Tigres y Rayados, a defender el orgullo

Tigres y Rayados protagonizarán un enfrentamiento más, en el que además de los tres puntos, se disputa el orgullo de toda una ciudad

Por Israel Salazar

El futbol dividirá de nueva cuenta al estado de Nuevo León con la disputa del Clásico 117 entre Tigres y Monterrey.

Este duelo regio se jugará en un horario inusual, pues hace unas semanas la Liga MX modificó la fecha. En esta ocasión el partido se disputará el domingo a las 20:00 horas.

A pesar de que Rayados apeló la decisión de la Liga, el horario no se cambió. Tigres tuvo un compromiso a media semana contra Toronto que le impidió jugar el sábado.

Los dos equipos llegan muy parejos para el duelo: Rayados está en la sexta posición de la tabla general, con 16 unidades, en tanto que los felinos les siguen muy de cerca en el peldaño siete, con 14 puntos.

Además del orgullo de toda una ciudad, están en juego los tres puntos que podrían rezagar en la general a aquel que pierda el duelo.

Lo complicado para Rayados es que tendrá bajas sensibles, comenzando con su técnico Diego Alonso.

El timonel albiazul está pagando dos partidos de suspensión luego de haber sido expulsado durante el partido contra Puebla.

Además, ya se confirmó la ausencia de Avilés Hurtado, quien salió con una lesión del partido ante las Chivas de la jornada 9, que perdieron 4-2.

También puedes ver
Para Chaka Rodríguez en los Clásicos no hay favoritos

En ese mismo partido, Jonathan Urretaviscaya también resultó lesionado y a media semana se le vio con muletas en el Barrial, por lo que es otra baja para este compromiso.

El capitán José María Basanta fue duda para el Clásico, pues no pudo terminar el entrenamiento previo al duelo ante el Rebaño; sin embargo, el Chema ya logró recuperarse para el derbi.

Los Tigres tienen un plantel más completo, pues sólo Javier Aquino era la duda del técnico Ricardo Ferretti.

Motivación aparte para los felinos es haber ganado el Campeones Cup ante Toronto a media semana. Además el cambio de fecha les permite recuperarse del partido.

También lo positivo para Tigres es que el enfrentamiento es en casa, en donde se espera que la afición pinte de amarillo el Volcán universitario.

En tanto que Rayados sigue cargando la pesada losa de haber perdido la final regia en diciembre pasado. La Pandilla llega con dos partidos perdidos al hilo en el Apertura 2018.

Aún así, ambos equipos han prometido dar un gran espectáculo y salir a ganar el Clásico 117 cueste lo que cueste, pues a los dos les urge escalar posiciones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo