Jalisco

Fronteras de Jalisco con cuatro estados se convirtieron en campo de batalla entre cárteles

Autoridades tratan por todos los medios de blindar los límites de Jalisco con Michoacán, Colima, Zacatecas y Guanajuato, ante los incidentes violentos que se han registrado entre grupos delincuenciales

Las autoridades realizan un reforzamiento con militares en la frontera para frenar las incursiones de grupos criminales de otros estados.

Las fronteras de Jalisco están convertidas en focos rojos en materia de inseguridad debido a los combates entre grupos de la delincuencia organizada.

Elementos de la Policía del Estado, la Guardia Nacional, el Ejército Mexicano y la Marina Armada de México iniciaron reforzamientos en cuando menos cuatro flancos para evitar que la entidad se convierta en otro estado perdido por la presencia de criminalidad.

“Debemos partir de la idea que en Jalisco hay una estructura criminal dominante, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que mantiene el control y busca frenar los embates de otros grupos criminales que le pelean el territorio. Jaliso es pieza fundamental en la geografía de las estructuras criminales” explicó el especialista en temas de seguridad Luis Razo.

A decir del experto, se puede hablar de tres periodos de disputa interna de la entidad por el Cártel Jalisco Nueva Generación: el primero, cuando se conformó entre los años 2010 y 2013 y logró frenar los embates de otro grupo local, conformado La Resistencia que se volvió aliado de otros cárteles: Familia Michoacana, Cártel del Golfo y Cártel del Milenio.

Mazamitla en las últimas semanas se ha convertido en un foco rojo por la cercanía con Michoacán.

La segunda etapa inicia en 2013 cuando se fractura la alianza que tuvo el CJNG con el Cártel de Sinaloa, disputa que se mantiene vigente y la tercera de 2017 a 2021, cuando el CJNG tuvo un cisma entre varios de sus colaboradores y se conformó La Nueva Plaza, que desató una escalada de violencia particularmente en la Zona Metropolitana de Guadalajara. Sin embargo, en este momento, las luchas principales están en las fronteras de la entidad.

Debido a esta situación, Jalisco ha sido una de las entidades con mayor reforzamiento en materia de fuerza de militar:

  • 30 cuarteles de la Guardia Nacional construidos hasta 2022
  • 15 cuarteles más se edificarán para el año 2023.
  • ·6,410 de elementos del Ejército y Fuerza Aérea
  • ·5,512 integrantes de la Guardia Nacional
  • ·440 elementos de la Marina Armada de México

A eso se suma el estado de fuerza propio de Jalisco por medio de la Comisaría de la Policía Estatal y corporaciones municipales, estas últimas limitadas en su capacidad de fuego.

El sur de Jalisco

La zona sur de la entidad, desde hace cuatro décadas, tiene influencia de grupos de la delincuencia organizada. Por su situación geográfica, es un área de alta producción de marihuana y después para fabricación de drogas sintéticas, pues por lo complejo de su territorio, se esconden laboratorios clandestinos. Pero al mismo tiempo es la zona vecina con Michoacán que se encuentra sumida en severos problemas de inseguridad.

En esta parte de Jalisco, el CJNG mantenía una lucha contra estructuras criminales michoacanas para evitar su ingreso a la entidad, principalmente el grupo denominado Cárteles Unidos, conformado por remanentes de la Familia Michoacana, Caballeros Templarios y otras organizaciones. Sin embargo, en los últimos meses, el CJNG sufrió una fractura y se conformó el grupo Los Pájaros Sierra que en su momento fueron aliados.

Este grupo, Los Pájaro Sierra, es identificado como responsable de la matanza de 17 personas el 25 de febrero en San José de Gracia. También confrontaciones entre ambas estructuras provocaron los incidentes de inseguridad del 11 de marzo en Tamazula, 1 de mayo en Mazamitla (con saldo de tres fallecidos) y el enfrentamiento entre soldados y sujetos armados este sábado por la madrugada, con dos presuntos delincuentes abatidos.

La zona de afectación en Jalisco es desde la zona de Teocuitatlán de Corona, Tuxpan y Tizapan El Alto, al sur del Lago de Chapala hasta la zona de Tecalitlán y Santa María del Oro.

Mapa de los frentes de lucha de los grupos delincuenciales.

Zona norte

En los límites de Jalisco con Zacatecas permanece una cruenta guerra entre el CJNG y el Cártel de Sinaloa. Los límites de Zacatecas son importantes porque son una zona de trasiego de drogas de la delincuencia organizada hacia el norte del país.

En este sentido, la lucha se concentra en municipios de la región Norte de Huéjucar hasta Colotlán y en la franja sur, de Teocaltiche hasta Yahualica de Gonzalez Gallo.

El gobierno del Estado anunció un aumento de los rondines en las carreteras de la entidad.

Incluso este domingo por la mañana se registró un enfrentamiento entre policías y una presunta célula criminal que opera en la región. En mayo del año pasado, incidentes violentos en rancherías de Teocaltiche obligaron el desplazamiento forzado de más de mil 500 personas de 12 comunidades de la región, todas ellas limítrofes con Zacatecas.

Límites con Colima

El puerto de Manzanillo es pieza clave para la operación de los grupos delincuenciales, pues es entrada para los precursores químicos de las drogas sintéticas, principalmente de Asia, así como la cocaína desde Colombia. Es por ello que varios grupos pelean por esta ciudad, entre ellos el Cártel de Sinaloa y el de Jalisco.

Esta cruenta lucha ha provocado una escalada de violencia, pues recientemente el grupo denominado Los Mezcales, que muchos años operaba el puerto y era aliado del CJNG, rompió relaciones para unirse con sus rivales del Cártel de Sinaloa. Esto desató un incremento de hostilidades con su respectiva oleada de asesinatos desde Manzanillo, hasta la capital Colima y alcanzando municipios de Jalisco como Cihuatlán.

Zona Altos de Jalisco y Guanajuato

Los municipios limítrofes con Guanajuato en la región altos Norte, como Ojuelos, Lagos de Moreno, hasta Unión de San Antonio, han sido afectados por la escalada de violencia en el estado vecino. El CJNG mantiene luchas con los remanentes del Cártel de Santa Rosa de Lima, pero también con la estructura dedicada al narcomenudeo conocida como La Unión de León.

La captura de José Antonio Yepez Ortiz “El Marro”, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, fue un duro golpe para esta estructura criminal y si bien este 2022 se percibe una reducción en la tasa de homicidios en esta región altos, no cesan las incursiones y choques entre grupos criminales y autoridades.

La región Altos Norte es de relevancia porque es el corredor para el trasiego de drogas desde Manzanillo y Michoacán hacia la frontera norte de México.

Este sábado en la madrugada ocurrió otro tiroteo en el municipio de Mazamitla; este domingo en Yahualica, ambos municipios limítrofes.
Tags

Lo Último

Te recomendamos