No me atrevo a decir que Monterrey es favorito: LMS

Como directivo de Monterrey consiguió 3 títulos de la Liga MX y 3 de Concacaf y, en entrevista con Publisport, comparte lo que espera de este clásico

Por Israel Salazar

Un total de 19 extranjeros serán los que podrían ver actividad en el terreno de juego el próximo domingo 23 de septiembre en el Clásico regiomontano número 117 entre Monterrey y Tigres, en el que el conjunto dirigido por Ricardo Ferretti lleva la ventaja con 42 victorias (sólo dos arriba de Rayados), por 32 empates, un juego suspendido y otro invalidado.

Luis Miguel Salvador, ex presidente de la Pandilla, platicó en exclusiva con Publisport sobre el duelo, y aseguró que la cantera sigue activa y que los jóvenes “deben estar preparados para competir con los mejores”.

A pesar de que Monterrey es sexto en la general con 16 unidades, Salvador López no ve como favorito a Rayados, pues “los Clásicos son diferentes, independientemente de cómo vengan los equipos”.

¿Qué se espera de este clásico?
—Todos los clásicos son diferentes, independientemente de cómo vengan los equipos. Sabes que es un juego de orgullo, de la ciudad; pero tampoco me atrevo a decir que Monterrey llega como favorito, a pesar de que Rayados está en mejor posición general, ya que en los últimos dos partidos empató con Morelia y perdió frente a Puebla; mientras Tigres acabó ganando. Hay veces que aparecen los héroes anónimos, jugadores que crees que van a aparecer y no.

¿Consideras que traer a jugadores de alto nivel a Tigres y Rayados ayuda a la evolución del futbol mexicano?
—Sí. Hablamos de dos de los equipos más poderosos del futbol mexicano desde hace varios años y han liderado la liga en varias ocasiones. Traer una plantilla con elementos de renombre hace que la Liga MX crezca y sea espectacular, sin dejar de lado que para este tipo de encuentros lo hace más interesante. Considero que si la Liga trae a jugadores de calidad es para que vengan y aporten, en un mediano y largo plazo, debido a que ayudarán a la formación y al desarrollo futbolístico de muchos jugadores mexicanos que van a ayudar al espectáculo de la misma liga.

¿Qué pasa con los jóvenes que piden una oportunidad y salen de cantera?
—Los jugadores tienen que jugar por calidad y no por una obligación. Esos futbolistas que salen de cantera van a tener su oportunidad, pero deben estar preparados para competir con los mejores. Eso les ayudará a su formación. Todo eso le sucedió a Hiram Mier, cuando compitió con Ricardo Osorio o José Basanta. Debemos tomar en cuenta que mucho tiene que ver con la mentalidad de cada quien. Yo no conozco a un técnico que si tiene a jugadores de cantera que están mejor preparados que otros, no los ponga. Aquí el objetivo es sacar el mejor resultado para el equipo. Si ellos se lo proponen serán referentes en el futbol mexicano.

También puedes ver
Clásico regio, el partido de las nóminas más altas

¿Qué opinión tienes sobre la actuación de Rodolfo Pizarro con Monterrey?
—Es un cambio muy fuerte: de Pachuca a Chivas y de Chivas a Monterrey. En poco tiempo estuvo en dos equipos. Monterrey es una plaza que exige, ya que el entorno con Rayados es diferente; igual que la gente que llena el estadio cada quince días. Aún no vemos la mejor versión de Pizarro; creo que aún tiene bastante margen por mejorar y crecer, pues hemos visto a un jugador de calidad, entrega y desgaste, pero seguirá en crecimiento a lo largo de las semanas. Ojalá que llegue lo antes posible a su nivel porque le ayudaría mucho a Monterrey.

¿Queda a deber?
—Es muy difícil juzgarlo, porque no sabemos con exactitud qué es lo que el director técnico le pide en el terreno de juego. Yo lo veo jugar y veo coraje, compromiso, lucha por cada balón y por eso no lo podemos señalar. Poco a poco se va a soltar y conocer a los jugadores, ya que la confianza es importante y a lo mejor le hace falta un gol para que se quite la presión.

¿Qué mensaje le darías a la afición de ambas escuadras?
—Hablamos de las dos aficiones más grandes del país, las más fieles, entregadas. Primero, espero que no haya hechos qué lamentar, que sea un saldo en blanco, una fiesta para todos. Yo siempre lo he dicho: “lo que pase en el terreno de juego no lo va a cambiar nadie. Ojalá sea una verdadera fiesta y que el entorno sea eso, un espectáculo festivo, porque es una oportunidad de demostrarle al país y al mundo que un clásico se puede vivir en fiesta, independientemente de lo que pase en el terreno de juego y hay que saber ganar y perder.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo