Opinión

Los Auténticos están en la casa

.

Hace unos días saqué de mi anaquel un libro llamado “Titanes en el hit: Una biografía oral” del autor Fernando Sánchez. Es la historia de Los Auténticos Decadentes, y tiene una cita que me encanta: “Si la alegría que generan sus canciones cotizara en la Bolsa de Valores, las acciones de los Decadentes deberían valer millones”.

Y tiene toda la razón: pocos artistas expresan tanta alegría y ponen a cantar a tantas personas como Los Auténticos. Sus canciones son himnos de las fiestas, en los estadios, en los conciertos y se cantan fuerte, a todo pulmón, abrazado a tus amigos y saltando de felicidad. Es alegría pura.

Los Auténticos Decadentes visitaron hace poco nuestro país, al que consideran su segunda casa y pude platicar con ellos. Frente a mí estuvo Gustavo Parisi “Cucho”, que me contaba que la primera vez que visitó México fue en el 96: “Este fin de semana hicimos unos shows en Tultepec, en Mérida, en Tuxtla Gutiérrez y nos sorprende el calor de la gente y la buena onda, chicos, grandes, gente mayor, familias. La verdad es que llegar a ese nivel de popularidad en México es lo que siempre soñamos. La retribución de la gente es maravillosa”.

“Comenzamos en Buenos Aires, en la habitación de Nito”, me contaban “Y luego nos cambiamos a media cuadra, a un depósito que alquilaba su padre. Una habitación muy grande y muy alta donde vivía mucha gente. Era el Barrio Parque Avellaneda. La primera vez que tocamos fue en el Colegio San Martín. No teníamos muchos temas, solo cinco, así que tuvimos que repetirlos”, me dijeron entre risas.

Los Auténticos cantan, tienen muchos temas que están en nuestro ADN musical: “Loco, tu forma de ser”, “Un Osito de Peluche de Taiwan”, “La Guitarra”. Su plática gira entre anécdotas, risas, recuerdan cosas, se desvían, regresan al tema principal, se vuelven a desviar. Es como estar entre amigos.

“Cuando una banda es como ustedes, una banda de festivales, clásica, ¿cómo saber hacia dónde ir musicalmente?”, les pregunté. “Eso va saliendo naturalmente.

Obviamente siempre vamos sacando temas, en este caso covers o reversiones de temas clásicos, en la pandemia teníamos mucho para grabar. Generalmente es como una necesidad que va saliendo, de hacer una canción nueva o refrotar un hit clásico. Son cosas naturales”.

¿Cuántos conciertos habrán dado en su vida?, les pregunté. Se rieron mucho. Jorge me explicaba que hubo una época en la que daban shows sin parar, sin que les importara donde fuera: “El fuerte de la banda es en vivo, siempre tuvimos el sueño de ser populares. Estuvimos en el circuito de la Bailanta de música popular, más tropical. Éramos de las pocas bandas de rock junto Rata Blanca ¡Era un camino muy difícil en donde hacías hasta siete shows en un día! Esos años eran de mucho mucho shows”.

Para mí, esta banda es mexicana, además forma parte de mi vida personal y profesional. Y estoy seguro que igual que yo, toda Latinoamérica piensa lo mismo: porque estén donde estén, Los Auténticos siempre están en casa.

* Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y firma, y no representan el punto de vista de Publimetro.

Tags

Lo Último

Te recomendamos