Los mitos y realidades sobre facturas electrónicas

Hay dudas sobre los requisitos para registar los documentos fiscales o errores por falta de atención en las indicaciones

Por Fabiola Ayala

Desde hace ocho años el Gobierno federal avaló la entrega de factura electrónica y hace dos hizo obligatorio el uso de dicho recurso como comprobante fiscal, pero aún hay confusión en la forma de generar el documento electrónico. 

El director estratégico de Fiscoclic, Raúl Santillán, refiere que uno de los principales problemas para contar con facturas digitales es la confusión entre la firma electrónica y el sello digital.

“Por ejemplo, algunos contribuyentes registran solamente la firma electrónica y creen que con eso basta para dar de alta sus facturas”, comentó en entrevista con Publimetro. 

Otra creencia es que se debe pagar un monto proporcional al que marca la factura y no por el tipo de  la misma.

Santillán explica que si bien el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cuenta con un servicio gratuito de facturación en línea, existen opciones de paga, pero no van en función del monto de las facturas, sino en el volumen que deba generar una persona física o moral que facture más de cuatro millones de pesos año.

Un servicio de factura electrónica puede costar entre 80 centavos y ocho pesos por factura y el beneficio para los clientes es que cuentan con asesoría permanente de cómo se están generando sus documentos.

¿Qué hacer?

1) Obtén la firma electrónica por medio de una cita en el SAT. 

2) Tramita al menos un Certificado de Sello Digital.

3) Busca un sistema informático para la generación de las facturas electrónicas.

4) Enviar a validar los documentos digitales al proveedor autorizado de certificación.

En breve

A 25 años de flash

La memoria flash, una de las tecnologías más usadas por empresas y consumidores para almacenar y transportar una gran cantidad de datos, cumplió 25 años de existencia. 

La compañía SanDisk resalta que en las últimas dos décadas este dispositivo ha aumentado su capacidad hasta 30 mil veces y su costo se ha reducido hasta 50 mil veces en ese mismo lapso. 

Recuerda que su primer producto fue una unidad de estado sólido (SSD) de 20 megabytes, que se vendía en mil dólares hace 20 años, y que actualmente costaría dos centavos. 

Dato

2.7 zettabytes (ZB) de contenidos digitales consumirá la gente, lo cual representa 20 veces la cantidad de 2005, refieren analistas de la revista especializada IDC.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo