Entretenimiento

Britney Spears desaparece de las redes sociales tras un confuso episodio que involucra a su esposo y al 911

No hay día tranquilo en la vida de la “princesa del pop”.

Britney Spears  volvió a Instagram recientemente.

No parece haber un solo día tranquilo en la vida de Britney Spears. La noche del martes 24 de enero, la “princesa del pop” borró todo su contenido de las redes sociales, después de que publicó un mensaje que se podría interpretar como un señalamiento de infidelidad a su esposo, Sam Asghari.

“Hola, ¿A dónde vamos? Solo me gusta el coche. Punto. Una cosa segura, calmada y civilizada que me gusta. El buscar halagos es seguro. Es decir, se supone que tengo que confiar en la persona a lado de mí pero me quiere disparar”, escribió la princesa del pop en su cuenta de Instagram antes de borrar ese y todo su contenido, según reseña Tiempox.

Posterior a este episodio, la cantante de “Toxic” eliminó su cuenta en la mencionada red social. Los fanáticos, preocupados por el mensaje, llamaron a las autoridades a través del servicio del 911.

Por lo tanto, efectivos de la Policía Los Ángeles acudieron al domicilio de Britney Spears para certificar que estuviese bien. De acuerdo con una publicación de TMZ, un portavoz de la oficina del alguacil de Ventura Co, mencionó que fueron a su casa por precaución.

Informaron que todo estaba en orden, sin especificar si habían hablado con Britney o alguno de sus allegados. “Los agentes determinaron que no había razón para creer que estaba en peligro”. informó TMZ.

También te puede interesar: Polémica y vulgar respuesta de Britney Spears para quienes publicaron que había tenido un colapso maniático

Sin embargo, nadie sabe nada de la también actriz, debido a que eliminó el medio por el que más se comunicaba con sus seguidores, su cuenta de Instagram.

Este episodio ocurre 10 después de que fue grabada en un restaurante, mientras actuaba “como una maniática”. En aquel video se nota que la están grabando y se tapa el rostro con un menú. Cuentan, además, que previo a esa grabación, Sam Asghari, su esposo de 28 años, se había ido del mismo establecimiento comercial furioso.

DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos