Opinión

Inversión inteligente: sistemas de asistencias a la conducción

Esta semana fue de muchas noticias en torno a los sistemas de asistencias al conductor. De hecho, ya hemos escrito sobre ellas en este espacio; fueron muchas y parece que la industria coincide en el tema con anuncios mundiales y nacionales, pero la verdad es que son sistemas que cada día serán más valorados por nosotros los clientes.

Para las armadoras son elementos de incremento de ganancias; sin duda están generando mucho más rentabilidad y así, en su conjunto, son la semilla de lo que será la conducción autónoma.

Estos sistemas son semilla para quitar las manos del volante; consolidación de los sistemas de seguridad más avanzados; y, se usan en las versiones más equipadas que actualmente son capaces de hacer la magia de despertarnos, mantenernos en el carril y hacer que su familia viaje más tranquila.

Pero, ¿cómo se debe decidir la compra? Si me pregunta, creo que todos estos sistemas serán equipamiento estándar en todos los nichos de mercado, tal como alguna vez lo fueron –por ejemplo– los limpiadores de autos como elemento de asistencia en la visión y seguridad de manejo.

Esta semana la inauguramos con la declaratoria de Nissan que afirma que 16 tecnologías de asistencia a la conducción forman parte de su Suite Nissan Intelligent Mobility, pasando por la de retención de carril inteligente que interviene el volante. En México, como lo expliqué anteriormente, el Altima es el único que las lleva y el motor VC turbo.

A nivel internacional tuvimos la gran noticia de que Mercedes-Benz ha dado el último ok para contar con el sistema Drive Pilot, que representa un nuevo nivel hacia la conducción autónoma, pues es capaz de viajar hasta 60 kilómetros por hora en calles y vías rápidas de ciudad leyendo el entorno y detectando la ruta por donde debe ir.

Tendremos más noticias del sistema, pero seguro los vehículos lo tendrán primero en Alemania, luego en Europa y en Estados Unidos. De esta manera le mete una competencia importante al segmento de lujo, que hemos de decir que hasta en las marcas norteamericanas como Cadillac con su Super Cruise --capaz de ser casi autónomo en carreteras norteamericanas--, están a punto de asistir al conductor de manera casi impensable y nos abren las puertas al futuro.

Así que hoy mismo usted puede buscarlo en la mayoría de las marcas en versiones equipadas. Por ejemplo, además de los frenos ABS y el control de tracción y estabilidad, ya puede preguntar por el piloto automático adaptable en frenada y aceleración según el vehículo delantero, lo que puede llegar a paro total o pregunte por el control de retención de carril, ahora inteligente, pues saca un promedio del ancho del carril para mantener al auto dentro de él.

Hay tecnologías como el 4.0 Eyesight, de Subaru, que intervienen el volante hasta en 45 grados de vuelta. Si bien no hay ningún sistema que le prometa quitar las manos del volante y la vista del camino, todas intentan ayudarle a frenar mejor, a frenar de emergencia sin pisar el pedal, así como a acelerar sin presionar el acelerador o mantener el carril a través de la intervención del volante.

Inclusive hay sistemas que detectan su rostro y reacciones para sugerirle que tome un descanso. Esto ya está en el mercado, es cosa que usted los pida y se decida por ellos. No están sólo en el segmento de lujo, sino en muchos más.

Le comento que hemos probado freno de emergencia en Ford, retención de carril e intervención de volante en marcas como Nissan, KIA y Subaru, y control de crucero adaptativo en la mayoría de las camionetas que recientemente hemos probado.

La recomendación es no soltar el volante ni quitar los ojos del camino, pero si su decisión es invertir en el valor de estos sistemas que pueden salvarle la vida, sepa que cada día viviremos con más de ellos; es más, una vez que los pruebe y los sienta, no querrá vivir sin ellos, ni en ciudad ni en carretera.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos