Opinión

Diversidad e inclusión en las empresas más allá de junio

Fomentar una cultura de diversidad, inclusión y equidad, debe ser tarea diaria, donde todos se sientan incluidos incluidos y tratados con respeto

Junio es el mes en el que se celebra el Día Internacional del Orgullo LGBTQ+. Las marcas y empresas se pintan de colores e implementan una comunicación muy activa; en todos lados vemos campañas, anuncios y publicidad que invitan a sumarnos al movimiento. Pero ¿qué pasa con los otros meses?

En un mundo diverso en el que vivimos, fomentar una cultura de diversidad, inclusión y equidad, debe ser tarea diaria. Es importante crear una cultura de trabajo y un ambiente seguro, donde todos los colaboradores, consumidores y comunidad se sientan incluidos y tratados con respeto e igualdad; donde nadie es discriminado y puedan ser ellos mismos. Sin embargo, permear estos valores se ha convertido en un reto para las compañías dentro y fuera de la organización.

Llevo ocho años siendo parte de una de las compañías líder en retail y como miembro activo de la comunidad LGBTQ+, sé que las oportunidades que vivo todos los días me permiten decidir a dónde quiero llevar mi carrera profesional, pues desde que llegué a la empresa, he tenido la fortuna de vivir los valores de diversidad e inclusión y enfocarme en fortalecer mis capacidades y, por ende, mi talento, de mi equipo de trabajo y mis colaboradores.

En mi experiencia, puedo destacar que existen al menos cinco elementos esenciales en el ADN de las empresas para emprender un camino que las lleve a ser diversas e inclusivas todo el año. Asimismo, y como valor agregado, está comprobado que trabajar en un ambiente diverso e inclusivo permite generar más y mejores resultados.

La voz que escucha a todos

Lo que no se puede medir, no se puede mejorar, por esta razón es importante que las compañías tengan un Consejo Consultivo y un Comité de Diversidad e Inclusión, que desarrolle, implemente y encabece las iniciativas de la estrategia de diversidad e inclusión de la compañía, además de identificar fortalezas y áreas de mejora, contribuyendo a tener una cultura laboral sana para todos los empleados.

Las reglas del juego

Es necesario contar con un Código de Conducta o un documento que contenga los lineamientos y políticas que ayuden a establecer “cero tolerancia” a cualquier tipo de discriminación o acoso que tenga por efecto impedir o anular los derechos y la igualdad de oportunidades de los colaboradores.

Estrategias 360°

Si bien, existe mayor visibilidad hacia la comunidad LGBTQ+, no debemos olvidar otras minorías, que de igual forma deben ser escuchadas y atendidas. Es primordial abrir los canales de comunicación para escuchar las necesidades de cada grupo y así, se implementen estrategias integrales que contemplen equidad de género, talento con discapacidad, no discriminación, diversidad sexual y de género, para lograr una cultura inclusiva en su totalidad.

Capacitación continua

Una ruta de capacitación es parte clave de permear con éxito una cultura inclusiva y diversa. Brindar cursos, webinars, conferencias y más herramientas de aprendizaje, permite educar, sensibilizar y fortalecer a los colaboradores en temas como: sesgos inconscientes, fobias LGBTQ+, ABC de la diversidad, liderazgo inclusivo, entre muchos otros.

El talento es nuestro orgullo

Por último, pero no menos importante, es poner el ejemplo; no podemos hablar de inclusión si no existe diversidad entre los equipos de trabajo. Implementando iniciativas como el CV Ciego en la atracción de talento o bien, programas que incentiven un liderazgo inclusivo, podemos contribuir a la formación de equipos de trabajo más diversos y así, garantizar un ambiente de trabajo basado en la tolerancia y el respeto en donde todos aquellos actores pertenecientes a la organización se sientan libres de ser ellos mismos y que son valoradas y potencializadas sus ideas, opiniones, experiencias e identidades para desarrollar su potencial.

Si puedo dar un consejo a aquellos que empiezan su vida profesional, sería que visualicen su carrera en una compañía, donde además de oportunidades de crecimiento laboral, ofrezca una estrategia fuerte de diversidad, inclusión y equidad de género, y una cultura sólida basada en el respeto por el individuo.

Se han logrado grandes avances en este tema, pero falta mucho camino por recorrer; reconocer la importancia del camino que hemos avanzado, nos brinda la motivación de seguir adelante. Las grandes corporaciones tenemos que apropiarnos del propósito de crear una cultura de trabajo inclusiva, donde todos los que formamos parte: colaboradores, clientes, proveedores y comunidad, nos sintamos incluidos y tratados con respeto e igualdad; donde nadie es discriminado y todos podamos ser 100% nosotros mismos.

* Subdirector de Marca Corporativa y Comunicación Externa para Walmart de México y Centroamérica

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos