Destacado TV

México y Bélgica, unidos por su tradición floral en Bruselas

El 17 de agosto se colocará otra alfombra en la plaza de la Bolsa en la que participarán alfombristas de varias asociaciones.

Por EFE

La Grand-Place de Bruselas luce desde hoy tapizada con medio millón de flores en la XXI edición de un evento que cada dos años cubre de coloridas plantas los adoquines de la plaza más célebre de la capital belga, y que este año tiene a México como país protagonista.

La alfombra floral, que puede contemplarse hasta el próximo 19 de agosto está inspirada en tres culturas del estado mexicano de Guanajuato: la otomí, que ocupa la parte central del mosaico, y la cultura purépecha y la chupícuaro en los laterales.

Las begonias, las dalias, la corteza y el pasto son los elementos fundamentales del tapiz floral que representan varios elementos de estas tres manifestaciones culturales, como las aves o el fuego.

Según explicó a Efe la diseñadora del manto de flores, Ana Rosa Aguilar, se trata de la primera vez que permiten poner en la alfombra un símbolo religioso y por ello, San Miguel Arcángel el santo patrono de Bruselas y de Uriangato se encuentra en las esquinas superiores.

"La Grand-Place es el sueño de todo alfombrista ya que es el escenario más grande en todo el mundo del arte efímero", explicó la diseñadora que ya ha realizado más de 30 alfombras en México y que ha formado parte en eventos internacionales en otros países como España y Japón.

Tras el vistoso resultado visual se esconden 6 meses de trabajo, cuenta Aguilar, a los que se suma el impulso final de más de 100 voluntarios divididos en dos turnos que trabajaron desde las 3 de la madrugada de anoche para lograr que a las 12 de la tarde la alfombra estuviera lista.

En paralelo, este año se celebra también la incorporación de esta plaza a la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la agencia de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Loading...
Revisa el siguiente artículo