Alrededor de nueve mil niños refugiados que llegaron a Alemania sin compañía de adultos están "desaparecidos“, informó a la prensa la Oficina Federal de Investigaciones Criminales (BKA).

Los menores van 14 a 17 años de edad, unos 900 de ellos tienen menos de 13 años, y en la mayoría de los casos se carece de indicios de que hayan caído en manos de delincuentes.

Los casos fueron reportados a la policía por los responsables de los alojamientos para refugiados, quienes atribuyeron la desaparición a que los menores se dirigieron hacia los hogares de familiares en otras ciudades alemanas u otros países europeos.

La mayoría de estos menores procede de Eritrea, Marruecos, Argelia, Siria y Afganistán, de acuerdo a información gubernamental que es parte de un procedimiento para informar a los parlamentarios que lo soliciten.

En tanto, siguen los desacuerdos políticos sobre los refugiados. El ministro de Finanzas de Bavaria y posible sucesor en la gubernatura local, Markus Söder, se pronunció por regresar a sus países a cientos de miles de refugiados, incluida Siria.

Bavaria es el estado mas grande de la federación alemana y uno de los más ricos y desarrollados, cuyo partido gobernante, la Unión Social Cristiana, se ha pronunciado contra la llegada de refugiados.

Söder enfatizó la imposibilidad de integrar a tantas personas procedentes de culturas tan distintas.

Por su parte del presidente del Instituto de Investigación Económica Ifo, Clemens Fuest, declaró que los refugiados de ahora no van a posibilitar un „segundo milagro económico alemán“.

TE RECOMENDAMOS

Inhabitables la mitad de los edificios de Italia luego de terremoto

LO MÁS VISTO EN VIDEO