Opinión

Chirey inicia ventas y anuncia planta de ensamble

Uno de los arranques más esperados este año en cuanto a ventas de vehículos, sin duda, es el de Chirey. La empresa ha llevado una Planeación, puntual y táctica para entrar al mercado mexicano, con su plan de negocios hoy en día, que, sin duda al analizarlo, se nota como el proyecto de México es parte de una gran estrategia de la empresa apostando por el crecimiento en Norteamérica y por tanto de una buena posición industrial en el país, además de una gran participación de mercado.

Veamos algunos números y hechos de este plan, primero en mercado, abren en esta semana más de 40 distribuidores, pero déjeme decirle que la asignación en muchos de los casos es a empresarios de muchos años de experiencia en el negocio, que saben cómo vender, dar servicio, negociar con la planta, construir distribuidoras, cuentan con el talento para manejar sus operaciones y cada distribuidora, etcétera.

Así que de estas primeras 40, espere un poco y llegarán a duplicar el número pronto y de ahí rebasar las 100 tiendas abiertas, y por lo que he escuchado me suena a más de 120 pues quieren llegar a todo el país, a todos los mexicanos.

Esto traerá otro efecto, el que el nombre Chirey en menos de lo que se imagina será sinónimo de una marca que primero llega, pero que después se consolida y en breve será común a todos los mexicanos.

A esta estrategia de posicionamiento a través de distribuidores en todo el país le sumamos que en menos de 42 meses ya tendremos 10 líneas de productos, de las dos camionetas con que inician ya han trabajado en la definición de los siguientes y pronto seguramente también querrán participación en electrificados.

Viendo los dos productos con que inician y su equipamiento, el Tiggo 7 Pro y el Tiggo 8 Pro, el primero iniciando en 739,000 pesos y subiendo a un producto que quiere el segmento de lujo pero con gran oferta de valor – vea la pantalla interior de tablero y consola central, de las más amplias que conocemos en la industria – en la Tiggo 8 Pro Max.

Pero iniciando con la Luxury en 739,900 pesos y la Premium en 809,900 pesos, se nota que vienen por todo el mercado en cada una de las gamas que introducirán, especificando motores turbo, tecnología en seguridad de punta, y en infoentretenimiento del más alto nivel.

Ahora si el número a seguir en la industria, mes a mes, son las ventas de como Chirey consigue más y más clientes, con una experiencia de compra nueva, vehículos de gran precio, sus cinco años de garantía y se convertirán en sus versiones más equipadas en la mejor definición de experiencia total de alta tecnología con gran dosis de exclusividad.

Añada cuestiones como luces 100% led, sistema de reconocimiento de carril, cajas de doble clutch, seis bolsas de aire creando un anillo de seguridad a los pasajeros, control de crucero adaptativo que a veces puede hasta tomar control de ciertas funciones de la dirección y un poder de marca único con su diseño que verdaderamente es una familia, orientada a la aerodinámica, pero a los detalles sport y luxury, como la parrilla, los grandes rines o las costuras y capitoneado en asientos.

En producto el cliente también recibirá cinco años de garantía o 150 mil kilómetros, y en motor 10 años o 1,000,000 de kilómetros, una de las más amplias de este componente que hemos escuchado en el mercado.

Chirey por otro lado, donde el cliente no ve, ha contratado e invertido en los mejores talentos disponibles en el mercado, toda su plana directiva de mexicanos cuenta con gran experiencia en lanzamiento de marcas, modelos, red de distribución y carreras exitosas en las industria automotriz y el contingente chino, con quienes me ha tocado convivir, es sin duda sensible a lo que el mexicano quiere, a como se hacen los negocios en México y observando la forma de sus eventos, la relación con distribuidores y la confianza en su equipo local, es que tenemos uno de los nuevos casos de éxito en la industria en el país.

Sabíamos que venían con todo, que llegaba la empresa más grande de china en cuanto a industria automotriz, con capacidades financieras importantes y ahora con un proyecto industrial que inicia en 2026, que seguro se convertirá en la planta con capital chino más importante de la industria en México para ellos pieza clave para la exportación.

Así, Chirey hoy tendrá presencia en todas las ciudades del país y francamente viendo el plan de negocios de cada distribuidora con sus 10 productos anunciados, se ven una de las posibilidades de rentabilidad más seguras para los empresarios dueños, y para los clientes los vehículos de mucho valor, gran diseño y conocerán lo que nunca ha ofrecido una marca 100% china, de las más grandes en el mundo y con la mejor calidad, tecnología y confiabilidad, de hecho, al ojo los vehículos conquistan.

La veremos en la tabla de ventas, en las calles y carreteras, y con la buena noticia que su lote de inicio hará que el cliente sí encuentre los vehículos en la distribuidora. Vienen a lo grande, ellos son los chinos que pueden hacerlo en México y pronto serán hechos en el país con calidad mundial… lo veremos antes de que acabe esta década.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos