Opinión

La crisis nos alcanzó: ¡No hay agua! (I)

La crisis nos alcanzó: ¡No hay agua! (I)

Muy lejos de lo que afirman las autoridades, la crisis por la sequía y la escasez de agua ya es una lamentable realidad en nuestro país. No tiene caso negarla, como recurrentemente lo hacen los gobiernos de los tres niveles.

Lo más lamentable es que, pese a los vaticinios de especialistas nacionales e internacionales, no tomaron las medidas para mitigarla y sobre todo para enfrentar el reto de salvaguardar la seguridad de millones de mexicanos que padecen ya la falta de agua en sus hogares.

La razón de esta situación, amables lectores, no sólo tiene que ver con los efectos del cambio climático, sino a la falta de inversión para la rehabilitación de la infraestructura hídrica.

El descontento y la preocupación por la crisis gigantesca que tenemos encima crece no sólo en el Valle de México, con un sistema Cutzamala prácticamente colapsado para seguir proveyendo a la Zona Metropolitana, sino en todo el país. Guadalajara y Monterrey están siendo afectadas gravemente por la falta de líquido.

Sin embargo, la inacción gubernamental es notoria, además de que en ninguno de los proyectos de gobierno de los partidos políticos contendientes en el proceso electoral actual el tema hídrico aparece como punto prioritario que concite a la búsqueda de soluciones a la escasez de agua.

En contraparte, varios especialistas están advirtiendo los terribles alcances que esta catástrofe tendrá en la vida nacional y han sugerido que se declare la situación como emergencia nacional, propuesta que se enfrenta a la negativa gubernamental, por la sencilla razón de la desaparición del Fonden y en consecuencia, no hay dinero para ello, pues se canalizó a obras insulsas que a nadie benefician.

Una de esas voces de especialistas que han manifestado su punto de vista sobre esta situación es la de la Asociación Mexicana para la Correcta Hidratación Agua en México, A.C., quien sostiene que la sequía y la falta de rehabilitación de la infraestructura hidráulica provocará que más de 40 por ciento de la población del país enfrente los estragos de la escasez de agua, incluidos más de 5 millones de habitantes en la Ciudad de México.

Añade esta asociación que pese a que el Banco Mundial ha indicado que se requiere una inversión constante durante más de 20 años del orden superior a los 80 mil millones de pesos para poder hacerle frente a la situación del agua en México, la actitud gubernamental ha sido de ignorar la sugerencia.

Asimismo, amables lectores se debe resaltar que no sólo se ha ignorado la propuesta de declaratoria de emergencia nacional, sino que se ha disminuido el presupuesto para la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Según información de un diario de circulación nacional, para 2023 esta institución gubernamental recibió 71 mil 600 millones de pesos, en tanto que para este año la canalización de recursos fue de 62 mil 600 millones de pesos; mientras que la inversión para infraestructura hidráulica pasó de 49 millones 389 mil pesos a 35 millones 343 mil pesos.

Por lo que se refiere a la situación del sistema Cutzamala en esta crisis de sequía nacional, su estado también es lamentable: durante los primeros días de 2024, debido a la sequía, alcanzó los niveles más bajos desde su creación hace 41 años, situación que pone en peligro el abasto de agua del que dependen 21 millones de habitantes de 12 alcaldías de la Ciudad de México y 16 municipios mexiquenses.

Reitero, estimados lectores: aun con la gravedad de esta situación, a la fecha no existe un plan de emergencia para mitigar el caos por la falta de agua. Las autoridades federales (Conagua) y estatales (CAEM y SACMEX) se han limitado a reducir caudales disponibles, es decir a administrar la pobreza del líquido.

Como vemos, amables lectores, estamos enfrentando los resultados de la inacción y el desinterés de las autoridades gubernamentales en materia de inversión para el recurso hídrico nacional. A la escasez de agua la quieren enfrentar solo con discursos mediáticos electoreros y promesas de un día. Así no se puede. En la siguiente entrega continuaré abordando este tema que es de interés nacional.

Hasta la próxima.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos