Opinión

Mark Reuss, presidente de GM global, presenta la Cadillac Escalade

Esta semana pude hablar con las altas autoridades de General Motors en el mundo. La manera de hacerlo fue entrando a la presentación global de la nueva Escalade eléctrica, que para mí fue más una revelación de lo que será la plataforma Ultium y sus aplicaciones en las camionetas grandes de la corporación. Francamente, luego del GMC Hummer EV, de vehículos como la Silverado EV, la Equinox y la Blazer, faltaba este nicho de mercado tan importante en Norteamérica y tan vendido en nuestro país.

Mark Reuss, presidente de General Motors a nivel mundial, lo dijo contundentemente: “Cadillac está liderando nuestra compañía a un futuro totalmente eléctrico, al mismo tiempo estamos elevando lo que se espera en términos de desempeño, tecnología y dedicación en los detalles”.

Al mismo tiempo, para quienes pensaban que Cadillac era solo una marca de lujo, hoy se convierte en la vanguardia en muchos sentidos para una de las corporaciones de movilidad más grande del mundo.

Su importancia y el portafolio de productos que trae en planeación es “el punto más alto en cuanto a presentación de nuestra mayor innovación y tecnología”, refiriéndose a toda la corporación, comentó Reuss.

En cuanto a la Escalade, se refirió a ella como una historia de primicias, como ser la primera híbrida, la primera con la suspensión magnética, el primer vehículo de la corporación con luces LED, la primera con el sistema de estabilidad Stabilitrak, la primera en usar el audio AKG dentro de un vehículo y la que estrenó como camioneta el sistema de asistencia avanzada a la conducción ya sin manos y sin pies en pedales en carretera llamado Super Cruise. “Desde su presentación se convirtió en un símbolo de estatus”, dijo, comparándola con los primeros Cadillac que se tuvieron décadas atrás.

Así, la nueva Escalade IQ se vuelve el nuevo reto a vencer en el segmento de las SUV o camionetas grandes, presentándose como la primera en este nicho de mercado dejando la vara muy alta con capacidad para 720 kilómetros eléctricos, dejando atrás la era de la gasolina pues el vehículo no comparte nada con el que reemplazará de combustión.

Es una concepción totalmente nueva que elimina emisiones, da un manejo sorprendente por su rigidez, bajo centro de gravedad, una aerodinámica 15% mejor, un imponente torque inicial e innovaciones como su pantalla interior de lado a lado en el frente de 52 pulgadas, con área de visión para acompañante de distintos servicios de contenido en internet, terminados más allá del lujo y conectividad total.

“Escalade IQ no tiene comparación actualmente, es increíble lo que el equipo de desarrollo ha hecho con ella. Se fabricará en Detroit en la planta llamada Factory Zero”, ahí precisamente nació la plataforma Ultium que usa la nueva camioneta y que el presidente aseguró que “le permitió al equipo desarrollar desde cero una nueva Escalade y les dio libertad para entregar un producto con un nuevo nivel de lujo”.

La camioneta es el nuevo estándar en la industria de las grandes SUV. Además de sus por lo menos 720 kilómetros de autonomía, es capaz de cargar 170 kilómetros en 10 minutos, acelera de cero a 100 kilómetros por hora en menos de cinco segundos.

Al contar con dirección en las ruedas traseras, su ángulo de giro es mucho menor y será más cómoda de manejar en ciudad y espacios reducidos. En Estados Unidos, con el Super Cruise tendrá más de 640 millones de kilómetros de asistencia al volante para manejar sin manos.

Y su pantalla delantera de pilar a pilar, de lado al lado del tablero, se convierte en la única del mercado en este tipo de vehículos.

Platicando con John Roth, vicepresidente global de Cadillac, nos aseguró que la camioneta entra a producción en verano del 2024, lo que vendrá a agregar los años de liderazgo en su segmento sin duda, pues lleva nueve años consecutivos de serlo. Consideró a Cadillac como la marca de más rápido crecimiento en el segmento de lujo con un portafolio completo dentro de los Estados Unidos, desde el Lyriq, el Celestiq y ahora Escalade IQ. Así “empezamos lo que será nuestro portafolio de productos eléctricos”, dijo.

En cuanto al mercado mexicano, platiqué con Jorge Plata, vicepresidente de GM de México, quien nos aseguró que no es cuestión de si vendrá la camioneta a nuestro país, sino de que inicie producción y de ahí ver cómo se desarrollan las ventas e inventarios para poder iniciar a ofertarla en el mercado mexicano.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos