Sé perder y sé ganar: Margarita Zavala

Margarita Zavala aseguró que después del 1 de julio analizará desde qué trinchera ayudará a México

Por Mario Mendoza

Margarita Zavala se declaró como una demócrata “dispuesta” a ganar la Presidencia de la República, aunque reconoció que, si el voto no le favorece, después del 1 de julio analizará desde qué trinchera ayudará a México.

"Yo sé ganar como sé perder. No creo que lo sepan hacer otros", advirtió en entrevista con Publimetro.

“México es mi pasión, mi amor; el que da sentido a mi vida”, dijo durante una entrevista para los lectores de Publimetro, ocasión en que destacó sus propuestas y dejó en claro que no está dispuesta a declinar ni pedirá el voto útil a favor de ningún candidato.

Tras un mes de campaña, ¿cómo se siente Margarita Zavala?

— Ha sido un camino muy largo y ningún paso ha sido fácil, pero en México millones de mujeres y millones de hombres van en su camino y ningún paso es fácil.

La campaña ha significado constancia y al mismo tiempo estoy muy orgullosa de lo que he encontrado: miles de hombres y de mujeres que han sido muy valientes al acompañarme, al decir lo que piensan y al saber que tenemos que hacer política de manera distinta.

Sé que la política es para servir, para construir el bien común y que eso se logra de distintas maneras, y la mejor es cuando eres congruente.

También sé que todo eso significa hacer empatía con millones de mujeres. Como les he dicho: sé lo que es que te quiten el nombre, que te digan que no te toca, que es mejor rendirte, o que te digan cómo te vas a enfrentar y vas a lograr hacer justicia.

¿Qué aprendizaje te dejó el primer debate presidencial y qué reto debes superar para llegar a ser presidenta?

— Para mí era muy importante un debate en el que, por primera vez, me vieran millones de ciudadanos, porque la inequidad ha sido muy grande en términos de spots publicitarios.

Yo empecé cinco días después en esa materia y arranque hasta el 5 de abril. Y vean la inequidad: dos mil 800 spots en cada cadena de televisión y en cada estación, para la alianza de Meade; dos mil 600 para Ricardo Anaya; y mil 600 de Andrés Manuel; y yo 23. De ese tamaño es la diferencia.

Entonces, el spot del debate me llenó de mucha emoción. Yo no había tendido un spot en toda mi vida, hasta que apreció el del 5 o 6 de abril.

¿Y el reto que debes resolver?

— La verdad es que ya enfrenté muchos. Y el que tengo ahora es convencer a los ciudadanos, pero al final ellos tienen la palabra y, para mí, es fundamental saber que los ciudadanos tienen la decisión y que yo estoy en mi posición de candidata; que no soy dueña ni siquiera de mi equipo y mucho menos de quienes van a votar por mí, porque esas son decisiones personales.

En las campañas, las propuestas son muy importantes. ¿Menciona las tres o cuatro más importantes, que te llevarán a ganar el voto de los mexicanos?

— Primero, defenderlos de los delincuentes; o sea, el tema de seguridad. He sido muy clara con ello, porque he visto mucho dolor por la ausencia y debilidad del Estado.

Es más cómodo decir que los van a liberar (a los delincuentes) y que la amnistía; y echarle la culpa a otros en lugar de enfrentar a los delincuentes. He visto lo que ocasiona la cobardía de los políticos, por eso hago énfasis en el tema de seguridad.

También me gusta mucho el tema de justicia, porque es una manera de dar a cada quien lo suyo, y también porque la justicia exige honestidad.

La corrupción sistemática es el otro gran daño. Sé perfectamente que la honestidad en la vida pública es posible y que se puede ser honesto siempre. ¡Y sé que lo soy! Por eso me da tanto coraje la corrupción.

También es muy importante decir que nadie tiene por qué pasar por encima de las mujeres; que no tienen por qué decirles ‘ríndete’, deben pensar que no hay consecuencias si no las tratas… dándoles lo suyo.

En materia económica, ¿qué propones para que México crezca a tasas de 5% o 6%, como recomienda la OCDE?

— El país sólo va a crecer en grande si tiene pequeñas y medianas empresas fuertes. Pero si no hay aplicación de la ley, si el que abre un negocio no cree que le van a aplicar la ley igual al dueño de la Coca Cola o que al diputado, entonces no va a poder crecer.

Otra, que también va relacionada es que no haya tantas reglas, que no sea tan difícil poner un negocio, que no sea tan difícil hacer bien las cosas. Entonces, hay que desrregular.

También debes tener un presupuesto que garantice que el dinero va a donde tiene que ir, al progreso de la gente; que no se vaya a sueldos, salvo que sea de policías, maestros, enfermeras, doctores o camilleros.

Si van 12 mil millones de pesos a los partidos políticos no vamos a crecer; porque eso ha hecho que el dinero público copte a los políticos, quienes ya no sólo se deben a los ciudadanos, sino a la maquinaria que le permite tener esas cantidades: dos mil por partido, que es el caso del PRI, PAN o Morena.

¿Qué motores económicos hay que poner en marcha?

— Primero, tenemos que fortalecer el motor del turismo y del campo; además de otros tres fundamentales: la economía verde, la de mar —que puede que a los de la Ciudad de México no nos interese, pero que nos permitiría la conexión de los puertos del país— y también la de las industrias creativas. Los jóvenes podrían darnos un crecimiento económico mayor al que muchos imaginan, a través de las industrias creativas; y lo digo por la cultura, la música, la innovación y la tecnología.

Después del debate y haciendo un análisis de tus contendientes, ¿hay algún tema que te preocupe?

— Hay cosas que tenemos que resolver. Por ejemplo: la segunda vuelta electoral, que me parece muy importante, pero hay otras de fondo. Me preocupa la inseguridad, pero al mismo tiempo tengo una estrategia de seguridad fuerte y esa es una enorme diferencia con quien propone amnistía, o quien no propone, o quien cree que todo es un sistema financiero. También Ricardo, quien trae el tema de las comisiones de la verdad y que conozco bien, y que no les interesa enfrentar al delincuente con fuerza, de acuerdo con lo que le corresponde al Estado. El otro tema son las mujeres. Para mí las mujeres son fundamentales y no sólo en términos de retórica. Yo sé que el crecimiento de las mujeres, del mercado informal al formal, levantaría tres o cuatro puntos del PIB. Y una promoción del emprendimiento femenino, con un sistema financiero que les otorgue crédito, por supuesto que genera un aumento del PIB.

¿Qué piensas del nuevo aeropuerto? Hay quien dice que lo va a cancelar.

— Cancelar un aeropuerto es un tema demagógico en la campaña de López Obrador; que no ayuda a la estabilidad del país. Yo estoy de acuerdo en que haya un nuevo aeropuerto. En cualquier país del mundo les gustaría tener un aeropuerto y eso no excluye la responsabilidad de revisar todos los contratos y verificar que el proyecto sea honesto y legal. Pero hay que decir que no sólo se trata de construir una terminal, hay que integrar una red. Y también hay que decir que el nuevo aeropuerto genera una serie de empleos directos e indirectos al oriente del Estado de México, que es un lugar donde hay mucha marginación y pobreza.

Cuando se habla de Margarita Zavala la gente piensa en el ex presidente Felipe Calderón, aunque en eventos como el primer debate no se dejó ver. ¿Por qué no estuvo?

— ¡No es cierto! Fue con mis hijos al Palacio de Minería donde se hizo el debate. ¡Claro que fue! Pero soy muy cuidadosa de mi familia y me parecía que era más importante que estuviera con mis hijos.

Entonces, ¿no pesa ni tampoco te ha limitado?

— No. Para mí es un esposo a quien quiero mucho. Además hemos hecho una familia que me gusta; él ha sido muy respetuoso; tampoco me molestan las preguntas que tienen que ver con Felipe, porque estoy convencida de que él todos los días se levantó pensando en qué era lo mejor para México.

La mayoría de las encuestas te dan 5% o 7% de las preferencias. ¿Eso para qué te alcanza?

— En verdad es un esfuerzo que he hecho todos los días desde hace mucho tiempo, pero quien decide ese 5% o 7%, 20% o 35% son los electores.

Yo estoy obligada a presentarme con los ciudadanos, a hablar de lo que pienso, de lo que creo. Estoy obligada a actuar en congruencia, a no mentirles ni engañarlos. Sé de la enorme inequidad existente, pero también conozco la fuerza de los ciudadanos.

Sé muy bien que no tengo spots y que no tengo dinero público, pero sí sé que tengo alma, que tengo convicción, que tengo congruencia, que esta alternativa está acompañada de muchos jóvenes, de mujeres y de hombres, todos de buena voluntad, limpios.

Y estoy convencida que eso necesita el país en la política. Son los ciudadanos los responsables de hacer el bien posible.

Si el voto no te favorece y llegas al segundo o tercer debate con la misma inequidad de la que hablas.

— ¡Bueno! Con la inequidad voy a llegar. El asunto es otro.

¿Estarías dispuesta a terminar la campaña con dignidad o declinarías a favor de alguien más?

— La dignidad siempre, independientemente de todas las decisiones. Hace rato me preguntaban algunas cosas sobre el voto útil, pero yo la verdad nunca he llamado al voto útil y he estado mucho tiempo en la política. Creo que lo que tenemos que hacer es el bien posible, hacerlo probable y trabajar en ello. Entonces, nunca he dado a los ciudadanos una instrucción, pero siempre he actuado en congruencia. Al final de cuentas, al día siguiente de las elecciones, todos vamos a tener una tarea qué hacer para sacar adelante a México, y México siempre ha contado conmigo, ¡siempre! No siempre me ha tocado ganar o no siempre ha ganado el que yo he querido; y siempre México ha contado conmigo.

Entonces, ¿lo harías o no?

— ¡No, bueno! Esa pregunta, la verdad, no te la va a contestar nadie de los cinco (candidatos), pero sí te voy a decir que estoy dispuesta a ganar la Presidencia de la República, estoy a la altura y soy una demócrata. Y yo sé ganar como sé perder. No creo que lo sepan hacer otros.

Por último, ¿dónde va a estar Margarita Zavala después del primero de julio?

— Yo trabajo para que el primero de julio sea presidenta electa, y en caso de no serlo, estaré viendo en qué trinchera ayudar a México. Pero… México es mi pasión, mi amor, el que da sentido a mi vida y seguiré en nuestro país.

Quién es Margarita Zavala

  • Margarita Zavala nació en la Ciudad de México el 25 de julio de 1967.
  • Desde hace 25 años está casada con Felipe Calderón; con quien tiene tres hijos: María, Luis Felipe y Juan Pablo.
  • Es abogada por la Escuela Libre de Derecho y ha compartido su carrera política con la docencia.
  • En 1991 comenzó una importante trayectoria como consejera nacional del PAN.
  • Como militante de Acción Nacional también ocupó el cargo de directora Jurídica del Comité Ejecutivo Nacional y secretaria Nacional de Promoción Política de la Mujer.
  • De 1994 a 1997 fue diputada en la Asamblea de Representantes del Distrito Federal.
  • Entre 2003 y 2006 se desempeñó como diputada federal y fungió como subcoordinadora de Política Social del Grupo Parlamentario del PAN.
  • De diciembre 2006 a noviembre de 2012 ocupó la responsabilidad de Primer Dama del país, durante el sexenio de Felipe Calderón; periodo en el que también presidió el Consejo Ciudadano Consultivo del DIF Nacional. 
  • El 6 de octubre de 2017 renunció a la militancia del PAN; y el 30 de marzo de 2018 obtuvo el registro oficial del INE como candidata independiente a la Presidencia de la República.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo