Deportes

¡Fuertes en casa! México y sus destacadas participaciones cuando fue sede del Mundial

El Tricolor ha destacado cada que se proclama anfitrión de la justa mundialista

Selección Mexicana

México está muy cerca de convertirse nuevamente en anfitrión de una Copa del Mundo. La alianza con Estados Unidos y Canadá le da la oportunidad a nuestro país de vestirse de gala y hacer historia al ser sede de la primera justa con un formato nuevo que permita más representativos. En el pasado tierras aztecas han recibido el certamen en solitario y en esos años (1970 y 1986) la participación del Tri ha sido destacada.

TE RECOMENDAMOS: ¿En qué estadios? México jugará sus partidos de fase de grupos del Mundial en territorio azteca

La Selección Nacional tiene una historia complicada en relación con los Mundiales, las eliminaciones en fase de grupos o previo al famoso quinto partido han atormentado a varias generaciones de futbolistas; sin embargo, es preciso decir que cuando la cita mundialista se presenta en tierras aztecas, la historia para México cambia, es por eso que aquí hacemos un repaso por aquellas ocasiones en la que el Tri fue anfitrión y puso a soñar a todos con sus actuaciones.

La primera vez que el Mundial salió de Europa y Sudamérica fue en la 1970. Ese año, las variaciones en el juego también se hicieron presentes con la primera transmisión internacional y el agregado de las sustituciones y amonestaciones. De igual manera, figuras importantes del balompié se dieron cita para pelear por el título, entre ellos Pelé.

En ese torneo México tuvo una participación sorprendente, librando la fase de grupos invicto luego de superar a El Salvador (4-0), Bélgica (1-0) y Unión Soviética (0-0), algo que los llevó a medirse en el estadio Nemesio Diez a Italia en cuartos de final. Ese día el marcador, que inició favoreciendo al Tri, terminó a favor de la Azzurri 4-1, para posteriormente ir avanzando hasta la final, donde cayó ante el Brasil.

Para 1986 México llegaba con la consigna de igualar lo hecho la última ocasión que recibieron en casa. Aunado a ello, estaba el pésimo antecedente que dictaba su ausencia en dos de los tres mundiales anteriores (Alemania 74 y España 82), por lo que obligadamente debía elevar su nivel.

En esa ocasión los futbolistas mexicanos alcanzaron el primer lugar de grupo tras dos victorias y un empate, su siguiente paso los puso frente a Bulgaria, combinado al que eliminaron sin problemas en octavos de final por 2-0 y partido de donde se desprendió el mítico gol de Manuel Negrete.

México se colocó por primera vez en la historia en el quinto partido y cuando todo parecía encaminado hacia una participación aún más grande, la suerte jugó en contra y luego de un juego reñido, la tanda de penales le otorgó el pase a Alemania a semifinales.

DV Player placeholder
Tags

Lo Último

Te recomendamos