Opinión

Un bolero para Ángela

.

La historia de la radio en México está ligada a un género musical que todos reconocemos: el bolero. Fue la XEW en donde Agustín Lara cobraría fama con todas sus composiciones románticas y, cuenta la leyenda, que eran tan apreciadas que Emilio Azcárraga le daba un centenario de oro cuando estrenaba una de sus canciones en la radio.

El bolero nació en Santiago de Cuba y llegó a México a través de Veracruz. Arraigado a las clases bajas, muchos dicen que el bolero fue la respuesta popular a la ópera: música que se escuchaba en cantinas o teatros, y luego a través de los novedosos discos de vinil: en las casas mexicanas modernas podía escucharse a Álvaro Carrillo, María Grever, Toña la Negra, el mismo Flaco de Oro y la estupenda voz de Flor Silvestre.

Flor Silvestre comenzó cantando canciones rancheras, pero fue en la década de los 70 cuando editó un álbum imprescindible: “Sus canciones favoritas… con Flor Silvestre”, considerado en Estados Unidos como una obra maestra para los amantes del género. Bueno, ¿a qué viene todo esto? A que la nieta de Flor Silvestre, la extraordinaria Ángela Aguilar, seguirá los pasos de su abuela y lanzará un disco de boleros. Platiqué con ella hace unos días sobre esto:

“Te cuento cómo fue. Mi papá [Pepe Aguilar] está lanzando su proyecto ‘Sonidos del Tiempo’ y está contratando a diferentes artistas. A mí me tocó el género de boleros de Cuba, me metí al estudio y empezamos a revisar todas las canciones. Escogimos las más clásicas y fue súper difícil, nunca me había tardado tanto en grabar tan pocas canciones. De verdad es muy difícil de cantar, nunca me había tenido que meter tantas horas al estudio como con estas canciones. Acababa adolorida de la mandíbula porque era muchísimo cantar una y otra vez. Pero he aprendido que la gente puede sentir más las canciones cuando tú las sientes. Y también tienen tanta historia, como ‘Obsesión’ que grabó mi abuelo y mi abuela y ahora me tocó a mí”

Le pregunté qué se sentía cantar tan bien como ella y entre risas me dijo que “Mis papás y mis abuelos me enseñaron que si voy a hacer algo lo tengo que hacer bien, y desde los cuatro años tomo clases de ópera. Y así debe de ser, porque el público se merece ese respeto y si pagan un boleto es porque te quieren ver en vivo cantar”.

Lo primero que pensé cuando me enteré que Ángela iba a cantar un disco de boleros es que a Luis Miguel le cambiaron la vida, y ahora, con la voz de Ángela Aguilar, será un deleite, porque para mí los boleros son un género eterno. “Siempre me ha gustado reinventar los clásicos, hablar de tradiciones, de donde venimos para saber a dónde vamos. Y justo este proyecto me hace sentir muy orgullosa porque queremos traer esta música a la generación Z, que ahorita sus canciones no hablan de amor, sino de otras cosas. Cuando uno es honesto con sus intenciones los resultados son buenos: esto no se trata de mi ego, se trata de los boleros, de la historia de la música”.

Una cantante fuera de serie, reinventando música para traerla a la nueva generación. No tengo duda alguna: en algunos meses todos estaremos platicando de los boleros de Ángela. Un orgullo para la dinastía Aguilar.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos