Entretenimiento

Eugenio Derbez fue demandado por una de las canciones de “Shrek 2″

El actor mexicano fue el encargado de doblar la voz del querido “Burro”.

La saga de “Shrek” se ha convertido en una de las franquicias más populares y exitosas de la industria cinematográfica. Con un total de cuatro películas de animación digital, compuestas por Shrek (2001), Shrek 2 (2004), Shrek tercero (2007) y Shrek Forever After (2010), Dreamworks Animation sí que ha sabido conquistar a la audiencia.

Aunque todos los personajes son especiales, la presencia de “Burro” realmente enamoró a los espectadores con sus divertidas ocurrencias. Dicho personaje fue doblado al español por Eugenio Derbez y a pesar de que le garantizó parte del éxito a “Shrek 2″, el actor mexicano enfrentó algunos problemas legales.

Durante una entrevista en el programa “El Interrogatorio”, Eugenio comentó que Dreamworks les asignaba una especie de “policía” que se encargaba de supervisar las grabaciones y cada vez que él decía alguna palabra poco conocida, lo hacía firmar un documento en el que daba fe de que no era ninguna grosería.

Cuando llega el momento de grabar “Shrek 2″ en el guion estaba asentado que “Burro” cantaba una canción. Sin embargo, la propuesta era muy poco conocida en México, por lo que Derbez propuso “Mesa que más aplauda” del Grupo Clímax.

“Estaba de moda y digo, ‘vamos a meter la de la mesa: burra que más le trote sí, burra que más le trote no, le mando, le mando, le mando la burra’ el caso es que todo el mundo se cagó de la risa, pero (dijeron los productores): ‘oye, no, pero los derechos’”, comentó Eugenio.

Eugenio pensó que al no ser una banda tan conocida, usar su canción podría ser hasta beneficioso para ellos. Y aunque tenía algo de sentido, finalmente no tenía los derechos de usarla; lo que más adelante le trajo problemas.

“Es un grupo aquí de Veracruz, tocan en un table, imagínate que su rola esté en una película internacional, mundial, Shrek. Estos güeyes me van a hablar y me van a besar los pies y me van a decir: ‘gracias por internacionalizarnos’ y te juro que honestamente lo pensé. Les va a dar un gusto que su canción esté”, reveló.

Luego del análisis de Eugenio, Dreamworks estuvo de acuerdo en aceptar su propuesta pero solamente si Eugenio se hacía responsable ante cualquier inconveniente que se generara con el Grupo Clímax. Así que Derbez no dudó en firmar un contrato.

“Sale la película y viene la demanda. Me acuerdo haber ido a una dirección ahí por Cuitláhuac y me siento en un una mesa larguísima y me dice: ‘Con la novedad de que vamos a demandar a la compañía por no sé cuántos millones de dólares’. Y yo así de, ‘pero, ¿por qué son así?’”, expresó el protagonista de “No se aceptan devoluciones”.

Ante la pregunta de Derbez, los representantes le respondieron que era un negocio y que tenían que sacar provecho. De inmediato Eugenio les explicó el acuerdo que él había hecho con Dreamworks.

“Ustedes están viendo Dreamworks, Steven Spielberg, nada más que te tengo una noticia, aquí tengo un papelito donde yo me hago responsable y al que vas tener que demandar es a mí y yo no tengo el capital que tiene esta gente”.

Pese a la explicación del actor mexicano, la banda procedió con las demandas durante varios meses, pero finalmente llegó a un acuerdo con ellos.

“Tuve que grabarles un disco que anda por ahí en donde viene la versión de la “Mesa que más aplauda” con el Monje Loco, Aaron Abasolo y es la misma canción[…] no sé cómo la comercializaron pero ahí sacaron una lanita”, comentó Derbez.

Te puede interesar:

Tags

Lo Último


Te recomendamos