Entretenimiento

El “Mail on Sunday” publicó un mea culpa en primera plana a Meghan Markle

¡Duquesa victoriosa! Meghan Markle puede descansar un poco más tranquila ahora que su batalla judicial de tres años contra la publicación británica The Mail on Sunday y su sitio web MailOnline ha llegado a su fin. La demanda, por infracción de privacidad y derechos de autor, surge de la publicación en febrero de 2019 de una carta privada de cinco páginas que Meghan envió a su padre poco antes de su boda con el príncipe Harry.

Parte del fallo requería que el periódico imprimiera una disculpa a Meghan, que cumplió después de apelar durante el último año, sin éxito en última instancia. “La duquesa de Sussex gana su caso legal por infracción de derechos de autor contra Associated Newspapers por artículos publicados en The Mail on Sunday y publicados en Mail Online”, se lee en la portada del periódico el domingo 26 de diciembre, según People.

La disculpa continúa en la página tres: “Después de una audiencia el 19-20 de enero de 2021 y una audiencia adicional el 5 de mayo de 2021, el Tribunal ha dictado sentencia a favor de la duquesa de Sussex sobre su reclamo por infracción de derechos de autor. El Tribunal determinó que Associated Newspapers infringió sus derechos de autor al publicar extractos de su carta escrita a mano a su padre en The Mail on Sunday y en Mail Online. Se han acordado soluciones financieras”.

Meghan Markle agradece el haberse hecho justicia

El 2 de diciembre, Meghan emitió un comunicado elogiando la decisión de la corte, calificándola de una victoria contra una industria sensacionalista británica cada vez más cruel que se ha esforzado por dirigir una ira considerable hacia Meghan. “Si bien esta victoria sienta un precedente, lo que más importa es que ahora somos lo suficientemente valientes colectivamente para remodelar una industria sensacionalista que condiciona a la gente a ser cruel y se beneficia de las mentiras y el dolor que crean”, escribió.

Si bien el acoso que se ha convertido en un sello distintivo de la industria de los tabloides probablemente no desaparecerá como resultado de una sola demanda, la disculpa pública es un buen toque: sirve como advertencia para otras publicaciones que buscan dañar la reputación de la duquesa, o cualquier figura pública, que una historia no puede venir a costa de la privacidad o los derechos de alguien.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos