Líderes del comercio ambulante en el perímetro B del Centro Histórico exigen hasta 160 mil pesos a los vecinos para que las entradas de sus casas queden libres de comercios.

De acuerdo con una investigación del diario Reforma, además de amenazar y agredir a los vecinos, estas personas solicitan esa cantidad para no colocar locales comerciales en sus puertas.

Vecinos del callejón República de Haití aseguraron que este problema existe desde el 2005, cuando líderes de Desarrollo y Servicios Comunitarios Populares construyeron un corredor comercial.

En ese entonces, Ángel Lemus, líder de esa asociación, requirió 35 mil pesos a los vecinos por metro lineal para respetar la entrada a sus casas.

Según testimonios, algunos vecinos pagaron hasta 80 mil pesos mediante depósitos a una cuenta bancaria.

En 2008, se le cedió a Alejandra Barrios el Permiso Administrativo Temporal Revocable, quien pretende colocar en ese espacio a los comerciantes expulsados de la Plaza Pino Suárez.

"Si en 2005 pagaste 80 mil pesos, ahora en 2016 te quiere cobrar el doble o el triple y que te asocies en su asociación, que vayas a marchas", aseveró una vecina.

Por su parte, Patricia Mercado, Secretaria de Gobierno capitalino, indicó que no hay ningún permiso para instalar un corredor comercial. 

TE RECOMENDAMOS

Balacera en Xochimilco deja 3 muertos