Nuevo León

Arco de la Independencia en Monterrey, de ser algo que estorbaba quedará para la foto

La Secretaría de Cultura de Nuevo León y Fidecultural impulsan el proyecto de rehabilitación que se realizará casi a la par de la renovación del Palacio de Gobierno

La rehabilitación del monumento ascenderá a los 20 millones de pesos.

De ser considerado como algo que “estorbaba”, el Arco de la Independencia se convertirá en un atractivo turístico para conmemorar los 200 años de Nuevo León y como parte de Corredor FIFA por el Mundial 2026.

Este domingo, como parte de la conmemoración del bicentenario de la entidad, el gobernador Samuel García encabezó el inicio de las obras de la restauración del monumento, para las cuales se destinó una inversión de 20 millones de pesos.

Te puede interesar: Estrenará cara por los 200 años de NL, anuncia Samuel García renovación del Palacio de Gobierno

Además, el ejecutivo estatal develó la placa que simboliza, no solo un momento histórico, sino también el esfuerzo y la visión de aquellos quienes erigieron la entidad.

“Hoy Nuevo León es lo que es por sus ancestros, por la visión de sus gobernadores y porque hubo familias regiomontanas que metieron capital, se convencieron de esas industrias, y se quedaron con ellas; y hoy las empresas más importantes de México, el 70% y por eso es una ciudad dinámica con empleo vibrante y número uno en todos los índices económicos”, expresó García.

El mandatario indicó que esta restauración servirá para sumar a la empresa privada e impulsar un espacio con banquetas amplias, corredores verdes y libre de panorámicos.

“Lo considerábamos algo que estorbaba, pero se convertirá en algo turístico con corredor verde, banquetas amplias, va a ser para la foto”, señaló García.

El Arco de la Independencia se inauguró el 16 de septiembre de 1910, creado por el arquitecto Alfred Giles, cuenta con un estilo neoclásico academicista, es un legado tangible de la era porfiriana en el país y de las ambiciones urbanísticas del entonces gobernador de Nuevo León, Bernardo Reyes.

El Arco a detalle

Para entender la importancia y el alcance del proyecto de restauración, es vital considerar el contexto político y social que lo rodea, pues fue diseñado bajo las políticas de desarrollo urbano modernista promovidas por Bernardo Reyes en sintonía con los ideales del régimen porfirista, que pretendían no solo embellecer la ciudad sino proyectar una imagen de progreso y estabilidad a nivel internacional.

En cuanto a la estructura misma del monumento, el Arco de la Independencia se compone de tres partes distintivas:

1.- El arco de piedra.

2.- La alegoría de la independencia y las águilas.

3.- El arco de piedra, está hecho con cantera utilizando técnicas precisas de corte y ensamblaje.

La alegoría de la Independencia y las águilas, diseñadas por John Segesman y la W. H Mullins Co., están elaboradas en cobre laminado estampado en caliente y remachado sobre estructuras de barras de hierro, provenientes de la ciudad de Salem, Massachusetts.

El Arco fue construido para celebrar 100 años de Independencia.

En cuanto a la estrategia de conservación para este monumento emblemático, el objetivo principal fue abarcar todas las características y necesidades del Arco de la Independencia de manera integral y con personal altamente especializado, ya que hasta el momento, las intervenciones han sido fragmentarias y no integrales.

Para lograr este objetivo, se dividió el proyecto en tres etapas fundamentales: el proyecto ejecutivo, la intervención en materiales metálicos y la intervención en materiales pétreos. En la primera etapa se ha realizado un exhaustivo levantamiento fotográfico y geométrico del monumento, utilizando tecnología de precisión como láseres en tres dimensiones y drones controlados remotamente para generar modelos analíticos en software especializado.

Se contó con un equipo multidisciplinario de restauración integrado por arquitectos, estructuritas, restauradores de metal y piedra, geólogos, ingenieros e historiadores. Se llevó a cabo una investigación documental histórica para contextualizar el monumento en su entorno sociopolítico.

Con base en este diagnóstico, se han planificado una serie de actividades específicas para el trabajo de restauración, interviniendo materiales metálicos y pétreos, que se llevarán a cabo durante los años 2024 y 2025, respectivamente.

Este año se abordarán los elementos metálicos, donde se realizarán las siguientes actividades: desmontaje de escultura, eliminación de materiales ajenos al interior, limpieza fisicoquímica, con vapor y con quelante, eliminación de corrosión, corrección de ajustes y separaciones, reposición de algunos elementos, eliminación y reposición de soldaduras, patinación con sales de cobre, inhibición de corrosión, aplicación de capa de protección, reposición de la cadena de la alegoría y resanes puntuales.

Te puede interesar: Desde este jueves se reabre vialidad en Arco de la Independencia en Monterrey

En una etapa posterior, se trabajarán los materiales pétreos, donde se realizarán las siguientes actividades: eliminación de materiales ajenos y de intervenciones anteriores, identificación y eliminación de sales, limpieza, consolidación, reposiciones de soportes y relieves, reintegración cromática y rejuntado de sillares.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos