Claudia Rivas: "El atleta está acostumbrado a lidiar con frustración, pero no una tan grande"

La psicóloga deportiva Claudia Rivas, explica qué pasa por la mente de los deportistas al sufrir un gran impacto emocional como la postergación de los Juegos Olímpicos

Por Diego Gorostieta

Con una amplia trayectoria en el ámbito de la psicología deportiva, Claudia Rivas, quien ha trabajado con una gran cantidad de deportistas a nivel nacional, cuenta para Publisport, cómo impacta en la mente de los atletas olímpicos la noticia de la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 a 2021 debido a la pandemia del coronavirus. Y explica los distintos procesos por los que atraviesan para recuperarse y volver con cotidianidad a sus actividades del día a día en sus respectivas disciplinas.

Te puede interesar: VIDEO: André Marín revela la enfermedad que lo tiene tan delgado

¿Cómo afecta a los atletas el hecho de la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020?

Si podemos pensar en algo que te hace mucha ilusión, como la navidad, el día de tu boda, imagínate que el día de un mes antes te cancelan la boda, entonces viene una sensación de frustración, un gran dolor y una sensación de confusión de ‘esto no me puede pasar’, que es la reacción del duelo. y esto pasa para todos. Lo que hace la diferencia es el tiempo que pasan en cada etapa. La negación es muy peligrosa. De ahí vamos a la segunda fase que es el coraje, la rabia, pero no es depresión pero sí hay una razón objetiva para estar triste.

¿Cómo puede ir superando cada uno de ellos una noticia de impacto como esa?

Depende del tipo de personalidad, temperamento y contexto que tenga cada atleta, viene una aceptación y poco a poco se va pasando la cuarta etapa en donde lo aceptan y comienzan a devolver el control y el poder a cada uno de ellos y poder trabajar física, técnica, mental y estratégicamente para llegar mejor a los Juegos Olímpicos y pasar a la quinta etapa y que esto sirva como una oportunidad y hacer la gran diferencia en ellos.

¿Qué opinión tienes sobre el gran impacto que causa en algunos atletas a tal grado que pueden pensar en el suicido tal y como lo dijo Michael Phelps?

Ahí es cuando toma sentido el trabajo psicológico no solo cuando hay el riesgo sino como prevención. Porque es una frustración tan grande que el contexto va a marcar la diferencia, pero necesitan redireccionar el sentido de la vida. Sí, hay ideas suicidas, pero el contexto va a determinar que se quede en idea, que se quede en una gran tristeza, hay que ayudar al deportista a que viva este dolor y acompañarlo, entre más pronto pueda digerirlo, entonces más pronto podrá regresar y replantearse y salir renovado.

¿Existe algún tiempo estimado para que el impacto pase, o cada uno de ellos lo irá digiriendo de forma distinta?

Evidentemente cada quien lo digiere de manera distinta. Pero cuando es un duelo muy fuerte se considerarían entre tres meses y dos años. Siendo atletas se espera que sea menos tiempo a los dos años y puedan hacerlo en un tiempo más breve, porque el mundo del deporte está lleno de frustraciones. El atleta está acostumbrado a lidiar con frustración, pero evidentemente no este tamaño de frustración del que estamos hablando en este momento, pero al estar acostumbrados a ese punto de tantos retos, esperamos que no sean más allá de dos o tres meses. En cuanto puedan volver a entrenar al aire libre y puedan construir unos mejores Juegos Olímpicos para cada uno.

¿Puede compararse el impacto que causa una lesión grave que pueda marginar a algún atleta de disputar unos J.O con esta postergación?

Sí se compara mucho, porque en muchos casos las lesiones le impiden disputar una justa deportiva. Cada quien toma el estimulo de acuerdo a su preparación. El atleta que tenga la oportunidad de entrenar y hasta de mejorar para ir a Tokio lo puede llevar de mejor manera que el atleta que ya está cerca del retiro y que tuvo alguna lesión de la que no se pudo recuperar, entonces el golpe es mucho mayor y deja cicatrices más fuertes que los acompañan durante mucho tiempo, es irreparable, es como la muerte.

¿Cuál es el trabajo específico que se debe realizar con los deportistas en diversos ámbitos deportivos en el mundo para que evitar en lo mayor posible que bajen sus estados anímicos?

Parar en seco es una ley psicofisiológica que cuando paras en seco hay una descompensación física y psicológica. Es muy difícil porque no existe una fecha. Entonces hay que buscar mantener una optima forma sin garantía de que en algún momento dado se pueda tener el regreso y eso desgasta mucho. Hay que trabajar con ellos en el aspecto de estar en el presente, mucho en el aspecto de para que sirve en el hoy, para que no se tenga el riesgo de que decaiga el animo y que pueda ser negativo y contraproducente para el deportista.

¿Cómo asociar esto que acontece con el mundo del deporte a la vida cotidiana?

Hoy todos somos ese atleta al que nos quitaron nuestros Juegos Olímpicos que es nuestra libertad. Si no puedes ir a un campo, si no puedes ir a tu trabajo, estás viviendo una situación similar y de lo importante que tú le des al presente, que te centres en el aquí y ahora y que te pongas objetivos para salir adelante es una gran oportunidad. Aquellos que se lo tomen como un reto y una oportunidad son las personas que van a salir a la reconstrucción de un gran mundo que nos cambió las reglas.

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo