Nuevo León

Necesita Nuevo León al menos un huracán para que las presas empiecen a recuperarse

La Conagua advierte sobre la formación de alrededor de 23 huracanes en el Atlántico que podrían beneficiar al estado

La última gran tormenta que cayó en Nuevo León fue hace casi dos años.
La última gran tormenta que cayó en Nuevo León fue hace casi dos años. Foto: Dreamstime

La temporada de lluvias y huracanes ya comenzó y las 23 tormentas que se esperan para el Océano Atlántico podrían beneficiar a Nuevo León, que necesita precipitaciones verdaderamente torrenciales para que las presas empiecen a recuperarse y se pueda cantar victoria ante la sequía que azota a la entidad.

El resultado de la falta de lluvias causó la crisis hídrica de 2022, que fue la más grave y la del año pasado que, aunque no tan severa, sí afectó al área metropolitana.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) destacó en su informe de inicio de temporada de lluvias y huracanes que se espera un incremento del 50% en la formación de tormentas tropicales.

“Nuevo León necesita de una lluvia severa, de un huracán para que la precipitación sea tan fuerte que las presas empiecen a captar agua. La recuperación no sería de forma inmediata, sino paulatina porque la tierra está seca, prácticamente árida en algunas zonas y primero tiene que saturarse lo cual no es rápido”, dijo el hidrólogo Mauricio Leal.

Señaló que la última gran tormenta registrada en la entidad fue en 2022.

“No ha vuelto a llover con esa intensidad y aun así las presas no se llenaron. Recuerdo que en muchos sectores de Monterrey fue una catástrofe por las inundaciones, pero aunque subió el nivel de los embalses no pudimos cantar victoria”.

Leal reiteró que sí es necesaria la presencia de un huracán para Nuevo León o de una tormenta muy fuerte, con varios días de lluvia.

“A como están las presas en este momento, por ejemplo Cerro Prieto, que es el embalse más grande tardaría hasta una semana en llenarse”, señaló. “No es que tenga que estar lloviendo durante una semana, que no sería mala idea, sino que las precipitaciones sean copiosas, especialmente en el área de la presa y luego esperar a que los escurrimientos hagan su parte”.

Actualmente el panorama de las presas es el siguiente:

Cerro Prieto, 6.35%

El Cuchillo, 34.34%

La Boca, 37.29%

“La Boca es la más chica de las presas y no tardaría más de 30 horas en llenarse en un fenómeno como el huracán Alex que fue bastante fuerte... para Cerro Prieto, como digo, sí sería más tiempo por su extensión”, señaló.

El especialista ve esperanza en el pronóstico de Conagua sobre la temporada de huracanes.

“Con que lleguen dos a Nuevo León creo que podríamos estar hablando de que empezaríamos a recuperar el abasto. Sin embargo, también es cierto que Monterrey y su área metropolitana estarían sufriendo porque no se han hecho adecuaciones importantes en cuanto al drenaje pluvial”, expresó.

Recomendados:

DV Player placeholder

Tags


Lo Último