Opinión

No se equivoquen

El presidente difundió la imagen suya con las denominadas "corcholatas" [posibles precandidatos a la Presidencia en 2024] en la reunión en Palacio Nacional.

Recientemente ha resonado por todos los medios la pregunta ¿Quién será el candidato o candidata de Morena?, toda vez que las encuestas sitúan a dos personajes como opciones preferentes entre las “corcholatas” rumbo al 2024.

Diversas encuestadoras en sus consultas mensuales publican sobre los aspirantes a la presidencia en 2024, donde se expuso que la jefa de Gobierno es la favorita para continuar con el proyecto de la cuarta transformación. A la pregunta “¿Quién le gustaría que fuera el candidato presidencial por parte de un bloque a favor de la 4T en 2024?”, la población en general respondió que prefieren a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México en un 31.1%, mientras que el canciller tiene el 26.5% de las preferencias.

Asimismo, según El Financiero, la Jefa de Gobierno obtuvo 32% de las preferencias para ser la candidata presidencial del partido oficialista, mientras que el canciller se situó con 21%, el secretario de Gobernación, 15%, y el coordinador de los senadores de Morena con 7%. Ello indica el ascenso de 11 puntos entre febrero y marzo para la jefa de Gobierno.

Independientemente del eventual método de definición de la candidata o candidato presidencial de Morena, diversos reportajes de medios como Reuters, han revelado que, según algunas fuentes cercanas a Palacio Nacional, el mismo jefe del ejecutivo ya se habría decantado por la jefa de Gobierno como su favorita y ello no es de extrañarse, pues es la “corcholata” que más similitudes comparte con él. De igual forma, la actual jefa se ha externado en sendas ocasiones su intención de continuar con el modelo de gobierno impuesto por el presidente, el “Humanismo mexicano”. Está más que claro que ella es y será la abanderada para continuar el proyecto político de la llamada cuarta transformación en 2024.

Por su parte, al actual titular de Gobernación, no le irá tan mal en la negociación: se iría al Senado de la República como nuevo coordinador parlamentario. Nada mal para quien ha demostrado total lealtad al presidente. Mientras el coordinador de los senadores de morena , después de traicionar los acuerdos con el bloque opositor para nombrar a un comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y después de haber perdido su liderazgo en el oficialismo como coordinador parlamentario en el Senado, se quedaría sin posibilidades para el 2024, pudiendo aspirar “a lo mucho” a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, ello si logra reconciliarse con la facción cuatroteísta que incluso quiere reemplazarlo, nombrando lo antes posible a un nuevo coordinador en el Senado.

Asimismo (y no menos importante) tenemos al mega junior… el operador político y financiero por el cual recientemente hemos visto que pasan todos los nombramientos de Morena. El, a pesar de lo mucho que se revelará en las subsecuentes investigaciones, será el nuevo líder del partido del oficialismo, el Jr consentido.

Pero en fin.. después de analizar el probable destino de las “corcholatas” queda una última pregunta ¿qué hará el canciller? Tras desmarcarse en algunos aspectos del presidente y de presentarse -para muchos analistas- como un político con más independencia operativa e ideológica que sus contrincantes, resulta atractivo para el bloque opositor el considerarlo entre sus presidenciables, más cuando diversas facciones de todos los partidos lo apoyan y lo han apoyado incluso públicamente.

En el panorama actual, es conveniente para la oposición tener un abanderado con experiencia y entendimiento de los asuntos económicos y complejos de índole nacional e internacional, pero, aun así, ¿será suficiente para representar al gran proyecto de nación de Movimiento Ciudadano y la nueva oposición que se une en el país y se requiere? Me refiero a esa nueva oposición, fresca, nueva, propositiva, dinámica, diversa, que se está conformando por la ciudadanía, académicos, intelectuales, líderes de organizaciones de la sociedad civil grupos vulnerables, personas con discapacidad, indigenas , campesinos y empresarios.

Recordemos que, en estas últimas cuatro semanas, Movimiento Ciudadano no sólo ha repuntado en las encuestas, sino que se ha fortalecido precisamente por ser el único instituto político que se ha mantenido congruente con la ciudadanía al no votar a favor de las ocurrencias presidenciales y no unirse a la alianza conformada por los partidos que de igual forma han erosionado a México: PAN, PRI y PRD, y que juntos han resultado ser un rotundo fracaso al perder 22 estados que gobernaban en los últimos años.

La verdadera alianza de Movimiento Ciudadano es con la ciudadanía por su ideología misma: es un partido de centro-izquierda y social demócrata que promueve la justicia social con la intervención mínima del estado, aplicando los contrapesos y legislando en la materia, para moderar las posiciones injustas de una economía capitalista, dentro del marco de nuestra democracia representativa ¿Podría ser el presidenciable que esté a la altura de las circunstancias que requiere el país?

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos