Opinión

Urano

Algo está cambiando a niveles muy sutiles, pero al mismo tiempo sumamente palpables en la existencia humana. Es tiempo de moverse, de sacudirse, de dejar caer las viejas pieles, de cortar con el poder de Urano toda la carga pesada y lúgubre que podamos estar arrastrando. Pero para eso tenemos que movernos, literalmente. ¡Sí! Lo primero que le haya venido a la mente: mover el cuerpo con ejercicio, brincos, baile, sacudidas.

Moverse de espacio, mover los espacios, remodelar, cambiar, rediseñar. Moverse de lugares en donde ya no cabe, incluidas mentes y corazones de donde ya no pertenece. Mover las rutinas y los hábitos. Mover “lo de siempre” por lo de “me atreví de nuevo”. Mover la mente, aplicarse para pensar, resolver, discernir, ¡y actuar!

A decir de los expertos, en marzo de 2019, Urano ingresó a Tauro y permanecerá en este hasta el 26 de abril de 2026. Significa que Urano, una vibración de interrupción, sorpresas y cambios drásticos, que a menudo pueden ser de naturaleza maléfica, se encuentra actualmente en el signo zodiacal Tauro y estará ahí durante los próximos cuatro años.

Urano gobierna todo lo inesperado, mientras que Tauro representa estabilidad y seguridad. Esto es una metáfora de que Urano viene a destruir nuestra estabilidad. Urano es llamado el gran desadormecedor, que nos hace despertar. En su conjunto, la influencia de Urano nos enseña a encontrar nuevas formas de ver y de hacer las cosas, por lo que, para poder fluir de lo lindo con la fuerza imponente de Urano, usted no se puede quedar detenido.

Es como el efecto de las bandas caminadoras eléctricas, y si usted se detiene, la banda de este planeta hará su trabajo. Ya se ha dicho bastante, pero no está de más recordar que esta pandemia, ha provocado que la forma de vida cómoda que conocíamos, cambiara, y que prestáramos atención a los viejos hábitos y nos cuidáramos de diferentes maneras.

Tal cual, nuestra forma acostumbrada de vivir se puso patas para arriba: las personas usando máscaras, cambiando sus rutinas, y los eventos, escuelas, vuelos y programas, cancelados o retrasados. ¡Y aún hay quienes dudan que algo está cambiando! Las circunstancias son demasiado evidentes al mostrarnos que las cosas están en un estado de cambio, y que lo que funcionó en el pasado ya no funciona.

Además, Urano rige también todos los asombrosos descubrimientos tecnológicos, las formas avanzadas de comunicación, el acceso en línea y redes sociales, y, muy significativo, Urano es un planeta de revolución y disrupción que trabaja para limitarnos, restringirnos, confinarnos y aislarnos; por esto es que todos estamos empezando a experimentar algún tipo de limitación e interrupción en nuestra rutina habitual.

Urano es capaz de girar las circunstancias en otra dirección en una fracción de segundo, si es que estas están demasiado resistidas al cambio. Así que, si nos ponemos al día con esta energía, podemos convertirla en un viento fabuloso muy favorable. Piense en lo que jamás había podido dejar y que ahora tiene oportunidad de hacerlo muy fácil, y de verdad, dispóngase a realizarlo.

Comience por caminar más, trotar, después correr; empiece con pasos pequeños si es que le cuesta mucho trabajo o si es que está demasiado estancado, pero por lo que más quiera ¡no se quede inmóvil! Este no es un tiempo para eso, y sí podemos, gracias a Urano, tener lo mejor de nuestros destinos de formas veloces, insólitas y gratamente sorpresivas, si así nos lo proponemos; porque siempre, la opción está en nosotros.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último


Te recomendamos