La estrategia de seguridad tiene que sufrir cambios más profundos

La senadora Indira Kempis responde a la pregunta, ¿la ampliación de los militares en labores de seguridad pública hasta 2028 pacificará al país?

FOTO: GALO CAÑAS/CUARTOSCURO.COM

Hace ya algunas semanas y tras un proceso atropellado y una votación que parecía que sería más cerrada, se aprobó en ambas cámaras la minuta con proyecto de decreto por la cual la Guardia Nacional permanecería en tareas de seguridad pública hasta el año 2028, concluyendo de esta manera el trámite legislativo bicameral para seguir su curso en lo que corresponde a los congresos locales de las 32 entidades del país.

La semana pasada y tras una gira realizada por el secretario de gobernación a distintos congresos locales a lo largo del país, se ha logrado que los 17 congresos necesarios para modificar la disposición constitucional hayan aprobado esta medida para que esta pueda entrar en vigor y concluir así el trámite que la ley estipula para la validez de esta reforma en materia de seguridad pública.

El proyecto de decreto sufrió algunos cambios en la cámara revisora que, si bien son necesarios, no son suficientes para apaciguar la violencia que sufren los mexicanos en el día a día.

No tenemos mejor prueba que la realidad para dar cuenta de que la actual estrategia es una estrategia fallida y que esta medida solo busca prolongarla para aumentar la ya fatídica cifra de delitos de alto impacto en nuestro país.

Las modificaciones plasmadas en la cámara revisora indican que las acciones que ejecuten las fuerzas armadas en ningún momento tendrán por objeto sustituir a las autoridades civiles de otras órdenes de Gobierno en el cumplimiento de sus competencias o eximir a dichas autoridades de sus responsabilidades.

Al igual que un control bicameral de seguimiento y evaluaciones permanentes y recurrentes para garantizar la conclusión de las fuerzas castrenses en el plazo señalado.

Tras los resultados obtenidos desde 2019 a la fecha, parece difícil que esta medida logre pacificar al país, está claro que la estrategia de seguridad tiene que sufrir cambios más profundos y de una naturaleza muy distinta para otorgarle la tan deseada paz a los mexicanos.

La actual administración quedará en la historia por ser la de más homicidios en la historia moderna de México y esto se deberá en gran parte por la nula autocrítica a la Estrategia Nacional de Seguridad Pública.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos