No habrá seguridad si no se atienden causas de la violencia

La senadora Mónica Fernández responde a la pregunta: ¿Hay forma de revertir las cifras de homicidios dolosos en el país para evitar que sea el sexenio con más ejecuciones?

Desde hace más de 15 años México vive un preocupante clima de violencia en algunas regiones del país como consecuencia de una estrategia equivocada de enfrentar al crimen organizado con una guerra fratricida declarada desde el más alto nivel en 2006.

En lugar de combatir las causas que dieron origen a ese fenómeno social se optó por confrontar con armas a quienes habían tomado un camino erróneo, especialmente jóvenes. La lucha por el control de territorios junto con el tráfico indiscriminado de armas, provenientes del extranjero dieron lugar una situación dolorosa para la sociedad.

Al inicio de la administración del Presidente López Obrador se decidió dar un giro radical a esa política. La nueva estrategia busca incidir en las raíces y crear oportunidades de inclusión de los jóvenes para que estudien y se incorporen a actividades productivas lícitas, lo cual deberá traducirse en la recuperación de la paz.

Como el propio Jefe del Ejecutivo Federal lo ha señalado nunca ha tenido éxito combatir la violencia generando más violencia. En ese sentido, la estrategia de seguridad es parte de una política más amplia cuyo principal instrumento está en el ámbito de lo social e incluso con la creación de nuevas instituciones como es el caso de la Guardia Nacional y una participación de las fuerzas de seguridad con criterios de contención y disuasión en lugar de la confrontación.

Esa política, sin duda, es una ruta más larga, pero en su momento dará mejores resultados. Por eso, es indispensable tener paciencia con la certeza que desde el Estado se dejó de violar los derechos humanos y las instituciones públicas ya no son más parte del problema en el que estaban involucrados algunos de sus miembros.

Debemos tener confianza de que en el tiempo, más temprano que tarde, habrán de revertirse los homicidios dolosos que hoy ocurren entre organizaciones criminales, pero que afortunadamente el Estado ya no participa más en ellos. En la medida que se eliminen las causas, se evite el trasiego de armas y se amplíen los mecanismos de colaboración internacional, se recuperará la paz y México volverá a la concordia que todos anhelamos.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos