Niñez desaparecida

Hace unos días en Nogales, Sonora, se localizó y rescató a una bebé de 44 días de nacida, cuya madre, identificada como Adriana, fue asesinada para poder robársela. La bebé de nombre Alison Guadalupe fue entregada a sus familiares una vez que se detuvo a las secuestradoras.

El 21 de septiembre de 2010 a Maribel Enciso un hombre le cortó el cuello cuando laboraba en su local para robarle a su hija María José de 11 meses.

“Hay datos que apuntan que la primera línea de investigación de María José es que es víctima de trata de personas con fines de adopción ilegal. Es un estudio que está basado en pruebas y que con eso pudimos decir a las autoridades que está viva y tiene que ser buscada y localizada”, indicó Maribel Enciso al periódico El Sol de México.

En los últimos 15 años un menor desaparece cada dos horas en México, esto de acuerdo con la base de datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO) de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB).

Entre el 1 de diciembre de 2006 y el 24 de enero de 2022, en el país han desaparecido 67 mil 218 niñas, niños y adolescentes según la CNB, del total de éstos 54 mil 332 menores fueron localizados, aunque 613 de ellos sin vida; y 12 mil 886 no se sabe su paradero.

La Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), dio a conocer que tan solo en 2021 al menos14 niñas, niños y adolescentes desaparecieron diariamente durante todo el año.

Elizabeth Martínez, presidenta de Familias Unidas por una Causa A. C., dice que la desaparición de menores es principalmente para el delito de trata de personas en la modalidad de la adopción ilegal; lo mismo para mendicidad forzada y turismo sexual infantil con la venta de niñas.

En el caso de los adolescentes, afirma que son “levantados o enganchados” por la delincuencia organizada para la venta de droga, ser halcones e incluso, reclutados para enganchar jovencitas.

“También existen casos de desaparición que se da por parte de familiares, como es la sustracción parental: el pleito entre padres, (donde uno) se lleva o rapta a su propio hijo para lastimar a la otra pareja”, dijo Elizabeth.

Sin lugar a dudas en nuestro país hay una crisis de niñez desaparecida que debe ser reconocida y visibilizada para poder erradicarla. Las cifras no pueden seguir incrementándose.

Como Estado no solo debemos trabajar en la prevención, localización, en sancionar a los criminales y erradicar el delito, sino que tenemos la obligación de escuchar a las víctimas y a las familias de éstas, hacer oídos sordos es negarse a la realidad.

No se puede ni se debe normalizar que cada dos horas una niña, un niño o un adolescente sea desaparecido, hoy como nunca nuestra niñez enfrenta una descomposición social que los pone en peligro y los victimiza.

Nuestras niñas, niños y adolescentes nos necesitan hoy más que nunca, hagamos para ellos un país mejor, un país en donde no desaparezcan, un país en donde sus derechos sean respetados.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos