Jalisco

Municipios de la Zona Metropolitana de Guadalajara crearán su propio sistema de recolección de basura

Ante incumplimientos de la empresa con la que se tiene concesionado el servicio, los municipios buscarán retomar la obligación de la recolección de los desechos

Evidencias muestras graves deficiencias en el manejo de los sitios de disposición final de la basura en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

Al continuar los incumplimientos de la empresa Caabsa con el servicio de recolección de la basura, los alcaldes de Tonalá, Tlajomulco y Tonalá mencionaron que darán luz verde a la creación de un sistema intermunicipal para tratar el tema de la basura. Básicamente, lo que proponen los ayuntamientos, es que sean los municipios quienes se hagan cargo del servicio, dejando fuera las concesiones y las empresas.

El sistema intermunicipal se encargaría de la prestación del servicio, desde la recolección hasta la transferencia, traslado y disposición final de los residuos; esto en los porcentajes de toneladas que se generan en cada municipio. En este caso Guadalajara aportaría hasta el 60% de los recursos, al ser la demarcación que más desechos produce.

“Lo que estamos tratando de buscar es un SIAPA de la basura, para que pueda tener una visión metropolitana, invitar a otros municipios a que se sumen y ya no depender de una concesión o de una empresa privada, sino que los propios gobiernos municipales podamos tener el control de la recolección de nuestros residuos”, explicó Pablo Lemus Navarro, alcalde de Guadalajara.

Por su parte el alcalde Sergio Chávez de Tonalá mencionó que hace 36 días los municipios iniciaron con una ruta jurídica para obligar a que la empresa Caabsa Eagle cumpla lo establecido en las concesiones. Si las revisiones demuestran que no acatan todo lo que deben de hacer, procederán a sanciones.

Además de la conformación de un sistema metropolitano de recolección de la basura y la revisión del cumplimiento contractual de la empresa Caabsa Eagle, los ayuntamientos revisarán el impacto ambiental generado por las deficiencias en las plantas de transferencia de Matatlán y La Cajilota, operadas por la misma compañía. También pedirán un informe completo de los trabajos de remediación ambiental aplicados en el vertedero de Los Laureles y que cerró en noviembre del año pasado. Aunque se trataba de un relleno sanitario, los desechos quedaron a cielo abierto y prevalece la fuga de lixiviados.

Advirtieron que las estaciones de transferencia en Matatlán y La Cajilota se encuentran rebasadas de desechos, y los camiones recolectores han tenido que esperar hasta 18 horas para poder vaciar sus contenedores en las plantas de transferencia de R-18 o La Nogalera. Estas demoras afectan la prestación del servicio de la basura.

Tags

Lo Último

Te recomendamos