logo

De enero a julio de este año, los delitos en materia de hidrocarburos sumaban 3 mil 468 indagatorias en el país a causa del huachicoleo.

El 31.6% de estos delitos se concentran en dos estados de la República: Hidalgo y Puebla, donde se ha registrado un incremento en el robo de gas, que incluso ha sido reconocido por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en incidencia delictiva del fuero federal, en Hidalgo se registraron 481 carpetas de investigación y en Puebla 617.

Durante el primer trimestre del año, Pemex reportó un aumento del robo de este combustible de un 122%, en comparación con el mismo periodo en 2019.

Las perforaciones ilegales para el robo de gas LP pasaron de 213 a 474 en un año.

El estado con mayor indicencia delictiva en este tipo es Hidalgo con un total de 898 tomas ilegales, seguido por Puebla con 475; Edomex, con 357; Veracruz con 176 y Guanajuato con 168 perforaciones ilegales.

De acuerdo con expertos entrevistados por el portal Pie de Página, el Gas LP es más peligroso que la gasolina, ya que su composición química hace que tenga mayores probabilidades de ser inflamable.

La fricción de la ropa, el roce de metales o el calor al momento de hacer una perforación podrían ser suficientes para generar un flamazo e incluso una explosión.

Los accidentes más recientes por el huachicoleo

Huachicoleo
El robo de gas provoca explosión en Hidalgo

En los últimos tres meses se han detectado al menos cinco fugas de gas, derivadas de tomas clandestinas.

Del total, al menos dos fueron en Hidalgo y una en Puebla y en algunos casos, causaron explosión y personas heridas.

La más reciente fue el 15 de septiembre, en la carretera a Delicias, Chihuahua.

Autoridades reportaron una fuga causada por el rompimiento a toma de gas, al intentar hacer una toma clandestina en los ductos de Pemex.

Dos días antes, el 13 de septiembre elementos de la Guardia Naciona y el Ejército localizaron una toma clandestina de gas a la orilla de una parcela de cultivo en ejido de la comunidad de El Rosario, en San Juan del Río, Querétaro.

Mientras que, el 8 de septiembre, se registró un incendio derivado de una toma clandestina de hidrocarburo, del perforado a un ducto de Pemex en Ajacuba, Hidalgo.

La llama movilizó cuerpos de emergencia de la entidad y la paraestatal para controlar el evento.

El 4 de agosto, se suscitó una fuga de gas LP por una toma clandestina en un ducto sobre la carretera federal a Tehuacán, a la altura del poblado de San Jerónimo Ocotitlán, en el municipio de Acajete, Puebla.

Los elementos de seguridad tuvieron que realizar un incendio controlado en la toma para evitar una explosión.

El 28 de julio, se registró la explosión en un ducto de Pemex por la extracción ilegal del hidrocarburo en la localidad El Gorrión, también en el municipio Ajacuba, Hidalgo.

La fuga ocurrió en un ducto de 14 pulgadas en una zona despoblada y se descartaron personas lesionadas.

¿Cómo se castiga el huachicoleo?

Huachicoleo
El robo de gas ha aumentado en el último año, según cifras federales.

La Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Materia de Hidrocarburos, señala en su artículo 8 que, el robo de combustibles fósiles puede ser castigado con 20 a 30 años de prisión.

Esto, además de una multa de 20 mil a 25milveces el valor de la Unidad de Medida, la cual, para febrero de 2020 fue establecida en 86.88 pesos.

“(A quien) Sustraiga hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, de ductos, vehículos, equipos, instalaciones o activos, sin derecho y sin consentimiento de asignatarios, contratistas, permisionarios, distribuidores o de quien pueda disponer de ellos con arreglo a la ley.

“Aproveche hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos, sin derecho y sin consentimiento de asignatarios, contratistas, permisionarios, distribuidores o de quien pueda disponer de ellos con arreglo a la ley”, se advierte.

Las multas por huachicoleo llegan hasta 2mdp

Por lo que, las multas irían de un millón 737 mil 600 a los dos millones, 172 mil pesos.

Además, el artículo 9 también estipula una sanción para quien compre, enajene, reciba, adquiera, comercialice o negocie hidrocarburos, sin derecho y sin consentimiento de asignatarios, contratistas, permisionarios, distribuidores o de quien pueda disponer de ellos con arreglo a la ley.

De acuerdo con la Secretaría de Energía, se consideran hidrocarburos el petróleo, el gas natural, condensados, líquidos del gas natural e hidratos de metano.

Las penas también dependen de la cantidad de combustible que se sustraiga.

Mientras sea menor a 300 litros, el castigo puede ir de cuatro a seis años de prisión y una multa de los 347 mil 520 a 521 mil 280 pesos.

Y si supera los mil litros, la sanción puede llegar de los seis a 10 años de cárcel y multa hasta por 868 mil 800 pesos.

Y, en caso de no poder cuantificarse el volumen, la ley establece un castigo de 12 a 17 años de prisión y multa de un millón 42 mil 560 pesos a un millón, 476 mil 960 pesos.

Lo anterior, mientras se acredite que por las condiciones en que se encuentra contenido dicho volumen, se presuma que se trata de cantidades mayores a los dos mil litros.

 

Te recomendamos…