Opinión

Frontera norte abierta

Han pasado 19 meses desde que las fronteras terrestres entre México y Estados Unidos cerraron el paso a viajes no esenciales, empapando de sosiego e incertidumbre el futuro económico nacional.

Después, la espera limitó el desarrollo, acentuando la creciente sensación de estancamiento entre las y los mexicanos que vivieron un enorme dilema económico. Una que dejó a 53 por ciento de la población de nuestro país con un sentimiento de letargo en las finanzas nacionales, de acuerdo al estudio Latinobarómetro 2020, publicado en El Financiero esta semana.

Por eso, la reapertura de la frontera norte es una gran noticia, pues la región norte cuenta con poco más de 3 mil kilómetros y genera alrededor del 21% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, según datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Es decir que el comercio entre los 10 estados fronterizos (Arizona, California, Nuevo México, Texas, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas) representa la cuarta economía mundial.

El fuerte dinamismo de la zona fronteriza norte, conformada por 43 municipios de ambos países, generará un impulso que podría superar las exportaciones nacionales hacia Estados Unidos por arriba de los 356 mil millones de dólares para 2022.

La frontera norte de nuestro país es pieza fundamental para el desarrollo y se estima que a partir de su apertura más de mil millones de personas con documentos cruzarán diariamente en ambas direcciones, mientras que alrededor de 300 mil vehículos, entre los que se encuentran 70 mil camiones de carga, cruzarán reactivando la economía en uno y otro lado.

Nuestro límite con el vecino del norte es uno de los más grandes de Latinoamérica y de ahí su importancia, la cual pondrá a andar con mayor fuerza las relaciones con el gobierno del presidente Biden, presentando nuevas oportunidades de negocio.

Esta noticia es agua fresca que, sin duda, será un aliciente para la reactivación económica nacional, y lo será aún más si tomamos en cuenta que en septiembre, por primera vez en casi dos años, los empleos formales alcanzaron las cifras que se tenían antes de la Gran Pandemia.

Por esta razón, ahora más que nunca, urge un contacto directo con nuestros connacionales en Estados Unidos. Es necesario tratar los grandes retos venideros que marcarán un hito importante para la construcción de nuevas relaciones entre ambas naciones. Y con estás miras sobre la mesa, el diputado federal Gabriel Quadri y el senador Toño Martín del Campo se reunieron con la comunidad mexicana de Los Ángeles el pasado 15 de septiembre.

Una gira en la que ambos legisladores palparon el sincretismo de las culturas nacional y norteamericana, las cuales integran un espacio de convergencia para la economía conjunta entre ambos países. No puede ignorarse esta relación para la política exterior, la cual debe contar con parámetros humanistas para superar el estancamiento comercial que hemos sufrido desde marzo de 2020.

Los vientos de cambio golpean las velas nacionales, dejando una enorme tarea para el gobierno, pues será su responsabilidad sacar el mayor jugo para el México moderno, el cual ya esperó mucho para lograr el desarrollo que tanto merece.

Entre Líneas

A lo que debe ponerse fin es a los constantes pavoneos de Emilio Lozoya en suntuosos restaurantes de la Ciudad de México, presumiendo su libertad. Es un delincuente que tiene muchas cuentas que entregar a las y los mexicanos sobre el desvío de recursos comprobado en el que participó.

Será mejor que la Cuarta Transformación se dedique a condenarlo, en lugar de continuar su cruzada contra líderes de la oposición, porque nadie por encima de la ley y todo de acuerdo a la justicia. Faltaba menos.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos