La Selección Mexicana ya duerme en Rostov

Los jugadores no convivieron con los aficionados

Por Kóstic Morozov

El recibimiento tuvo todo el sabor mexicano. Cerca de 40 aficionados estaban ya listos en el Hotel Mercure, de la ciudad de Rostov, para darle la bienvenida a la Selección Mexicana. Cantaban “Cielito lindo” mientras el camión que transporta al conjunto azteca hizo su aparición.

Niño dibuja sus propias estampas del álbum del Mundial

VIDEO: Tocan seno a reportera en el Mundial en plena transmisión

Expulsan a aficionado argentino tras video sexista con mujer rusa

La fiesta se vivió en las calles de Rostov, a pesar de que los seguidores presentes no tuvieron contacto cercano con los jugadores. Los integrantes del cuadro Tricolor entraron directo al hotel de concentración, del que ya no salen hasta este viernes, cuando se realice el reconocimiento de cancha en el estadio donde el sábado enfrentará a Corea del Sur.

El grito de “¡México, México!” se escuchó de manera contante en las calles de Rostov a lo largo de este jueves y en especial cuando el equipo arribó, procedente de Moscú, donde se encuentra su campamento base. Los aficionados presentes recibieron al equipo con cánticos y porras.

“Eeeel ‘Chucky’ Lozano, eeeel ‘Chuky’ Lozano”, cantaron a las afueras del hotel en cuanto vieron al futbolista del PSV Eindhoven de Holanda. Sin embargo, no encontraron mucha respuesta por parte de los seleccionados. Las reglas de FIFA son muy estrictas en cuestión de seguridad. Por eso, es muy complicado que uno de ellos se salga del protocolo para acercarse a los seguidores.

“Saluden, culeros. Venimos a verlos, cabrones”, les gritaron, pero tampoco hubo respuesta. Uno de los aficionados provocó la risa de los demás cuando exclamó: “Saluden, que vendí la casa para venir, cabrones”.

Y así los aficionados tuvieron que hacer su propia fiesta. Los seleccionados nacionales quedaron concentrados en el hotel. Saldrán hasta hoy para realizar el reconocimiento de cancha en la Arena Rostov. Mientras los seguidores afuera, continuaron con el que se ha convertido en un segundo Himno: “Ay, ay, ay, ay, canta y no llores”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo