logo
 /
Actualidad 05/05/2021

¿Te culparías por una infracción o accidente cometido por tu pareja?

Nosotros somos partidarios de que la responsabilidad empieza cuando uno asume totalmente las consecuencias de sus actos. Sin embargo, hay relaciones afectivas y circunstancias que parecen ser la excepción para algunos. Y más cuando hay complicidad en pareja…

Este fenómeno no sólo pasa en nuestro país, ¡sucede en todo el mundo! Nada más y nada menos, una investigación de Co-op Insurance en Reino Unido reveló que uno de cada cinco conductores asume penalizaciones por infracciones cometidas por otros.

Quién crees que lo hace más, ¿hombres o mujeres? Si contestaste hombres, ¡estás en lo correcto! Ellos son tres veces más propensos que las mujeres a asumir la culpa. Y la cifra es bastante elevada. Mientras que uno de cada cuatro hombres se ha echado la culpa, sólo una de cada diez mujeres.

La principal motivación: proteger a tu pareja

¿Te echarías la culpa por tu hermano, un amigo o tus padres? ¿No? Pero qué tal por tu pareja… Pareciera que el enamoramiento realmente resulta ventajoso para algunos y desventajoso para otros. El 49% de las personas que se echaron la culpa lo hicieron por su pareja. ¡Zaz! Pero, ¿por qué piensan que es la mejor opción?

– En primer lugar, lo hacen porque consideran que el seguro de su auto es barato y no impactará económicamente.

– 23% quiere ayudar a la otra persona a evitar que le prohiban conducir.

– 18% lo hace para ganarse un dinero extra.

Sin embargo, en dicha parte del mundo, echarse la culpa es bastante grave. Incluso, ¡puede merecer cadena perpetua!

¿En México?

En nuestro país es más común cuando hay un accidente de por medio. Peor aún, cuando la otra persona (la pareja, por ejemplo) ¡no trae licencia de conducir!

Sin embargo, es importante destacar que estas acciones violan la ley. Finalmente, (¡spoiler alert!) tal como sucedió en la película “El Gran Gatsby”, ¡el asumir la culpa en un accidente no siempre vale el sacrificio!

¿Qué opinas?

Continúa con:

Personas casadas son muy exigentes con la conducción de su pareja