Michoacán

Minas antipersona, un enemigo silencioso en... Michoacán

Las minas han cobrado la vida de personas inocentes, en un incremento de la nueva estrategia de pánico fomentada por los grupos criminales

El pasado 13 de febrero, Humberto y su padre, Cristóbal, viajaban a bordo de una camioneta sobre una brecha en la comunidad de El Colomo, perteneciente al municipio de Tepalcatepec, cuando un estallido los sorprendió. Se trataba de una artefacto casero de fabricación casera tipo minas. En el sitio perdió la vida el padre, de 79 años; mientras que el hijo de 45 resultó con lesiones severas, por lo que fue trasladado a recibir atención médica.

Días antes, el 31 de enero, un convoy militar realizaba tareas de patrullaje en una brecha de la región de Tierra Caliente, cuando de repente un explosivo tipo mina detonó debajo de un vehículo tipo Sanda Cat y causó heridas graves a uno de los elementos del Ejército Mexicano, mientras que otros resultaron con heridas menores.

“Las minas antipersona no tienen distinción ni por raza, ni por religión, ni por género, ni si eres político, militar, o si eres campesino”, señala un colombiano con quien esta redacción tuvo la oportunidad de platicar; se trata de alguien que tiene conocimiento en el tema y que vivió cerca de una situación similar en su país, pero por cuestión de seguridad su nombre queda bajo reserva.

Te puede interesar: Minas antipersonales; la amenaza persistente del narco en Aguililla, Michoacán

Estos hechos, que han marcado una diferencia en el tipo de estrategias que utiliza el crimen organizado, han provocado que se intensifiquen las acciones de las fuerzas armadas en la zona de Tierra Caliente. Por ello, han llegado a Michoacán miles de elementos del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional para reforzar la seguridad, principalmente en la zona donde la presunta disputa entre grupos criminales ha tomado un nuevo giro para generar pánico.

Entre los trabajos emprendidos por las fuerzas federales se ha establecido como una prioridad la localización y destrucción de las “minas”, para evitar que los habitantes resulten afectados, señala la agencia de noticias Red 113, la cual hizo un recorrido por la zona hace un par de días.

De acuerdo con datos de la 43 Zona Militar, en las últimas dos semanas han sido inhabilitados en caminos más de 250 explosivos. Elementos del Grupo de Respuesta a Emergencias y de la Brigada de Fusileros Paracaidistas realizan ‘barridos’ en brechas y caminos rurales en la zona de la Tierra Caliente.

“Tras los lamentables hechos en los que explosiones mataron a un civil y dejaron lesionado a su hijo, se determinó el establecimiento de un grupo especializado en la detección y destrucción de los aparatos que ocasionaron la tragedia”, subraya la agencia Red 113.

“Lo importante es que el gobierno no se deje amedrentar y que los combata con toda la fuerza y el rigor, así como se hizo en Colombia; yo sé que es algo fuerte, duro, porque deja muchas víctimas, deja desplazamientos, deja derramamiento de sangre, deja mucho rencor, deja muchas cosas que aún nosotros como país estamos hablando, pero es importante que el estado haga una pausa, mire a ver qué está pasando, por qué se está dando ese fenómeno y tome una estrategia para hacerle frente”, comenta al respecto nuestro contacto colombiano.

Apenas hace unos días la Comisión Estatal de Derechos Humanos aseguró que el desplazamiento de pobladores de Tierra Caliente hacia Estados Unidos, o a otros estados del país, “es impresionante”, pues ahora están “siendo obligados a retirarse con toda su familia”. Hay entre 30 mil y 60 mil desplazados de la Tierra Caliente en el último año y medio debido a la inseguridad.

Son decenas de kilómetros de brechas en Michoacán las que han sido “peinadas” por el equipo anti-minas, y su labor continuará durante las próximas semanas, principalmente en los sitios donde ahora se tiene conocimiento de que los delincuentes han establecido sus campamentos.

Según nuestro entrevistado, a Colombia le ha costado caro el uso de estos artefactos, pues hasta la fecha aún hay zonas vetadas porque se sabe que hay minas, pero no dónde, y representan un grave riesgo para los civiles. Explica que hasta el 30 de noviembre de 2021, desde hace dos décadas aproximadamente, se tienen contabilizadas 12 mil 133 víctimas

Tags

Lo Último

Te recomendamos