logo
 /
Actualidad 23/10/2020

¿Qué pasará con la pasión de conducir cuando lleguen los autos que conducen solos?

¿Cederemos completamente el mando del volante a las computadoras del auto?

¿Realmente el gusto por conducir se extinguirá para ceder el paso a nuevas experiencias dentro del auto? Sin duda, es una interrogante que tienen muchas personas al ser testigos de hacia dónde se dirige la tecnología en los autos.

Un hecho irreversible, es que el paradigma de los autos está cambiando. Esto es debido a que las nuevas tecnologías están impactando determinantemente el consumo de autos.

No sólo influyen en el diseño, sino que ya son un motivo de compra. A medida que los avances tecnológicos se van presentando, el viejo paradigma de caballos de fuerza y desempeño va cediendo su lugar a un enfoque donde las experiencias son más relevantes.

Tal como dice Q’d Up Mobility de NAIAS, venimos de la era de RPM (Revoluciones por minuto), y estamos llegando a la de EPM o Experiencias por milla.

Audi AI Me Concept se presentó en el CES de Las Vegas 2020

Lo que está por venir

En una conferencia denominada “Diseñando experiencias para una movilidad inteligente”, organizada por NAIAS, algunos expertos hicieron un análisis de lo que está por venir en la movilidad.

Para empezar, las compañías tienen la responsabilidad de diseñar soluciones del mundo real: centrados al cliente, no en la compañía. Si tienes claro cuáles son sus necesidades, es más fácil que se adapten al nuevo ecosistema.

Nick Parrotta, Chief Digital & Information Officer, HARMAN, considera que el consumidor va a disfrutar el poder personalizar, porque todo va integrado en una tecnología inteligente: desde conectar con otros, hasta seguridad y adquirir servicios, no va separado y es un todo.

Chrysler Airflow Vision Concept, interiores

Uniendo la tecnología, como la inteligencia artificial, con la confianza digital con el consumidor, se crea una gran oportunidad. Por ejemplo, realizar comercio para quienes viajan dentro del auto y regresarles el tiempo que ya están invirtiendo dentro de éste.

¿Un ejemplo? Te subes al auto, éste te toma tu frecuencia cardiaca y te percibe estresado. Posteriormente, silencia la cabina, pone música relajante y un poco de aromaterapia. Te recuerda que es tu aniversario y, en el camino, te ofrece opciones de regalos que te los entrega en tu camino o ya listos en tu destino, incluyendo la comida de la cena.

Esto es posible gracias a que, como dice May Russell, Emerging Technologies Executive and CIO, Ford Commercial Solutions, esta tecnología es anticipatoria.

KIA Futuron Concept, interiores.

Esto quiere decir que conoce tus necesidades desde antes que te hagas consciente de ello. Aunque tu casa, auto y dispositivos estén conectados entre sí, el consumidor es el que está al centro de todo.

¿Será el fin del placer de conducir?

May señaló que ahorita hay un aumento en la compra de autos por el miedo del compartir el transporte. La gente está viajando menos en avión y conduce más, lo que se traduce en un aumento en la renta y venta de autos.

Todo esto también está sucediendo con fines recreacionales. ¿Cuánto durará esta tendencia? El tiempo lo dirá.

Por otro lado, May cree que el placer de conducir no se va a ir y, más bien, se van a crear experiencias alrededor de ello. Finalmente, es parte de nuestra cultura, se forman grupos de aficionados y da alegría a las personas.

Así que, lo más seguro, es que vayamos a correr autos en pistas especiales para ello, donde el único objetivo será divertirse y disfrutarlo.

¿Qué te parece?

#elfuturodelautoeshoy

Continúa con:

¿Los vehículos eléctricos son divertidos de manejar? Descúbrelo