México avanza a la final de la Copa Oro con un pobre futbol

El conjunto azteca superó a los caribeños con un penal en tiempo extra

Por Cesar Martinez

La Selección mexicana dio su peor partido en la era de Gerardo Martino y tuvo que recurrir a los tiempos extra para poder vencer al equipo revelación, Haití (1-0), en la semifinal de la Copa Oro 2019.

Chaka Rodríguez sufre escandalosa herida en la cabeza

Esgrimista Paola Pliego ya no competirá representando a México

El partido trajo a la mente de los aficionados mexicanos aquel duelo de 2008 cuando el Tricolor tuvo múltiples ocasiones de gol pero no pudo concretar las necesarias para calificar a los Juegos Olímpicos de Beijing.

Ahora los pupilos del Tata Martino también dominaron las acciones pero las imprecisiones, aciertos defensivos y el portero Johnny Placide evitaron el gol del equipo azteca en los 90 minutos reglamentarios.

Al 9’, Roberto Alvarado recogió un rebote en el área y disparó a portería, pero el balón se fue muy desviado pese a no tener marca. Mientras que la más peligrosa de los primer 45 minutos la tuvo Raúl Jiménez, quien realizó un remate de cabeza, aunque Placide logró quedarse con la pelota.

Por su parte, Haití intentó acercarse a la portería de Guillermo Ochoa; no obstante ningún disparo fue entre los tres palos. Por lo que el partido se fue al descanso sin goles en el marcador.

En la parte complementaria México salió más desconcertado situación que aprovecharon los caribeños para tener una mayor posesión de la pelota.

Fue hasta el 66’ que México volvió a crear peligro a través de un tiro libre de Andrés Guardado; sin embargo, Placide volvió a aparecer con un gran lance.

Uriel Antena, quien ingresó por Alvarado, tuvo una oportunidad al 74’. Recibió un pase de Jiménez, pero no realizó un buen control y al momento que trató de definir, Placide le achicó para mantenerse imbatible.

En los últimos minutos, el Tri lució sin idea y desorganizado por lo que Haití adelantó líneas y estuvo a punto de superar a la zaga azteca por velocidad, al menos en un par de ocasiones, aunque ninguno de los dos equipos pudo conseguir un gol por lo que el partido se fue a tiempos extra.

Iniciando el tiempo extra cayó el primer gol de la noche. Raúl Jiménez recibió una falta dentro del área por lo que el silbante decretó la pena máxima que el mismo Jiménez cobró de buena forma para vencer a Placide.

Con esa única anotación, la Selección mexicana se llevó el triunfo y calificó a la final donde enfrentará al ganador de la serie entre Jamaica y Estados Unidos.

 

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo