Entretenimiento

Pati Chapoy tuvo una experiencia paranormal en su antigua casa

Se tomó las manos con su esposo Álvaro al sentir la presencia de alguien en su recámara

Más de 40 años de trayectoria han conllevado a que Paty Chapoy sea una de las mejores pagadas en la televisión mexicana
Pati Chapoy Instagram: @chapoypati

En el programa ‘Ventaneando’ se vivió el día de muertos escalofriante y es que tanto sus panelistas como los invitados, contaron las experiencias paranormales que han podido presenciar en su vida. Desde su ropa hasta la decoración del set, estaba adaptada a tan importante fecha en la nación mexicana. Pati Chapoy contó su experiencia paranormal.

¿Realmente hay hechos paranormales? Muchos artistas han contado algunas experiencias extrañas en sus casas o lugares de trabajo. En el día de muertos suelen ocurrir diversos situaciones que atentan contra la tranquilidad de las personas y generan miedo total. En esta ocasión le tocó a Rodrigo Dávila, cantante del grupo ‘Motel’, quien es hijo de Pati Chapoy, confesó que hace mucho vivió en una casa donde pasaban cosas raras durante la madrugada. “Cuando estaba chico y estudiaba de noche para el siguiente día, se desprendía a sonar el radio de la casa de abajo”, contó.

Después de escuchar la vivencia de su hijo, contó la animadora que en una oportunidad, vieron su esposo y ella como se abrió (sola) la puerta de su habitación. Realmente no fue lo único que vivió en esa residencia. “Lo más aterrador que nos pasó en esa misma casa, en la madrugada dormidos en la cama mi marido y yo se abre la puerta de la recamara, no entra nadie y se sintió una presencia automáticamente”, expresó Chapoy.

El día de muertos transciende en el tiempo

Este programa también sirvió para recordar de forma especial a sus seres queridos. Día de Muertos, una celebración a la memoria y un ritual que privilegia el recuerdo sobre el olvido. Es una tradición mexicana que trasciende en el tiempo.

Cada año muchas familias colocan ofrendas y altares decorados con flores de cempasúchil, papel picado, calaveritas de azúcar, pan de muerto, mole o algún platillo que le gustaba a sus familiares a quien va dedicada la ofrenda, y al igual que en tiempos prehispánicos, se coloca incienso para aromatizar el lugar.

DV Player placeholder

Tags

Lo Último