¿Qué es el voto de castigo y cómo afectará el próximo 1-J?

El voto de castigo es una práctica que ha aumentado con el descontento social hacia las clases políticas en el poder

Por Publimetro

A diferencia del voto nulo, el voto de castigo tiene una función muy específica: negarle el apoyo al partido en el poder o a aquél que se apoyó en elecciones pasadas.

De esta forma, este tipo de voto busca castigar al partido regente por su mala gestión o en desacuerdo con alguna de las políticas llevadas a cabo durante su mandato.

Entérate: ¿Qué es el voto duro y por qué ha disminuido?

Este se puede expresar de varias formas:

  • Anulando el voto con alguna pinta o dejándolo en blanco
  • Votando por el partido de ideología diferente/ rival o por un candidato independiente

De acuerdo al periodista del Semanario Proceso Eduardo Gil Olmos, el voto de castigo tuvo su mayor expresión durante el sismo de 1985 ya que "trajo consigo un voto contra el PRI en la elección de 1988, y fue por eso –más que por una acción altruista– el primero en montarse en la campaña de proponer que el presupuesto de este año sea para los damnificados".

Asimismo, detalló que en la elección pasada del Estado de México el PRI recibió un voto de castigo pues su victoria fue con un millón menos que la elección paradas.

Por lo tanto, espera que en 2018, el voto juvenil que representa a 24 millones 600 mil personas muestre su mayor repudio a la mayoría de los partidos políticos y en su caso en contra del PRI, que es el primer gobierno priísta que atestiguan.

Por su parte organizaciones como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), llamó a sus trabajadores y allegados a ejercer voto de castigo contra el PRI durante estas próximas elecciones debido a los efectos que tuvieron por la reforma educativa.

No te pierdas: Conoce qué es el voto útil al que se refieren los candidatos presidenciales

El próximo 1 de julio se prevé esté marcado por voto de castigo pues hay una tendencia de ira y enojo que mantiene al electorado en contra del sistema actual.

Para dar una idea del enojo que ha ido en incremento durante las últimas elecciones, en 2012 se rebasó el máximo de votos anulados en 20 años al ser anulados 2 millones 471 mil 004 (4.96%) votos para la elección de diputados, 2 millones 755 mil 654 (5.52%) votos para la elección de senadores un millón 236 mil 857 (2.47%) votos para la elección de presidente.

También puedes leer:

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo