Entretenimiento

Kim Kardashian evita hablar de su mayor complejo físico

La socielité posee uno de los cuerpos más envidiables de la farándula pero no ha podido corregir este detalle de su aspecto.

Derrieré de envidia, cabellera perfecta y curvilineas como pocas. Kim Kardashian es el centro de las miradas donde vaya debido a un físico considerado por muchos como perfecto. Pero la socielité realmente no lo piensa así y por eso evita a toda costa hablar de su mayor complejo físico.

Toda la fortuna de la estrella del reality show “Keeping up with the Kardashianspuede complacer los gustos y excentricidades pero no ha podido costear una cirugía para lograr tener una mayor estatura. La famosa mide 1,59 metros, lo que la convierte quizás en la más baja de las hermanas más populares de Hollywood. Se considera además que una medida promedio para una mujer es de 1,63 metros.

Aunque existan cirugías para arreglar todo tipo de imperfecciones, la realidad es que la empresaria y estrella de televisión, debe conformarse con su estatura. Es por eso que Kim no duda en subirse en tacones de gran tamaño, plataformas y botas que la hagan lucir más alta y, por ende, más esbelta.

El tema además está totalmente prohibido en cualquier entrevista ante los medios. La estrella de los realitys ha hablado abiertamente sobre sus cirugías y otros aspectos de su vida, incluso su divorcio con el rapero Kanye West, pero nunca se ha referido a este complejo físico que no le ha impedido alcanzar la fama y convertirse en una de las mujeres más adineradas en el mundo.

Según la revista Forbes, Kim posee una fortuna de al menos 1.000 millones de dólares, ingresando al top de milmillonarios en el mundo. Solo por hacer publicidad a través de la red social Instagram, donde suma más de 250.000 millones de seguidores, la famosa percibe 1,42 millones de dólares. En esta ránking realizado por la aplicación Hopper HQ, solo es superada por los futbolistas Cristiano Ronaldo, Leo Messi, el actor Dwayne Johnson, conocido como “La Roca”, y su hermana Kylie Jenner.

Kim Kardashian protagonizó recientemente uno de los monólogos más controversial del programa estadounidense Saturday Night Live, donde bromeó de manera ácida sobre su aspecto físico y su divorcio con el rapero Kanye West.

Vestida con un ajustado jumpsuit color fucsia, la famosa apareció en el escenario. “Soy mucho más que esa foto de referencia que mis hermanas mostraron a sus cirujanos plásticos”. También apuntó contra su padrastro, Caitlyn Jenner, y su expareja, Kanye, asegurando que se postulaba a la presidencia de Estados Unidos. “Es por eso que me postulo para... es broma, no me postulo para presidente. No podemos tener tres políticos fallidos en la familia”.

También habló de sus estudios de abogacía, influenciada por su padre, el fallecido Robert Kardashian, quien en 1985 formó parte del equipo de defensa del exatleta O.J. Simpson. “Mi padre fue y sigue siendo una grani influencia para mí, y le doy el crédito de haberme abierto los ojos a la injusticia racial. Es por él que conocí que conocí a mi primera persona negra”. Asimismo dijo que su expareja, Kanye, le ayudó a preparar el monólogo, por lo que envió un agradecimiento.

Su madre, la famosa Kriss Jenner, recurrió a las redes sociales para elogiar la presentación. “Estoy tan increíblemente orgullosa de mi hija Kim. Ella aplastó absolutamente a uno de los stand up más difíciles en el mundo. Es una rock star absoluta y estoy muy orgullosa de este logro”, expresó aunque en el discurso aludió a su pareja, Corey Gamble, a quien llamó de forma jocosa “cazafortunas”.

Tags

Lo Último


Te recomendamos