Fuera, 80% de CV por mala redacción y faltas ortográficas

Los reclutadores tardan entre seis y 10 segundos para leer, revisar o desechar un currículum, advierten los especialistas laborales

Por:

¿Sabías que decenas de personas pierden oportunidades importantes de empleo por errores en su currículum? Un reporte de Bumeran.com reveló que 80% de los candidatos quedan fuera del proceso de sección laboral por la mala redacción y los errores ortográficos en dicho documento.

Indicó que, de acuerdo a la firma The National Résumé Writers Association, los reclutadores tardan entre seis y 10 segundos en revisar y rechazar un CV o, en su caso, elegir a quienes tendrán la oportunidad de pasar a la ronda de entrevistas. 

De tal suerte, refirió, que ser descuidado en la redacción del CV puedes perder el empleo de tus sueños. “Si el reclutador dedica poco tiempo o, apenas, da una mirada ‘rápida’ a la información, hay que evitar que te descarten por errores que causan mala impresión”.

Vende tu imagen y capacidad

Ivonne Vargas, especialista en Recursos Humanos de Bumeran.com, señaló que el currículum debe crear una imagen inmediata de quién eres y qué puedes hacer por el puesto que solicitas; por lo que es indispensable que logres transmitir cómo aplicarías tus conocimientos y habilidades para alcanzar metas concretas. 

“Un error común es no hablar de tus logros y limitarte a dar una lista de trabajos, con frases ambiguas que no demuestran tu potencial. Hay que entender que el CV es un argumento de venta que te hace ganar o perder un puesto determinado.

“De tal suerte que si el currículum lo utiliza para hacer marketing personal, es importante cuidar otros aspectos que conducen a una ‘mala venta’ del candidato, como excederse en datos personales y en el diseño del mismo, no jerarquizar adecuadamente la información, o mentir en el tipo de habilidades que tienes.

Adapta tu redacción al puesto que buscas

La especialista en asuntos laborales explicó que muchas organizaciones buscan en el currículum palabras asociadas al puesto y la actividad a desempeñar, por lo que debes investigar y esforzarte para ubicar las frases clave que hagan referencia a las habilidades solicitadas en la vacante e incorporarlas a tu CV, ya sea virtual o impreso. 

“Los empleadores reciben tantas hojas de vida para revisar, que es importante simplificar su trabajo para leerlas y, para ello, un punto crucial es buscar un diseño que jerarquice la información lo más claro posible, en especial al presentar la experiencia profesional.

¿Qué hago para tener un currículum de impacto 

Para redactar un currículum que impacte al reclutador, el portal Bumeran.com y los especialistas en recursos humanos te dan cuatro recomendaciones:

1. ‘Menos’ es más

En el CV aplica esta regla: debes ser estratégico al utilizar las palabras y evitar frases de ‘relleno’ que impiden al reclutador encontrar tu información relevante.

Esto aplica desde la primera sección de tu hoja de vida. Por ejemplo: para los datos personales basta con incluir nombre, teléfono, correo electrónico y, si acaso, dirección. La misma síntesis debe seguir a lo largo del documento. 

Un error común al llegar al apartado de experiencia profesional es perderse en describir habilidades o utilizar frases trilladas como “responsable por”. Esto genera una comunicación ambigua, no permite ver qué hiciste en el terreno laboral o en una práctica profesional.

2. Se vale releer lo que escribes 

Una falla recurrente son los “dedazos”; es decir, invertir u omitir letras y aunque esto parece un descuido sin graves complicaciones, no hay que tomar esto a la ligera.

Recuerda que estas haciendo marketing de tu persona y la pregunta que debes hacerte es: ¿quieres que la empresa tenga una mala imagen tuya, desde el inicio? Si tienes dudas sobre la redacción, comparte con alguien más el documento como ejercicio para detectar errores.

3. Resultados ¡hablan por ti!

Una tentación frecuente en el apartado de experiencia profesional es poner nombre de la empresa y, enseguida, enfocarse en citar una o dos obligaciones, lo cual es una salida fácil, pero no es la forma más atractiva de presentarte.

Al empleador le interesan tus resultados, no sólo saber de responsabilidades. Una forma atractiva de presentar esta información es elegir tus mejores logros y escribirlos utilizando esta fórmula: Reto (que viviste) + Acción (que tomaste) = ¿qué resultados?

De la misma manera, el empleador necesita saber en poco tiempo dónde has trabajado y qué has hecho. Mira este ejemplo:

• Trabajé un año en ventas, o…

• Trabajé un año en ventas, en “X” área, con “estos …” resultados.

Los dos párrafos hacen referencia a la misma persona, pero al incluir detalles llamas la atención en forma distinta.

4. Busca que la información ‘encaje’

Es muy importante que los datos, los conocimientos, la preparación profesional y la experiencia laboral coincidan con las destrezas solicitadas para ocupar el puesto y las metas de la organización.

También evita, a su vez, caer en la equivocación de tener una misma versión de currículum para todas las empresas que aplicas.

Loading...
Revisa el siguiente artículo