Estilo de vida

Gadgets fitness revelan que la humanidad cada vez se mueve menos

Diversos estudios realizados con datos de gadgets fitness demuestran que su popularidad no está vinculada con mayor ejercitación

En un mundo cada vez más digitalizado los gadgets fitness, con funciones como contar pasos o las calorías que queman en un día, han ganado gran popularidad. Sin embargo, esto no se traduce en mayor actividad física. Por el contrario, una reciente investigación revela -con datos de estos dispositivos- que la humanidad se está volviendo cada vez más sedentaria; es decir, que las personas se mueven menos que antes.

Te recomendamos leer: 10 ejercicios sencillos para hacer en casa y cuidar la salud

“El éxito vertiginoso de estos dispositivos sugiere que más personas que nunca ven algún valor en el seguimiento del número de pasos que dan, los tramos de escaleras que suben, el tiempo que pasan sentados y las calorías que queman”, explican Scott A. Conger, profesor asociado de Fisiología del Ejercicio de la Universidad Estatal de Boise; David Bassett, jefe del departamento de Kinesiología, Recreación y Estudios del Deporte de la Universidad de Tennessee y Lindsay Toth, profesora adjunta de Kinesiología, Universidad de Florida del Norte, en un artículo publicado en el sitio The Conversation.

“Los fabricantes de estos dispositivos quieren, sin duda, que los consumidores crean que el seguimiento de los comportamientos relacionados con el fitness o la salud les incitará a aumentar sus niveles de actividad y a estar más sanos. Nuestro análisis de las investigaciones publicadas en los últimos 25 años sugiere lo contrario”, añaden.

Los investigadores analizaron más de dos décadas de investigación de varias naciones industrializadas, todas ellas realizadas antes de la pandemia del Covid-19. De acuerdo con los resultados, a pesar del aumento de las ventas de rastreadores de fitness, la actividad física disminuyó desde 1995 hasta 2017. Este hecho no es un efecto aislado ‘en uno o dos países’, sino de una tendencia generalizada.

Los investigadores documentaron descensos bastante constantes de la actividad física, con disminuciones similares en cada región geográfica y en ambos sexos. “En general, la disminución de la actividad física por persona fue de más de mil 100 pasos al día entre 1995 y 2017″, explican.

“Nuestro hallazgo más llamativo fue la brusca disminución de la actividad física entre los adolescentes de 11 a 19 años -aproximadamente un 30%- en el lapso de una sola generación. Por ejemplo, cuando comparamos los estudios que informan sobre la actividad física en pasos por día, encontramos que el total de pasos por día por década disminuyó en un promedio de 608 pasos por día en adultos, 823 pasos por día en niños y mil 497 pasos por día en adolescentes”.

¿Por qué la humanidad se ha vuelto menos activa físicamente?

Aunque los investigadores no abordaron las razones por las que la actividad física ha disminuido en los últimos 25 años, en los estudios que revisaron mencionan algunos factores que contribuyen a ello.

“Entre los adolescentes, la disminución de la actividad física se asoció con el aumento de la propiedad y el uso de teléfonos inteligentes, tablets, videojuegos y redes sociales. En Estados Unidos, por ejemplo, el tiempo frente a las pantallas aumentó drásticamente en los adolescentes, de cinco horas al día en 1999 a 8.8 horas al día en 2017″.

Además, menos adultos y niños van a pie o en bicicleta a la escuela o al trabajo que hace 25 años. “Por ejemplo, a finales de la década de 1960, la mayoría de los niños estadounidenses de 5 a 14 años iban a la escuela en bicicleta o a pie. Desde entonces, este “transporte activo” ha sido sustituido en gran medida por los viajes en automóvil. Los índices de viajes en autobús escolar o transporte público han cambiado poco”, finalizan.

3 PREGUNTAS CON

Scott A. Conger, profesor asociado del Departamento de Kinesiología, Universidad Estatal de Boise, Boise, Idaho, Estados Unidos.

¿A qué atribuye la disminución de la movilidad registrada a través de este tipo de dispositivos?

Cuando se utilizan correctamente, sigo pensando que los rastreadores de fitness pueden ser útiles para controlar la actividad física. Los resultados de nuestra investigación probablemente representen cambios más amplios en los estilos de vida de los habitantes de los países estudiados. Factores como la disminución del transporte activo y el aumento del tiempo dedicado a actividades típicamente sedentarias (uso de Internet, redes sociales, servicios de streaming, etc.) son probablemente factores que contribuyen a la disminución de la actividad física que encontramos en nuestra investigación.

¿Considera que adquirir este tipo de dispositivos produce en las personas una falsa sensación de cuidarse?

Adquirir un rastreador de fitness puede ser un buen primer paso para mejorar la salud de una persona, pero no debe ser el último. La actividad física es un comportamiento. El primer paso para cambiar el comportamiento es determinar en qué punto se encuentra. Los rastreadores de fitness pueden proporcionar esta información al usuario y pueden utilizarse para controlar el progreso hacia los objetivos de aumentar la actividad física.

¿Cuáles son los próximos pasos de su investigación?

Nuestro estudio arrojó algunos resultados interesantes. Los descensos de la actividad física que encontramos fueron constantes en todos los países estudiados. También nos sorprendió ver que los adolescentes tenían una disminución mucho mayor de la actividad física que los adultos o los niños. Las investigaciones futuras deberían centrarse en diferentes formas de aumentar la actividad física de los adolescentes.

“Si tiene un monitor de fitness, debería utilizarlo para controlar sus pasos diariamente y encontrar sus pasos típicos por día. Fíjese el objetivo de aumentar sus pasos al día en un 20% aproximadamente por encima de su valor de referencia. Cada dos o tres semanas, establezca un nuevo objetivo de pasos diarios que supere en un 20% su objetivo anterior. La constancia es la clave para obtener los beneficios de la actividad física a largo plazo”.

—  Scott A. Conger, Universidad Estatal de Boise, Estados Unidos

NÚMERO

  • Las ventas mundiales de rastreadores de fitness aumentaron de 14 mil millones de dólares en 2017 a más de 36 mil millones en 2020
Tags

Lo Último

Te recomendamos