boxeadora mexicana Alma Nora Ibarra relata cómo sucedió su secuestro

La mexicana fue víctima de secuestro virtual en Boca del Río, Veracruz, previo a su participación en el cuadrangular de boxeo previo al clasificatorio de Tokio 2020.

Por Publisport

La historia de la boxeadora mexicana Alma Nora Ibarra ha dado de qué hablar en los últimos días, pues fue víctima de un secuestro virtual junto a su entrenador Carlos Medellín, en el cual pidieron 300 mil pesos por cada uno para dejarlos en libertad.

Sin embargo, un aspecto que perjudicó por completo la carrera de Alma fue que esta terrible situación se desarrolló en los momentos previos a enfrentar la final del Torneo Cuadrangular de Boxeo, el cual otorgaba boletos al clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, instancia que ya no pudo disputar pues esto sucedió momentos previos a su pesaje.

Te puede interesar: Aceitan la Máquina y arrollan a Pachuca con 10 jugadores

En entrevista para Milenio, la boxeadora azteca explicó cómo vivió cada detalles de esta terrible experiencia y cómo su familia resultó afectada al igual que la de su entrenador.

“Después del pesaje, se comunicaron con mis papás, les dijeron que nos tenían, que buscaran dinero: ellos nos avisaron que pedían 300 mil pesos por cada uno. Mi entrenador estaba preocupado porque no tenía manera de conseguirlo”, explicó.

Además, Alma Nora Ibarra, relató que supuestamente su familia tuvo el apoyo de la Federación de Boxeo, así como el de las autoridades para que ella y su entrenador pudieran ser rescatados y puestos nuevamente en libertad.

Lo destacado de esta terrible experiencia es que Alma Nora Ibarra reveló que desde una noche antes, su entrenador fue contactado por los extorsionadores argumentando cuestiones de seguridad mismas con las que los obligaron a subirse a un auto y ser trasladados a otro hotel en donde estarían encerrados hasta ser encontrados.

“Nos tenían que sacar del hotel, había gente armada y que era por nuestra seguridad; al principio fue así, que era por nuestra seguridad, que no iba a pasar nada, que ellos querían hablar conmigo, tranquilos, o que, si prefería que llegara gente a mi habitación con cuernos de chivo y abriendo la puerta a la fuerza para sacarme”, agregó.

Tras este suceso, el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, confirmó en conferencia de prensa que lo sucedido con la boxeadora se trató de un secuestro virtual, destacando que se puso a Nora de inmediato en total seguridad.

“Atendimos el caso, se localizó a la boxeadora en otro lugar y se le protegió, fue un engaño telefónico, de todas maneras, nosotros actuamos de inmediato se atendió y se puso en resguardo.

De esta manera, tras la mala experiencia que vivió esta semana, Alma Nora Ibarra confía en que la Federación de Boxeo en apoyo con la Conade puedan apoyarla con una nueva oportunidad para subir al cuadrilátero y buscar su lugar al clasificatorio de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

 

Te recomendamos

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo