmo, por el individualismo, si pensaramos juntos como sociedad en colectivo, tendríamos muchas más soluciones y más respuestas a los grandes problemas del mundo, como es el agua.

Y claro, por supuesto que es rentable pegarle al Gobierno, por supuesto que habrá quien va a hacer grilla y va a querer pelear o sacar banderas políticas, pero hoy no estamos para eso, hoy estamos en crisis, lo hecho hecho está, y se va a castigar la corrupción, y se va a castigar las omisiones y negligencias, pero tenemos que actuar y lo digo en primera persona, dejar de echar culpas, tomar acción y responsabilidad, y vamos a salir de esta como gran pueblo y nación que somos.

Insisto, asumo total responsabilidad confío en mi equipo y plenamente en el plan 2050, vamos a resolver esto, pero también advierto, que no hay Gobierno que pueda solo, que el cambio climático, que la falta de lluvia, que el calor, que las presas secas y que el agua, es responsabilidad de todos.

No habrá dinero ni obra ni ducto que alcance, si nosotros y subrayó, nosotros como sociedad, nos ponemos las pilas y nos ponemos a cuidar el agua, específicamente cuidando nuestro medio ambiente, nuestros arroyos, nuestros mantos freáticos y un sano equilibrio entre el uso industrial, agrícola y doméstico, y por supuesto se necesita de un consejo técnico, apolítico, sin color que analice y decrete una tarifa progresiva.

México es un país muy desigual, sin duda Nuevo León también sufre de desigualdad, hay segmentos que subir un peso la tarifa sería un crímen, pero hay otros y a esos les quiero dirigir el siguiente mensaje: que para ellos la tarifa es exageradamente barata, el agua está regalada, tenemos que buscar una tarifa progresista para que a nadie se le ocurra tirarla, y para dejar de tener un agua que para un segmento sea tan barata, que no le duela en el bolsillo.

Por eso vendrá todo un sistema también de cuidado, de sanciones, de multas y de reductores, porque no por ser pudiente tienes el derecho o privilegio de tirar el agua que a otros les falta.

Amigos, cierro con lo siguiente: hoy domingo, a partir de hoy, Nuevo León, en específico la ciudad de Monterrey; la zona metropolitana, estamos a un déficit del 30 por ciento, la ciudad ocupa, consume para este verano 16 metros cúbicos, 16 mil litros por segundo y estamos en 12, esos 4 mil litros es el 30 por ciento de déficit.

Tenemos de manera escalonada muchas acciones para poder llegar a ese punto de equilibrio, hace un momento les enumeré todas ellas, pozos someros, profundos, modulación, es clave que todos nos unamos, es clave para llegar a ese punto de equilibrio que el sector agrícola nos ayude a cumplir los compromisos adquiridos en El Chapotal y en algunas tomas que si bien legales, nos pueden ayudar a abastecer a la ciudad de agua.

También ocupamos de la industria, sé que han hecho un gran esfuerzo y que hoy en día ya cedieron 500 litros por segundo, les pido demos un empujón más, esto no es arrebatar sus derechos, esto no es quitar agua, es una medida temporal tan solo este verano para salir de esta crisis.

Ahora sí, como sé que lo vamos a resolver y que saldremos adelante, es que les pido que esto no quede como un capítulo, como una anécdota en la historia de Nuevo León, fue y es sin duda la peor crisis que ha vivido el estado, pero saldremos de ella y ahora sigue con un cambio de chip, con un cambio de mentalidad, Gobierno, sociedad, sector agropecuario, industrial, tu en tu familia, tu en lo particular, todos cambiar, cambiar la manera de pensar, cambiar nuestros hábitos para que esto no vuelva a ocurrir, para que una crisis hídrica no vuelva a pasar porque sencillamente, si queremos agua siempre, tenemos que cuidarla siempre.

Buena noche y exitosa semana a partir de mañana lunes, fuerte abrazo.

Destaca tarifas progresistas para evitar despilfarro de agua

Derivado de la crisis hídrica que enfrenta Nuevo León, el gobernador del estado, Samuel García, planteó analizar una “tarifa progresista” para evitar que los que tienen más dinero desperdicien el agua.

El mandatario del estado dirigió un mensaje a la población ante la situación tan crítica de desabasto que enfrenta la entidad y planteó medidas para reforzar el cuidado del agua.

“México es un país muy desigual, sin duda Nuevo León también sufre de desigualdad, hay segmentos que subir un peso la tarifa sería un crimen, pero hay otros, y a esos les quiero dirigir el siguiente mensaje, que para ellos la tarifa es exageradamente barata”, dijo.

Añadió que para los niveles más altos de Nuevo León, el agua está regalada.

“Tenemos que buscar una tarifa progresista para que a nadie se le ocurra tirarla, para dejar de tener un agua que para un segmento sea tan barata que no le duela en el bolsillo”, comentó.

Apuntó que aunado a eso vendrá todo un sistema de cuidado, de sanciones, de multas y reductores.

“Porque no por ser pudiente tienes el derecho o el privilegio de tirar el agua que a otros les falta”, apuntó.

Estableció que a partir de hoy, Nuevo León, en especificó la zona metropolitana está a un déficit del 30% del agua que necesita.

“La ciudad ocupa, consume para este verano 16 metros cúbicos, 16 mil litros por segundo y estamos en 12, esos 4 mil litros es el 30% de déficit”, especificó.

Tags

Lo Último

Te recomendamos