logo
 /
Actualidad 23/12/2020

¿Cómo evitar que la sal dañe mi auto en invierno?

Si bien la sal en la carretera tiene una función de seguridad, es muy corrosiva para los autos

Si vives en zonas de nieve, seguramente lo sabes. En invierno, hay muchos retos, como el mantener tu auto libre de nieve, calentarlo y conducir por caminos helados. Por esta razón, la mezcla de sal con arena ayuda a que las carreteras no formen hielo que pueda comprometer la seguridad de los automovilistas.

¿Por qué es esto? La sal reduce el punto de congelación del agua, lo que hace que el hielo se derrita. Por otro lado, la arena cumple dos funciones: ayudar a mantener la sal en su lugar y agregar tracción.

Pero…

Daña la carrocería y no sólo eso: también el tren de rodaje. Especialmente, causa óxido y corrosión en el área expuesta.

Según los expertos de DMW, las partes más afectadas son el sistema de escape, silenciador, muelles helicoidales, subchasis y el sistema de freno hidráulico.

¡Así es! Las consecuencias van mucho más allá de la apariencia de la carrocería. Además, irónicamente, esto conlleva grandes peligros de seguridad.

¿Qué hacer para evitar que la sal dañe mi auto?

Como verás a continuación, es mejor prevenir que lamentar. Por ello, muchos de estos consejos, preferentemente, deben realizarse con anticipación. Aunque claro, si ya vas tarde, más vale hacerlo que dejar tu auto desprotegido.

Cera

Una de las más importantes es encerar el auto. De preferencia, esto debe realizarse antes de que comience el invierno, por ejemplo, en otoño.

¿La razón? Protege la pintura de tu auto, gracias a que la sal se resbala. De la misma manera, será más sencillo lavar el vehículo y evitar que la suciedad se pegue.

Lo que nosotros te aconsejamos es que, si deseas que sirva como protección, le apliques una capa más gruesa que de costumbre. ¡Esto incluye el tren de rodaje! Si no deseas hacerlo tú, manda tu auto con un especialista.

Limpieza

Primeramente, debes cerciorarte que tus neumáticos se encuentren en perfecto estado. Es decir, mantenerlos limpios todo el tiempo.  De lo contrario, la sal en las llantas llegará a tu vehículo.

Otro consejo que señala DMW, es lavar el auto a presión para llegar a las partes difíciles que de otra manera no llegarías. Cuando laves tu auto, hazlo durante el día para evitar que el agua se congele.

Manejo

Para tener el menor contacto posible con la sal, evita conducir en estos tres escenarios: a través de charcos (que contienen sal), antes o después de una tormenta de nieve y en nieve profunda.

¿Cuál ha sido tu experiencia?

Continúa con:

Errores comunes que la mayoría de la gente comete con su auto en invierno