Bajo el marco: En México SÍ HAY talento para competir y ganar en eventos de alta jerarquia

Otra vez se confirmó que cuando se trabaja con seriedad, con respeto, siguiendo un proyecto y dándole continuidad, se pueden alcanzar metas, romper barreras y dejar huella

Por René Sánchez Vega

Lo que ha logrado hasta ahora la Selección Mexicana Sub-17 en el Mundial de Brasil 2019 llegando a la gran final es, sin duda, otro gran logro de las fuerzas básicas de la mayor parte de los clubes que conforman la LigaMX, de sus formadores, de las directivas que han invertido tiempo y dinero en los nuevos valores, pero también por supuesto, del 'Chima' Ruíz y su cuerpo técnico, de quien lo eligió para dirigir a este equipo e incluso de los federativos que han dispuesto apoyo económico y logístico para que los nuevos valores del país lleguen muy bien preparados a este tipo de eventos.

Sin embargo y sin importar lo que pase ante el anfitrión de la justa en el duelo por el título, hoy la exigencia es unánime para que el proceso del TRI INFANTIL no se vea, como en muchos otros casos, incluídos los del 2005 y 2011, cortado de tajo ante la innecesaria, indignante y hasta vergonzoza cifra de jugadores extranjeros que permite el reglamento de la primera división mexicana dentro de la cancha, en cada convocatoria y en la nómina de cada club.

Es increíble como el afán de hacer negocio, vuelve incongruentes a esos dueños de clubes que gastan visoreando figuras nacionales a corta edad, desarrollándolos durante varios años, para después cerrarles la puerta o complicandoles el futuro registrando futbolistas de otros países pero de poca o de menor calidad, pagando sueldos que deberían ser para los de casa y llegando incluso hasta soportar que algunos de los llamados refuerzos ni siquiera salten al campo un solo minuto como en el caso de los argentinos Santiago García del Toluca, o en los 82 de Federico illanes en Veracruz o los apenas 283 de Ricardo Centurión con San Luis, los tres cobrando altos salarios sin retribuir prácticamente nada.

Te puede interesar: Leandro Augusto dejará de pertenecer a Pumas

Para nadie es un secreto y ya lo demostró el escándalo de Gustavo Matosas, que hay muchos intereses de por medio en la llegada y contratación de importados, pero ya es hora también de darnos cuenta que las grandes ganancias podrían llegar de la venta de las nuevas generaciones de talentos nacionales, siempre y cuando los dejemos jugar para que crezcan y brillen como lo.hacen o lo harán seguramente muchos de sus ahora vencidos rivales del Mundial en EUROPA o SUDAMERICA.

Sólo pedimos eso: Déjenlos jugar! Y que el resto dependa de ellos, de los que hoy nos hacen sentir orgullosos de ser mexicanos, aún sin saber si los que están en Brasil, podrán levantar el trofeo de Campeones del mundo una vez más.

 

Te recomendamos

** Las declaraciones y opiniones expresadas en los contenidos de la sección Opinión y de todas las columnas y artículos, son de exclusiva responsabilidad de quien las escribe y de quien las firma, y no representan el punto de vista de Publimetro

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo