Entretenimiento

Anabel Hernández envía mensaje a famosos ‘ofendidos’ por aparecer en ‘Las señoras del narco’

Cada investigación arroja nuevos nombres y la periodista está decidida a exponer la verdad sobre los lazos del mundo del espectáculo con el criminal

Cada investigación arroja nuevos datos y nombres, por lo que la periodista  ya tiene en la mira a Peso Pluma.

El encuentro con Anabel Hernández se dio en una habitación ubicada en el piso 19 de un hotel cercano a Expo Guadalajara, sede de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL). Sentada en un sillón junto a una gran ventana, la periodista vestida de negro, nos dio la bienvenida para iniciar la charla sobre su nuevo libro Las señoras del narco: amar en el infierno.

“La idea es correr totalmente el telón y entrar a la mente de estos narcotraficantes, esa es la intención del libro. Hace dos años, en el 2021, prometí a mis lectores en esa sala abarrotada de la FIL de que habría más información sobre el tema de las mujeres en el narco, de las esposas, madres, actrices y de cómo influyen en ese mundo criminal. También, cómo esa influencia tiene repercusión en su vida cotidiana, así que lo prometido es deuda y aquí está el libro”, señaló al inicio de la entrevista.

La conversación generada con este libro, ha repercutido en todas las redes sociales, tanto de los involucrados como los lectores en general.

“Como periodista he tratado de analizar el porqué hago las cosas y porqué me interesa el tema del narcotráfico. Trato de ser muy honesta conmigo misma, realmente mi motivación principal es poder descubrir la verdad. Hoy el tema de los cárteles, de la droga y de la delincuencia organizada es el principal problema de México, entonces cuando recibí este mensaje de Celeste, lo primero que dije es que voy a poder saber más y entender más”.

Celeste, quien fuera una persona muy cercana al narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, contactó a la periodista poco antes de lanzar Emma y las otras señoras del narco.

“Ella tenía mucha información sobre los vínculos de Arturo Beltrán Leyva con otras actrices. La actriz que murió, Tania Mendoza no fue mi informante. Celeste estaba nerviosa y temía que la pudieran matar. Ella me contactó, porque quería decirme que había muchísimas otras actrices y mujeres famosas que estuvieron como compañeras de Arturo Beltrán Leyva. En enero de 2022, le hago una de las entrevistas”, explicó.

Anabel Hernández confesó que desde el primer contacto con Celeste supo que encontraría otra eje de investigación.

“Es súper interesante esta figura de Celeste, porque ella fue testigo directo de al menos una de las décadas más importantes en la historia reciente de México, desde finales de los noventa hasta 2009 que muere Arturo Beltrán Ley. Ella fue testigo de toda esta evolución del cártel de Sinaloa y cómo llega a la cúpula de Beltrán Leyva”.

Celeste está en espera que le confirmen el asilo político en Estados Unidos, “la propia Celeste convive con la gran mayoría de esos terribles narcotraficantes que han plasmado con sangre su nombre en la historia de México. Ella es testigo, no sólo de las corrupciones, no sólo de los cónclaves para traficar droga, sino de las vidas personales de estos narcotraficantes. Ella es amante, confidente, amiga de Arturo Beltrán Leyva, y es gracias a ella, que por primera vez puedo entrar prácticamente a la mente de un narcotraficante a través de su testimonio”.

Cada investigación arroja nuevos datos y nombres, por lo que la periodista  ya tiene en la mira a Peso Pluma.

Mundo del espectáculo

Anabel Hernández tiene más de 20 años como periodista de investigación, y nunca imaginó que su trabajo fuera a revelar nombres de famosos del entretenimiento.

“Cuando empiezo a hacer estas investigaciones y entrevistas para el libro de Emma, ahí comienzan a florecer, a salir los nombres de estas mujeres, no es que yo hubiera preguntado. Yo ni siquiera sabía o cómo podía sospechar que algunas de estas mujeres o famosos habían tenido contacto con ese mundo criminal”, compartió.

La escritora ha sido señalada por Galilea Montijo, Paty Navidad, Sergio Mayer entre otros, por nombrarlos en sus investigaciones, por lo que decidió enviarles un mensaje:

“Lo que haría es un llamado de consciencia a todas esas personas. Ellos saben lo que hicieron, saben hasta dónde han tejido estas redes de complicidad con el mundo criminal; en su consciencia está la repercusión que estos contactos ha tenido para los mexicanos, para mujeres que han sufrido de trata, para mujeres cuyas hijas han sido asesinadas, para mujeres que han sido secuestradas y para mujeres que sus familiares han muerto. Estas mujeres y hombres del mundo del espectáculo que tantos golpes de pecho se dan, que no sean hipócritas y mejor hagan un examen de consciencia, que igual como lo hizo Celeste, mejor nos cuenten sus historias. Solo contando la verdad, podrán resarcir el daño que han hecho, solo contando la verdad podrán ayudar a la gente a tener entendimiento y no caer en patrones de conducta delictiva en la que ellos cayeron”.

Nota relacionada: Sergio Mayer quiere encontrarse con Anabel Hernández: “Ella se siente dueña de la verdad”

Anabel Hernández siguió con detalles reveladores, como fue su encuentro con Dámaso López Serrano, alias Mini Lic.

“La caja de pandora que abrió el libro de Emma, fue justamente lo que motivaron a un narcotraficante como Dámaso López Serrano, el Mini Lic., a que me contactara en octubre pasado tras la publicación de Las señoras del narco. Él quería ahondar no sólo en el tema del cártel de Sinaloa, los Chapitos, sino muy particularmente sobre el rol de Galilea Montijo. Él decía cómo Galilea Montijo puede negar hasta lo que estaba en informes de inteligencia del gobierno de México, porque era tan importante la relación sentimental, sexual y económica de Galilea Montijo con Arturo Beltrán Leyva que hasta el propio gobierno federal espiaba a Galilea Montijo. Esa relación sexual y sentimental estuvo documentada en informes secretos de inteligencia del gobierno de México, que cayeron en las propias manos del Chapo (Guzmán) cuando ya era enemigo de Beltrán Leyva y el propio Mini Lic., me lo confesó”.

“Estas mujeres y hombres del mundo del espectáculo que tantos golpes de pecho se dan, que no sean hipócritas y mejor hagan un examen de conciencia”

—  Anabel Hernández

Y agregó, “Yo sé que Galilea no era solo su novia, Arturo Beltrán Leyva le propuso matrimonio. Era tan seria la relación, solo que Galilea le dijo que no porque no quería perder su (...), evidentemente si iba a ser su esposa, pues él no le iba a dejar continuar con su carrera de actriz. Galilea Montijo cocinaba para los sicarios, cocinaba para los torturadores y asesinos, a ese nivel de compenetración llegó esta mujer que después veíamos en las mañanas y lo siguen viendo. Después de que se ha revelado la verdadera identidad de esta señora, cómo sigue en los programas matutinos, de niños o el Teletón; justamente gracias a que se está tocando por primera vez la relaciones del mundo del narcotráfico con el de espectáculo, es que el Mini Lic. Me reveló otro punto interesante”.

Ppr ahora, Peso Pluma está en la mira de Anabel Hernández, “este cantante muy famoso en todas las clases sociales, cuya música pro narco, de corridos, odas al narco que se escuchan en discotecas de todos los niveles económicos, en todas partes de México y Estados Unidos es amigo de uno de los sicarios más sanguinarios del cártel de Sinaloa que es Néstor Isidro Pérez Salas, El Nini, que recién fue detenido. Esta vertiente de investigación, de poder entender, cómo el crimen organizado utiliza a todo este mundo, a todos estos personajes del mundo del espectáculo no sólo para legitimarse, sino para hacer narco propaganda y lavado de cerebros a través de la legitimación. Ahora que es público, la gente dice cómo una mujer como esa (Galilea Montijo) que es cómplice de un narcotraficante que tanto daño hizo al país sigue en televisión; como estos cantantes amigos de narcos pueden estar nominados al Grammy, eso está legitimizando el mundo criminal y está haciendo propaganda a favor del mundo criminal. Esto tiene que detenerse y pienso que una manera de hacerlo es con periodismo de investigación, así que sí seguiré investigando y denunciando estos temas”, finalizó y dejó abierta la posibilidad de ahondar más en la figura de Peso Pluma.

Distintas miradas

  • Mujeres. Ninel Conde, Galilea Montijo, Mariana Ríos, Dorismar, Betty Monroe, Karla Luna, Karla Panini, Patricia Navidad son vinculadas a Arturo Beltrán Leyva.
  • Facetas. Anabel Hernández confesó que tras una investigación trata de disfrutar de su pequeño cachorro de diez meses, pintar en acuarela, estar con sus hijos y cuando no me quieran como periodista, pues pongo una taquería”, bromeó.

(Des)encuentros con Genaro García Luna

La periodista cerró ciclo con Genaro García Luna en Nueva York, el exsecretario de Seguridad de México fue declarado culpable de narcotráfico en Estados Unidos.

“Celeste no solo sabía de las amantes actrices que circulaban en estas casas de seguridad de Arturo Beltrán Leyva como la que se encontraba atrás de Perisur (Ciudad de México), sino que además le constaba toda esta corrupción de Genaro García Luna, de Luis Cárdenas Palomino y de los policías corruptos. La historia de Celeste, de alguna u otra manera estaba conectada con la mía, porque mientras ella estaba ahí conviviendo con estos corruptos, durmiendo con Arturo Beltrán Leyva; conociendo los millonarios sobornos a Genaro García Luna, el general Cienfuegos y a tantos otros funcionarios públicos corruptos, yo estaba justamente investigando ese mundo criminal y estaba arriesgando mi vida”, comentó.

Anabel Hernández prosiguió, “Genaro García Luna había ordenado matarme en 2010, justamente por revelar en el libro Los señores del narco todo esta investigación que hice desde 2008. Yo estaba trastocando una historia criminal que estaba sucediendo en ese momento cuando realizaba mi investigación de Genaro García Luna. Después ocurre el juicio en Nueva York, yo ya había terminado mi ciclo de entrevistas con Celeste y estaba en el proceso de la información, cuando le preguntaba cómo sabía de todas las corruptelas que hablaba con el general Cienfuegos y ella decía: ‘Arturo Beltrán Leyva hablaba siempre por speaker’”.

“Ir al juicio de Genaro García Luna fue, de una u otra manera, corroborar la información de Celeste, de cerrar un ciclo de mi vida ver y ver finalmente a este funcionario público criminal , finalmente en el banquillo de los acusados, pero dándome cuenta yo que tanto miedo había tenido sobre él, de su equipo corrupto de policías y tantos atentados en mi contra”, finalizó.

“Así que mirando los ojos de él (Genaro García Luna), de su esposa, sus hijos y sus abogados me di cuenta que ellos tenían más miedo de mí, que yo de ellos”.

—  Anabel Hernández
DV Player placeholder

Tags


Lo Último

Te recomendamos