América sella la humillación a Pumas y se instala en semifinales

Con dos hombres más en el terreno de juego, los azulcremas derrotaron por quinta ocasión a los felinos en cuartos de final.

Por Juan Carlos Cerda

Las Águilas del América sellaron la obra frente a los Pumas de la UNAM con cierta facilidad 2-1 (global 6-2) para avanzar a la siguiente ronda del Clausura 2018, luego de imponerse en el duelo de vuelta por los cuartos de final celebrado en la cancha del Estadio Azteca.

Matheus Uribe demostró que portar la playera azulcrema no cualquiera es digno de hacerlo, pues fue él quien hizo que explotara el “Nido Águila” a los 180 segundos del partido, luego de una joya de jugada desde la media cancha y haciendo mancuerna con Jérémy Ménez.

La desesperación por no tener control del balón y verse abajo en el marcador llevó a los felinos a perder la cabeza 15 minutos después de la anotación americanista, ya que Marcelo Díaz dejó a los visitantes con 10 jugadores por doble amarilla a consideración del silbante Marco Antonio Ortíz, además de que en esa misma jugada fueron amonestados Luis Quintana y Pablo Barrera, en una clara muestra de la catástrofe que se avecinaba para los felinos.

Pero una luz de esperanza iluminó el camino aurizaul antes de que culminara la primera parte, cuando Jesús Gallardo sacó las garras e igualó la pizarra a un tanto, dándole un poco de suspiro a los aficionados universitarios que nunca dejaron de alentar, a pesar de verse inferiores en todo momento.

La segunda parte fue historia. Pocas fueron las jugadas de peligro de gol en ambas porterías. Los cambios estratégicos de cada uno de los entrenadores comenzaron a cerrar más el juego y eso provocó que la tribuna hiciera su parte.

Muchos se cuestionaron sobre qué pasó con Nicolás Castillo. El chileno y máximo goleador con Pumas fue borrado por completo del césped, pues Miguel Herrera, técnico de América, puso marca personal sobre el sudamericano, hasta que él mismo provocó su salida del juego, tras una patada hacia Edson Alvarez, acto que no perdonó el árbitro central y lo pintó de rojo de mandarlo bañarse temprano.

Cuando parecía que no habría mas goles, un disparo cruzado por parte de Andrés Ibargüen colocó el 2-1 favorable para las Águilas, que los puso, caminando en las semifinales del Clausura 2018.

TE RECOMENDAMOS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo