Jalisco

El 2022, año clave para la población LGBT+ de Jalisco: Fascinación Jiménez

La activista y presidenta de Unión Diversa AC, habla sobre los pendientes de las autoridades para aplicar las reformas recién creadas y otras de varios años previos

Las reformas que se hicieron para combatir las llamadas ECOSIG fueron muy laxas, denuncian los organismos defensores de los derechos LGBTTTI

El 2022 es un año de muchos cambios para la población lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travestí e intersexual (LGBT+) de Jalisco: finalmente ocurrieron las reformas que armonizan la ley estatal con los resolutivos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que garantizan el derecho al matrimonio igualitario. También se hicieron modificaciones que proscriben las llamadas “terapias de conversión” y cambios importantes para garantizar los derechos de identidad de género, beneficiando particularmente a la comunidad trans.

Sin embargo, en estas dos últimas reformas queda pendiente la sanción a los promotores de los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual y la Identidad de Género (ECOSIG), donde son laxos los castigos para quienes obligan a las personas a participar en ellos. También se dio la eliminación para que menores de edad tengan acceso al derecho a identificarse plenamente con el género de su preferencia: se elimina de un plomazo las “infancias trans”, situación que ya fue impugnada pon una acción de inconstitucionalidad de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ante la SCJN.

Fascinación Jiménez es activista presidenta del organismo Unión Diversa AC, quien ha dado acompañamiento a miles de miembros de la población LGBT+ y quien en estos acompañamientos logró importantes victorias legales para garantizar los derechos de la diversidad sexual. Ella ha sido promotora de varias reformas que se dieron en el Legislativo de Jalisco y comparte a Publimetro algunas acotaciones que quedan muchos pendientes en la agenda para combatir la desigualdad y la discriminación.

Con lo que ha ocurrido en el Legislativo de Jalisco ¿cómo valoran este año y los alcances que se han tenido en la agenda de la igualdad?

—Si bien este 2022 sorpresivamente presenta un avance significativo en materia de derechos humanos para la población LGB+, correspondería seguir vigilando que se cumpla. Por ejemplo, tenemos desde 2015 una Ley contra la Discriminación en el Estado de Jalisco; han pasado los años y pedimos por transparencia este año a los 125 municipios quiénes contaban con este Reglamento contra la Discriminación y nos enfrentamos con que sólo 18 municipios de los 125 cuentan con este reglamento.

Es decir, que tengamos la ley no significa que los derechos se garanticen de facto. Como sociedad, y digo sociedad civil organizada, porque siempre terminamos haciendo la chamba de los gobiernos, tenemos que difundir y exigir que se cumpla en los 125 municipios. Debemos exigir, levantar la voz, pero además hacer campañas de difusión, que éstas las debería hacer, por ejemplo, la Dirección de Diversidad Sexual del Estado de Jalisco y que no ha dado los resultados esperados.

La gente no sabe que en estos 18 municipios, si te discriminan, a dónde tienes que ir a poner tu queja, qué es lo que tienes que hacer paso a paso para que tu inconformidad trascienda. No basta con tener la ley, necesitamos que estos 18 municipios la cumplan.

Las organizaciones acusan que los municipios desconocen la armonización reglamentaria de la Ley para prevenir y combatir la discriminación.

¿Entonces impera la desinformación sobre la actuación institucional?

—Debemos tener campañas constantes de información para las personas, aterrizar la información y que las personas sepan cómo pueden hacer valer sus derechos.

La semana pasada tuvimos el caso de una chica que lamentablemente fue discriminada por un dentista; esto sucedió en Zapopan, uno de los municipios que ya cuentan con este reglamento. Acudió a Unión Diversa de Jalisco y se le brindó el acompañamiento: se le indicó que debía ir al Ayuntamiento de Zapopan, a la oficina de Secretaría General, coordinada también por Derechos Humanos y Diversidad Sexual del propio Ayuntamiento de Zapopan.

A la chica intentaron persuadirla de no denunciar, porque a veces ni el mismo personal de los ayuntamientos conoce estos procesos. La persona de primera atención, ahí en la puerta, la quería mandar a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que sólo atiende temas de discriminación federal y sólo de servidores públicos federales; luego que se fuera a la Comisión Estatal (de Derechos Humanos) que sólo atiende casos de servidores públicos municipales o estatales. O sea, había un desconocimiento total: la querían mandar a la Fiscalía, la querían mandar aquí, la querían mandar allá.

Vuelvo a lo mismo: ¿qué tiene que hacer la Dirección de Diversidad Sexual del Estado de Jalisco? Tiene muchas tareas, pero una de ellas sería capacitar a todo el personal de estas áreas para tener coordinación. Hacen falta también estas campañas de información en las instituciones para que la gente sepa qué se tiene que hacer, incluso los propios servidores públicos desconocen la ley.

¡Nos contestaron cada cosa, estos municipios que no cuentan con el reglamento!, nos decían que sí contaban con el Reglamento de Igualdad entre Hombres y Mujeres, que no tiene nada que ver con la Ley contra la Discriminación en el Estado de Jalisco o nos contestaban que iban a derivar la solicitud al DIF Municipal. Las solicitudes de transparencia fueron muy claras, dirigidas a los ayuntamientos de cada municipio y uno terminó derivándola al DIF, otro al Instituto Municipal de la Mujer. Esto ocurre porque ni siquiera ellos conocen lo que tienen que hacer en su trabajo. No basta con tener las leyes, hay que vigilar que se cumplan.

¿Ante las lagunas de autoridad viene el trabajo de las ONG’s?

—Que ya esté el matrimonio igualitario no significa que todos los municipios lo van a respetar. Hemos avanzado, pero todavía recibimos algunas quejas y cuando les asesoramos y decimos a las víctimas que pidan la negativa por escrito, las personas ya reciben un trato diferente. Las asociaciones civiles tenemos que hacer el trabajo que no se realiza por las autoridades y es precisamente parte de la exigencia este año.

Sí tenemos mucho que celebrar sobre el avance legislativo que de alguna manera queda asentado en la ley y vigilaremos que se cumpla, pero también es importante una de las exigencias desde la sociedad civil organizada: una representación en esta Dirección de Diversidad Sexual del Gobierno del Estado de Jalisco.

Fascinación Jiménez tiene más de 20 años en la lucha por los derechos de las comunidades LGBTTTI.

Necesitamos que esta dirección apoye por igual, que sea neutral. Desgraciadamente nos hemos enfrentado a que sólo apoya a ciertos grupos, incluso hemos recibido quejas de otros organismos que han sido discriminados. ¡Imagínate, discriminados por la propia Dirección de Diversidad Sexual del Gobierno del Estado de Jalisco! Además, ha sido un agente divisor en la misma comunidad. Siento que ven a la diversidad sexual como un botín político. Lo vimos el mismo día que se aprobaron las iniciativas, pues querían uniformar a las personas con sus letreros, que fuera algo institucional, quieren institucionalizar las marchas, las protestas sociales. Sabemos que esto no puede suceder. Necesitamos una Dirección de Diversidad Sexual digna.

A tres años de su aparición no da los resultados esperados y además presenta ciertas actitudes patriarcales y machistas, reproduciendo violencias contra mujeres de la diversidad sexual y nos parece bastante grave. Necesitamos que esta dirección represente las necesidades, contextos e intereses de todas, todos y todes quienes integramos la diversidad sexual y de quienes la habitamos y transitamos por el Estado. Queremos además sean elegidos por una convocatoria pública, porque no basta con pertenecer al sector para representarnos. Necesitamos ciertos perfiles o características, pero sobre todo que atienda a todos los sectores.

Sobre la acción de inconstitucionalidad por la eliminación de las infancias trans en el Código Civil, ¿qué nos puedes decir?

—El tema de las infancias trans es importante de recalcar. Recientemente la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) ingresó una petición para que se incluya, se modifique e integre el tema de las infancias trans y se garantice en la ley. Tenemos total esperanza de que así sea. ¿Por qué? Porque nos regimos bajo el principio de progresividad y no podemos ir hacia atrás en temas de derechos humanos.

También en el tema de las ECOSIG o terapias de conversión: debemos exigir que la pena sea mayor, que si algún profesional de la salud practica este tipo de torturas se le retire la cédula profesional por mal praxis; que quienes las practiquen tengan de tres a seis años por lo menos de cárcel y una multa más significativa, de lo contrario no podremos erradicar estas atrocidades, estas violaciones a los derechos humanos.

Creo que este 2022 sí hay avances, pero debemos vigilar que se cumplan las leyes, exigir representaciones dignas, demandar campañas relacionadas con los temas, que sean constantes y masivas, porque las personas no alcanzan a percibir lo ya aterrizado: ¿qué es lo que tienen que hacer si sufren algún delito grave en tema de violencia?, ¿a dónde tienen que acudir? Tenemos el Centro de Justicia para las Mujeres que atiende ciertas violencias, pero también contamos con un área en Fiscalía para casos de diversidad sexual. La gente necesita tener toda esa información para saber a dónde acudir. Estamos trabajando un protocolo donde las personas puedan tener información de qué tipos de violencia existen, acciones para la no discriminación y a dónde tienen que acudir.

Organismos y colectivos de la diversidad sexual celebraron las modificaciones realizadas a diferentes ordenamientos.

¿Los han amenazado por su activismo?

—Como integrantes de Unión Diversa Jalisco y de Marcha del Orgullo de Guadalajara también somos usuarios del Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas porque hemos recibido innumerables amenazas de muerte. Creo que en el estado de Jalisco urgen más acciones que protejan a este sector por el tema de la violencia. En pasados días, en redes sociales, muchos defensores de los derechos humanos vivimos estas amenazas, también por los avances (legales) de este año recibimos muchísimos ataques.

Todo lo tenemos documentado porque se tiene que ir a Secretaría de Gobernación, alimentar el parte de las amenazas. El expediente tiene que actualizarse porque precisamente somos entes vulnerables. No vemos a las autoridades y en específico la Dirección de Diversidad Sexual del Estado de Jalisco haciendo algo para protegernos. Al contrario, la denuncia es que son agentes divisores de la misma comunidad y parte de su personal realiza los ataques directos.

¿Imagínate cómo se ve un servidor público de la Dirección de Diversidad Sexual atacando a defensores de derechos humanos que están en este mecanismo? Es grave el asunto. Obviamente alzamos la voz porque no tenemos miedo. Salimos el 2 de junio sin miedo porque creemos que hay justicia y creemos que no podemos retroceder, al contrario, tenemos que estar adelante y creo que ya hay muchos mecanismos y muchas instituciones que pueden ayudarnos a mejorar esto, eliminar a esas personas de cargos públicos que tienen que quedar boletinados. No puede ser que haya golpeadores de mujeres en cargos públicos o generadores de violencias dentro del poder. Luego usan los privilegios del poder para minimizar o violentar a grupos de activistas. Cada vez se suman más personas que entienden esta dinámica. Alzamos la voz y creo que hemos sido congruentes.

Tags

Lo Último

Te recomendamos